Economía

Las ventas minoristas cayeron casi un 10 por ciento durante agosto

Según los datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), fue el peor mes de los últimos años. Todos los rubros experimentaron retracciones.

Lunes 08 de Septiembre de 2014

Las ventas minoristas cayeron un 9,3 por ciento en agosto, respecto del mismo mes del año pasado, y registraron así el peor mes en los últimos cinco años. Así lo informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).

"El menor poder adquisitivo de las familias se notó durante la mayor parte del mes en todos los centro de consumo del país", dijo la entidad, al revelar números que reconfirman la fuerte retracción que sufre el consumo.

Precisó Came que el único momento en el que los comercios tuvieron un movimiento más significativo fue en la semana previa al Día del Niño, pero con el consumo muy focalizado en determinados productos.

"El ajuste de la demanda es contundente, ni siquiera las liquidaciones anticipadas, los descuentos, o las facilidades amplias de financiamiento que nuevamente comenzaron a ofrecer muchos comercios, atrajeron ventas", explicó la entidad.

Además, en agosto se incrementaron los rechazos de tarjetas por fondos insuficientes y hubo menos gente circulando por los locales comerciales.

"Claramente, el consumo parece estar lejos todavía de encontrar una base para revertir el ciclo de caídas consecutivas que se inició desde principio de año", evaluó la entidad que preside Osvaldo Cornide.

Las bajas más profundas ocurrieron en inmobiliarias, donde la actividad de compra y venta es casi inexistente; neumáticos, con una caída de 16,8 por ciento; y electrodomésticos, con una retracción del 16,3 por ciento. En este rubro, las familias evitaron compras de grandes montos, en parte por precaución y en parte por la falta de fondos en las tarjetas o por los retrasos en los pagos. Las cadenas de electrodomésticos grandes y medianas lanzaron ofertas agresivas durante el mes, con disponibilidades amplias de financiamiento, pero nada de eso tentó al público a modificar su decisión de cuidar los gastos.

"Pero todos los rubros tuvieron caídas profundas", aclaró Came, y añadió que, con el resultado de agosto, en los primeros ocho meses del año las ventas acumulan una baja promedio de 7,6 por ciento anual.

En ese escenario, más comercios están optando por cerrar o mudarse frente a las dificultades para hacer frente a los costos crecientes. En indumentaria, las ventas finalizaron agosto con una caída anual de 9,7 por ciento en las cantidades, repitiendo la tendencia de los últimos meses. Hubo ofertas, descuentos, promociones del tipo 2x1, financiamiento, pero la venta no se movió. En la semana previa al Día del Niño, los comercios de ropa para chicos y adolescentes tuvieron más movimiento, pero pasada esa fecha, quedaron prácticamente vacíos.

La retracción del consumo se sintió fuerte en rubros más inelásticos a los movimientos del ingreso o a lo que sucede con la confianza de los consumidores, como es el de alimentos y bebidas. Las cantidades vendidas finalizaron el mes con una baja anual de 3,8 por ciento. En general, el público sacó productos de su canasta, eso se notó en gaseosas o jugos, y se volcó a los productos del programa Precios Cuidados, o a segundas y terceras marcas.

En jugueterías y artículos de librería, las cantidades vendidas bajaron 8,3 por ciento anual. Otros rubros con bajas fuertes fueron regalería (-9,6 por ciento) y bijouterie (-9,1 por ciento). El comportamiento general que se observa es evitar gastos de todo aquello que sea prescindible, sin importar si son baratos o caros.

puja distributiva

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario