Economía

Las empresarios suben la presión para mover el tipo de cambio

Convocatoria presidencial. Cita clave con Cristina en Río Gallegos. La Confederación Argentina de la Mediana Empresa alertó sobre la situación de las economías regionales.  

Miércoles 21 de Agosto de 2013

Crece el coro de voces empresarias y de economistas que demandan una mayor devaluación del peso. Ayer se sumó el titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), Osvaldo Cornide, quien señaló que la Argentina sufre un "retraso cambiario" que generó "problemas de competitividad y productividad". En tanto, el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, aseguró que la devaluación "ya la hizo el mercado".

A pocas horas de participar del acto que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner organizó en Santa Cruz, Cornide se acopló con sus declaraciones a las de su par de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez. El dirigente fabril pidió el lunes una corrección de la política económica.

El titular de los industriales planteó que "hay que hacerle ver la realidad a la presidenta", ya que "si no hacen las correcciones, tendrán menos votos" en octubre.

La demanda devaluacionista se produce en un contexto en el que, paradójicamente, el gobierno aceleró la depreciación del peso. En 2013, el tipo de cambio oficial se depreció más del doble respecto a igual período de 2012. Al punto que la moneda argentina está entre las cinco que más cayeron en los primeros ocho meses del año. Salvo la fortísima devaluación de Irán (102 por ciento en abril pasado), Argentina —con un 13 por ciento entre enero y agosto— está sintonía con el ritmo de ajustes producidos en Sudáfrica (18,24 por ciento), en Brasil (17,73 por ciento) o India en (14,89 por ciento), entre los emergentes. Está por encima de Japón (10,34 por ciento).

Igual, Cornide aseguró que "las economías regionales necesitan medidas para atemperar el retraso cambiario, y también un sistema de reintegros para que algunas actividades que muestran quebranto, vuelvan a ser rentables".

Las entidades rurales, y los productores defienden y practican la retención de mercadería en demanda de un ajuste cambiario, vía devaluación o baja de las retenciones. Eso se expresa en que más del 30 por ciento de la cosecha de soja todavía no se vendió. También desde el sector de procesamiento de granos se incrementó la presión para mejorar el tipo de cambio.

Acerca de la reunión convocada por la presidenta en Río Gallegos, Cornide enfatizó: "Nosotros vamos a escuchar, pero tenemos cosas que decir".

En tanto, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna aseguró que la devaluación "ya la hizo el mercado pero el gobierno no la quiere reconocer". Por ese motivo, la economía nacional transita "el peor de los mundos", según el economista, actualmente enrolado con el intendente de Tigre y candidato a diputado por el Frente Renovador, Sergio Massa.

A su criterio, "la economía está en proceso de deterioro" y agregó que "la inflación se generó por la emisión de dinero sin respaldo". Aseguró que "la inversión es escasa y, así, la creación de empleos se frenó". También opinó que "la situación energética es complicada".

A la convocatoria de Cristina, además de Came y la UIA, asistirán la Confederación General Empresaria (CGERA), la Confederación General del Trabajo (CGT) oficialista, la Unión de Obreros de la Construcción (Uocra), la Asociación de Bancos (Adeba) y la Cámara de la Construcción (CAC).

"Será un marco propicio para comenzar a dialogar entre los distintos sectores", sostuvo el presidente de CGERA, Marcelo Fernández. En cambio, para el titular de la CGT opositora, Hugo Moyano, la reunión —a la que no fue invitado— será "un monólogo presidencial" y cuestionó las "políticas de maquillaje" después de las elecciones primarias.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario