Economía

Las Bolsas cayeron porque dan por hecha una recesión en EEUU

Una serie de datos y declaraciones que apoyan la posibilidad cada vez más cierta de una recesión en Estados Unidos provocaron una caída generalizada de los mercados accionarios mundiales. La Bolsa porteña no escapó al terremoto y cerró ayer con una fuerte baja.

Miércoles 16 de Enero de 2008

Una serie de datos y declaraciones que apoyan la posibilidad cada vez más cierta de una recesión en Estados Unidos provocaron una caída generalizada de los mercados accionarios mundiales. La Bolsa porteña no escapó al terremoto y cerró ayer con una fuerte baja.
  El peor desempeño de los últimos cinco años de las ventas minoristas en EEUU, los malos resultados financieros del Citigroup, el rescate de Merrill Lynch y las declaraciones del ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, sobre la inminencia de una recesión, provocaron la salida masiva de los inversores de posiciones sobre activos de riesgo.
  Con este escenario, las acciones de los tres principales índices bursátiles estadounidenses cayeron más de 2%, mientras que en América latina Brasil lideró las caídas con un 3,6%. En Argentina, el índice Merval bajó 2,95% El resto de los países de la región registró pérdidas superiores al 2%.
  La jornada arrancó con el recorte de dividendos anunciado por el Citigroup, a raíz de las pérdidas por 9.830 millones de dólares que tuvo en el cuarto trimestre de 2007. Este rojo está relacionado con los préstamos para la vivienda del sector de alto riesgo, lo que propició una caída del 7% de sus acciones.
  El principal banco de Estados Unidos recibió 14.500 millones de dólares de sus accionistas de Arabia Saudita, Kuwait y Singapur.
  También Merril Lynch debió ser rescatado, en este caso por tres grandes accionistas de Corea del Sur, Kuwait y Japón. Le inyectaron 6.600 millones de dólares.
  Las noticias que involucraron a ambas entidades preocuparon al mercado, por la posibilidad de que la crisis del crédito mundial esté lejos de haber terminado.
  El panorama se volvió más oscuro luego de que el gobierno de EEUU informó que las ventas minoristas cayeron inesperadamente en diciembre para cerrar su año más débil desde el 2002. La energía más costosa y la caída de los precios de las viviendas deprimieron el gasto para compras de fin de año.
  Las ventas minoristas se consideran un referente clave debido a que el gasto de los consumidores representa más de dos tercios de la actividad económica estadounidense. “El panorama comienza a complicarse más y el efecto positivo de un recorte de tasas agresivo (que se espera en EEUU) se va diluyendo a través de nuevos síntomas de recesión”, dijo Claudio Szlaien, analista de Marlon Recursos Financieros.
  Una reducción acentuada de las tasas de interés en Estados Unidos atraería más inversiones a los países emergentes, y los mercados esperan que la Reserva Federal decida un recorte de tipos en su reunión de fin de mes e incluso antes.

Greenspan agorero. El ex jefe de la FED Alan Greenspan volvió ayer a señalar que la economía de su país está en recesión o a punto de caer en ella. La probabilidad “no es abrumadora, pero marginalmente apunta a esa dirección”, dijo.
  El economista agregó: “Los síntomas están claros, las recesiones no ocurren de manera suave, suelen estar indicadas por una discontinuidad en el mercado, y los datos de las semanas recientes bien podrían caracterizarse de esa manera”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario