Economía

Las compras por el Día del Niño cayeron 3,3 por ciento con respecto a 2017

Videojuegos, artículos deportivos y calzado sufrieron una baja con respecto al año anterior.

Domingo 19 de Agosto de 2018

Las ventas minoristas por el Día del Niño en comercios pymes cayeron un 3,3% con respecto al año anterior, según un informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
El dato positivo es que la Noche de las Jugueterías, que se realizó el jueves pasado, tuvo un alto impacto, sobre todo en la ciudad de Buenos Aires, mostrando un incremento de 19 por ciento con respecto a 2017. De acuerdo con el organismo, la mayor parte de las ventas en el resto de los rubros que integran la canasta del Día del Niño se efectuaron a partir del viernes por la tarde, aunque fueron menores a las de otras épocas.
Tanto los sectores de electrónicos, tecnológicos, electrodomésticos, celulares, consolas y videojuegos, artículos deportivos y calzado sufrieron una baja con respecto al año anterior. En promedio, la caída fue del 3,3% frente a la misma fecha del 2017, según un relevamiento que hizo la CAME en 780 comercios de diferentes provincias de la Argentina.


La única excepción fue el rubro juguetes, en el que la demanda creció un uno por ciento motivada por "las promociones y campañas que se realizaron en este ramo", de acuerdo con la entidad empresaria.
"La canasta de juguetes, la Noche de las Jugueterías y en el caso de la Ciudad de Buenos Aires la promoción de 50% off durante el jueves con la tarjeta del Banco Ciudad fueron de mucha utilidad para sostener la venta", explicó Matías Furió, presidente de la CAME
Por otra parte, el informe detalla que el gasto promedio de los consumidores se ubicó este año en $655, un 19% por encima del 2017, "dando cuenta que las familias se volcaron a regalos de valor inferior". Además, el relevamiento muestra que el 22,6% de los comercios consultados tuvieron alzas en sus ventas, mientras que el 61% las retrajo, y en otro 16,4% se mantuvo sin cambios.
"El fin de semana largo de alguna manera le restó consumo a la venta de bienes, porque muchas familias se dedicaron a realizar un pequeño regalo-objeto y compartir una tarde ya sea en cine, teatro, almuerzo, o juegos con sus hijos. Se hizo equilibrio para ajustar el presupuesto y, además de cumplir con la fecha, poder salir de viaje", explicó la CAME.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario