Economía

Las provincias apuestan a pelear ingresos en el mercado de capitales

Los bonos en dólares que emitieron varias provincias argentinas mejoraron sus rendimientos en las últimas semanas y se perfilan mejor que los títulos nacionales, cuya demanda creció fuerte en los últimos tiempos producto de la liquidez circulante.

Miércoles 21 de Octubre de 2009

Los bonos en dólares que emitieron varias provincias argentinas mejoraron sus rendimientos en las últimas semanas y se perfilan mejor que los títulos nacionales, cuya demanda creció fuerte en los últimos tiempos producto de la liquidez circulante. En este contexto alcista, la reforma de la ley de responsabilidad fiscal, que ya logró media sanción en la Cámara de Diputados, habilitaría una mayor cantidad de emisiones de bonos que —según los analistas— serían aprovechadas por muchas de las provincias que tienen sus cuentas comprometidas, pero también por los inversores tentados por un mejor rendimiento.

Con los ingresos fiscales amesetados y gastos en ascenso, las provincias apuntarían a la fórmula de los 90, hacerse de liquidez mediante el endeudamiento. Una ecuación que durante esa etapa de “endeudamiento fácil” complicó al sector productivo su posibilidad de financimiento.

Referentes del mercado aseguran que los bonos provinciales resultan atractivos para los inversionistas porque ofrecen dos o tres puntos de tasa más que sus pares nacionales. No obstante, algunos operadores estiman que en una primera etapa —aprobada la suspensión de la ley de responsabilidad fiscal— las provincias podrían realizar emisiones para enfrentar deudas con sus proveedores y después salir a competir en la búsqueda de recursos a través del mercado de capitales.

Se abre el grifo. Las excepciones a la ley de responsabilidad fiscal, que fueron aprobadas la semana pasada por Diputados, comenzarán a ser debatidas hoy en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta. Si sale su aprobación se prevé que queden sin efecto por dos años la aplicación de la prohibición para emitir deuda a las provincias por un valor superior a 15% de sus ingresos corrientes.

Además, en caso de que Argentina confirme en el corto plazo las señales positivas que ha venido enviando al mercado en las últimas semanas, como acercamiento al Fondo Monetario Internacional (FMI), una oferta a bonistas que quedaron fuera del canje y al Club de París, los bonos provinciales mejorarían aun más.

Lucas Lainez, operador de Puente Hnos., mencionó que la mejor performance de los bonos de las provincias está dada por la garantía que se otorgue. A modo de ejemplo mencionó que actualmente Neuquén otorga como respaldo sus regalías petroleras o otras provincias atan sus bonos a la coparticipación de impuestos. También apuntó que será importante si se ofrece una tasa variable o fija.

“Hay provincias interesadas en avanzar en nuevas emisiones, como Córdoba o Chubut, y les sirve mientras no sean demasiadas honrosas. Por otro lado, el inversor evalúa caso por caso lo que le ofrecen y las provincias deben estar atentas a esto”, apuntó el analista.

Santa Fe observa. Sobre la posibilidad de que Santa Fe emita su propio bono dijo que “la provincia tendrá éxito cuanto cumpla más requisitos, porque será mejor para los inversores”.

No obstante, desde el gobierno han insistido que sacar un bono por ahora no está en los planes.

Por su parte, Pedro Cristiá, analista de Rosental, señaló que los bonos de la provincias “van de la mano con los bonos soberanos” pero tienen algunas diferencias. “Los de Buenos Aires están pagando un 18%, mientras que los de Neuquén porque están atados a las regalías y son más seguros sólo un 8%. Si el gobierno arregla con los bonistas la Argentina logrará una mejor calificación de riesgo y a las provincias también les llegará su turno”, explicó el operador al tiempo que aclara que cuanto más certidumbre se generé el inversor más se animará.

El economista Salvador Di Stefano advierte que el mercado de los bonos provinciales es muy chico y subrayó que si comienza a abrirse será para realizar emisiones que sirvan para el pago de proveedores. “Las provincias tienen deudas con sus proveedores y provincias como Mendoza están pensando en emitir un bono compulsivo para pagarles. Tiran la pelota para 2012 y tienen aire para regularizar el rento de las cuentas públicas. Sin embargo esto puede jugar en contra porque seguramente si un proveedor recibe un bono no se presentará en una nueva licitación”, destacó.

Banco Mundial

El Banco Mundial aprobó un crédito de 150 millones de dólares para Argentina, para ser destinado a un proyecto de transporte en áreas metropolitanas de Buenos Aires, dijo ayer el Ministerio de Planificación. El monto otorgado constituye la primera fase de un programa mayor por un total de 400 millones de dólares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario