Economía

Las ventas en los súper aumentaron un magro 1,1 por ciento en noviembre pasado

El consumo en las cadenas comerciales y los centros de compra no repuntó el año pasado, según las cifras oficiales y privadas

Viernes 19 de Enero de 2018

Las ventas en supermercados avanzaron 1,1 por ciento en noviembre, mientras en los shoppings tuvieron un incremento de 1 por ciento en el mismo período, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Al dar a conocer los resultados de la encuesta de supermercados, el sondeo señaló que las ventas a precios constantes "durante noviembre de 2017 sumaron un total de 23.269,7 millones de pesos, lo que representa un aumento del 1,1 por ciento respecto de noviembre de 2016".

En el caso de los centros de compra, el estudio subrayó que las ventas a precios constantes en noviembre último, alcanzaron un total de 3.796,6 millones de pesos, lo cual significa un incremento de 1 por ciento frente al mismo mes del año anterior.

En las ventas por cantidades o precios constantes, las ventas en los centros de compras muestran una desaceleración respecto de los últimos dos meses, mientras en los supermercados se mantiene el nivel de ventas de los últimos cuatro meses, pero que no muestra una recuperación fuerte, coincidiendo con las mediciones privadas del sector.

A precios corrientes, es decir midiendo el impacto de la inflación de precios las ventas en los supermercados llegaron a una facturación de 32.182,7 millones de pesos y suben un 21,1 por ciento en forma interanual.

En las ventas totales a precios corrientes, durante noviembre los grupos de artículos con los aumentos interanuales más significativos en los supermercados fueron bebidas con 24,8 por ciento; panadería, con 23,2 por ciento; almacén, con 22,9 por ciento; y carnes, con 22,7 por ciento.

Las jurisdicciones donde se registraron las subas más importantes fueron: Salta, con 27,3 por ciento; Córdoba, con 25,7 por ciento; y 24 partidos del Gran Buenos Aires, con 24,4 por ciento.

En los centros de compras las ventas a precios corrientes llegan a los 4.893,4 millones y muestran un incremento interanual del 16,8 por ciento.╠

Las ventas en los shoppings o centros de compras crecieron un 29,4 por ciento en patio de comidas, 27,9 por ciento en alimentos y kioscos, 22,1 por ciento en juguetería y librería y papelería 20,3 por ciento mientras que el rubro "Otros" creció un 28 por ciento.

En la ciudad autónoma de Buenos Aires las ventas en los centros de compras crecieron un 18,6 por ciento y en los 24 partidos del Gran Buenos aires un 15 por ciento, ambas en forma interanual a precios corrientes.

Los 32.182,7 millones de pesos facturados durante noviembre se repartieron en un 80,9 por ciento para las grandes cadenas y el restante 19,1 por ciento para las medianas superficies.

La cantidad de personas ocupadas en las grandes cadenas de supermercados ascendió a 92.421 empleos, 2,5 por ciento menos que en noviembre de 2016.

Si bien el organismo de estadística todavía no procesó los datos de diciembre, desde el ámbito privado, estimaron que el consumo masivo retrocedió 1 por ciento durante el año pasado.

Dos años en baja

Así lo informó un relevamiento de la consultora Kantar Worldpanel, sobre las ventas de los productos de la canasta básica. De esta forma, el consumo cierra en baja por segundo año consecutivo.

"El comportamiento del consumo hace que iniciemos un año con un arrastre bajo para 2018, con expectativas no mayores a un 1 por ciento de crecimiento para el primer semestre", aseguró Federico Filipponi, director comercial de Kantar Worldpanel. "Una de las principales causantes para que diciembre no continuara con la tendencia positiva de meses anteriores fue el comportamiento dispar de los diferentes sectores", agregó.

En Kantar Worldpanel destacaron que tanto bebidas como cuidado personal, que venían mostrando un comportamiento positivo, finalizaron el mes a la baja, con caídas en volumen del 2 por ciento y el 5 por ciento, respectivamente.

No obstante, en el Palacio de Hacienda, relativizaron estas cifras al destacar que "el consumo es algo más de lo que pasa en los supermercados y shoppings" y que debido a los cambios en los hábitos, ese mayor nivel de demanda se refleja en el aumento de más del 30 por ciento en el IVA que recauda el comercio minorista y mayorista.

Desde la propia consultora reconocen que las compras de las familias en los comercios mayoristas crecieron 20 por ciento en 2017.

De acuerdo con el informe, "el canal mayorista logró que el 47 por ciento de las familias lo visiten en 2017 y sumó a lo largo del año casi 500.000 clientes nuevos en comparación con 2016, la penetración más alta de su historia", destacó Federico Filipponi, director Comercial de Kantar Worldpanel.

No obstante, según Filipponi, "la ecuación general para el canal mayorista no es tan positiva, ya que el consumidor final es sólo una parte de su negocio, y la venta efectivamente mayorista cayó al ritmo de la caída de los autoservicios, que perdieron un 10 por ciento".

malaria. En los centros de consumo se nota la caída del poder adquisitivo de la mayoría de la población.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario