Economía

Las naftas subieron un 6 por ciento en promedio

YPF subió las naftas y el gasoil un 6,3 por ciento, en Axion del 6 por ciento y en Shell 6,3 por ciento.

Lunes 02 de Diciembre de 2019

Finalmente, luego de que el Gobierno actualizara la semana pasada los montos del impuesto a los combustibles, el impacto se trasladó a los surtidores, aumentando los precios de las naftas y el gasoil en promedio un 6%.

   Los dueños de estaciones de servicio señalaron que incrementaron sus productos, por lo que esta es la décima suba del año. En ese sentido, en las estaciones YPF el aumento de las naftas y el gasoil fue del 6,3 por ciento, en Axion del 6 por ciento y en Shell 6,3%. “El aumento se explica principalmente por recuperación de precio de crudo y biocombustibles a productores locales y suba de impuestos. Pero los aumentos de esta noche no revisten el mismo porcentual en todo el país”, indicó la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) mediante un comunicado.

   De esta manera, en YPF el litro de nafta súper pasó a valer 53,34 pesos, la premium $61,54 el litro, el diesel $49,94 y el diesel premium $58,44.

   Por su parte, Shell tiene desde ayer a 53,99 pesos el litro de nafta súper, $62,39 el litro de nafta premium, $51,99 el diesel y $59,39 el diesel premium.

   Desde el inicio del año hasta establecerse este nuevo incremento, los precios de las naftas y el gasoil subieron un 43 por ciento promedio.

   El gobierno había actualizado el viernes los montos del impuesto a los combustibles, con vigencia desde este domingo, por medio de un decreto publicado en el Boletín Oficial. Esta era una medida que el Poder Ejecutivo tomó luego de mantenerla postergada en los últimos meses, a raíz del proceso electoral.

   Se trata de la actualización impositiva a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, que impactaría en poco más del 2% sobre los precios al consumidor. Hace apenas dos semanas, las petroleras habían incrementado los precios de los combustibles en un 5% en promedio, tras el fin del congelamiento por 90 días que el Gobierno había establecido tras la derrota en las PASO.

En rigor, la actualización del impuesto a los combustibles y la suba del valor de los biocombustibles para corte obligatorio le puso un piso de 2% al incremento, pero se descontaba que las compañías sumarían entre 3% y 4% para mejorar los márgenes de ganancia. El decreto del Gobierno, que desdobló el incremento del componente impositivo sobre los combustibles, le deja una decisión clave al gobierno entrante. Es que los impuestos a los combustibles (el ICL y el impuesto al dióxido de carbono) se actualizan en enero, abril, julio y octubre de cada año, considerando, en cada caso la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec, del trimestre que finalice el mes inmediato anterior al de la actualización que se efectúe. Con la suba del ICL decretada ahora, restan 17 puntos porcentuales de ese incremento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario