Economía

Las CGT opositoras saldrán a dar pelea contra el pago de Ganancias

Los dirigentes de la CGT Azopardo y de la Azul y Blanca aseguran que buscan evitar la pérdida del poder adquisitivo. Van por la unidad gremial, pero aún hay fricciones.

Viernes 30 de Enero de 2015

El sindicalismo opositor al gobierno salió a marcar la agenda de discusión en la disputa por los ingresos, pero también en ese ámbito volvieron a quedar expresadas las diferencias entre los dirigentes de los distintos gremios.

En el marco de una cumbre en Mar del Plata, los líderes de la CGT Azopardo, Hugo Moyano y de la Azul y Blanca, Hugo Barrionuevo, insistieron ayer en la unidad del sindicalismo y renovaron los reclamos por paritarias libres y anticipadas, y la eliminación del impuesto a las ganancias para los asalariados.

En el encuentro, al que no asistieron algunos de los dirigentes más importantes, Moyano junto con Barrionuevo, advirtieron que comenzarán a delinear un plan de lucha para continuar con los reclamos que se encuentran en agenda desde el año pasado.

Así, antes de que comiencen las paritarias correspondientes a 2015, los sindicatos ya advirtieron que tienen la intención dar batalla a la pérdida del poder adquisitivo, durante el encuentro llevado a cabo en un hotel de Mar del Plata.

A la cita faltaron el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, Omar Maturano de la Fraternidad y su par de los gremios marítimos-portuarios, Juan Carlos Schmid.

"La reunión va a ser política. Barrionuevo no pierde nada si llama a un paro. Si realmente quisiera la unidad del movimiento obrero, lo hubieran llamado a Caló. Hablé con Maturano y quedamos en que no vamos a participar", dijo Fernández.

Mientras que Barrionuevo arremetió contra los ausentes al señalar que "hay algunos compañeros que necesitan todavía de los subsidios del Estado, pero que también tienen que velar por los intereses en general". Y agregó: "La idea nuestra es buscar la unidad y al secretario general de esa unidad. Cuando llegue el momento en forma criteriosa y prudente vamos a elegir lo mejor que sea para lo que viene".

Por la unidad. En su exposición, Moyano insistió en el "llamado a unidad del movimiento obrero", mientras recordó: "Como decía Perón, si a este país no lo arreglamos entre todos, no lo arregla nadie. Sino nos unimos, no lo arregla nadie".

"No estamos peleados con nadie, pero desgraciadamente se insiste en la división", fustigó el líder de la CGT opositora y enfatizó: "Todos estamos dispuestos a dar un paso hacia donde sea, hacia el costado, hacia adelante o atrás, con el objetivo de cumplir con lo que está reclamando toda la sociedad, que es la unidad del Movimiento Obrero organizado".

El sindicalista eludió a la prensa antes del inicio del plenario, donde advirtió también que "la unidad no puede estar condicionada por los tiempos" y aseguró: "A algunos no les dejan hacer la unidad, pero creemos que se van a sumar porque todos los trabajadores tenemos los mismos reclamos".

"Vivimos momentos muy especiales, muy difíciles y además de todos los problemas de la economía, de los problemas que sufren los trabajadores, la desocupación y despidos masivos que hay en el país, de la miseria que cobran los jubilados, de la inseguridad, ahora se suma el problema del temor", se quejó el gremialista. De la cumbre también participaron el jefe del gremio de los panaderos, Abel Frutos; los secretarios generales del sindicato de Empleados de Estaciones de Servicio, Carlos Acuña; del gremio de pilotos, Jorge Pérez Tamayo y de los judiciales, Julio Piumato.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS