Economía

Largó la primera licitación por el gasoducto del NEA

Dos empresas presentaron ayer las ofertas económicas para proveer los caños destinados a la construcción del Gasoducto del Nordeste (GNEA), en un nuevo paso hacia la concreción de esta obra que permitirá el transporte de 27,7 millones de metros cúbicos diarios de gas boliviano hacia la Argentina.

Sábado 26 de Enero de 2008

Dos empresas presentaron ayer las ofertas económicas para proveer los caños destinados a la construcción del Gasoducto del Nordeste (GNEA), en un nuevo paso hacia la concreción de esta obra que permitirá el transporte de 27,7 millones de metros cúbicos diarios de gas boliviano hacia la Argentina.
  De la licitación nacional e internacional convocada por el gobierno argentino a través de la empresa estatal Enarsa participaron seis empresas y fueron seleccionadas dos: la argentina Siat (Techint) y la mexicana Tubacero.
  La entrega de los caños deberá efectuarse entre julio de 2008 y octubre de 2009 de acuerdo al pliego licitatorio.
  Los presidentes de la Argentina y Bolivia, Cristina Fernández de Kirchner y Evo Morales, presidieron la ceremonia de apertura de los sobres realizada este mediodía en el Salón Sur de la Casa de Gobierno.
  Allí la presidenta dijo que la Argentina “paga el mejor precio por su gas a la hermana República de Bolivia” y agregó que “eso es unidad latinoamericana”.
  “Eso es hacerse cargo no sólo de la necesidad de la solidaridad y la unidad de los pueblos en los discursos sino en la acción concreta”, remarcó.
  Por su parte, el presidente Morales dijo que los países de Sudamérica deben “gestar su unidad” para convertir a la región en “una gran esperanza para el mundo”.
  “Estamos convencidos de esta unidad de países y de pueblos de Sudamérica y Latinoamérica. Estamos obligados a gestar procesos de liberación, obligados a gestar la unidad para la dignificación de nuestros pueblos. Sobre todo para que Sudamérica sea una gran esperanza para el mundo”, afirmó Morales.
  Del acto participaron además el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el de Hidrocarburos y Energía de Bolivia, Carlos Villegas Quiroga.
  El ministro De Vido destacó que el acuerdo energético alcanzado con Bolivia permite que “hoy argentinos y bolivianos empecemos a poner en valor el Gasoducto del Nordeste Argentino”.
  Para el ministro “esta no es una obra más, es la obra donde se inicia la conectividad energética Sudamericana enseñándole al mundo que la energía no nos debe dividir sino permitir nuestra unión, la mancomunión de naciones, y fundamentalmente el desarrollo sostenido, solidario y sustentable de los pueblos”.
  Calificó de “especial” al proyecto “porque dos empresas, Enarsa y YPFB, cuyos capitales accionarios son estatales mancomunaron esfuerzos en un proyecto a más de 30 años”.
  El gasoducto del GNEA dijo que “tiene por objetivo transportar 27,7 millones de metros cúbicos diarios de gas boliviano a la Argentina, producido y separado en Bolivia, como corresponde a un proyecto solidario entre hermanos”.
  Señaló que ahora Bolivia “aprovechará con el financiamiento argentino los subproductos del gas natural, siendo este un claro síntoma de vigencia plena de soberanía boliviana sobre sus recursos”.
  Así aludía a la planta de separación de gases que se construirá en el sur de Bolivia, en zona de frontera, con un costo de 450 millones de dólares que pagará íntegramente la Argentina.

Abastecimiento. Los 20 millones de metros cúbicos diarios de gas adicionales posibilitarán que accedan a ese beneficio provincias como Chaco, Formosa, norte de Santa Fe, Corrientes y Misiones, que hoy no cuentan con ese combustible; contribuirán a asegurar el abastecimiento doméstico, y aumentarán la confiabilidad del sistema energético.
  “Ese gas será consumido mayoritariamente por la población del Nordeste que no es que tienen un poco menos de gas, sino que hoy no tienen gas”, señaló De Vido.
  “El peor servicio público es el que no se presta y el que no se prestó históricamente”, enfatizó.

La obra estará lista en 2010

La construcción del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), que transportará gas natural desde Bolivia, se iniciará en julio de este año y se pondrá en marcha en enero de 2010. Así lo señaló el ministro de Planificación, Julio De Vido, durante un acto realizado en la Casa de Gobierno.
  El gasoducto de 1.465 kilómetros de extensión costará 1.880 millones de dólares. Se instalarán tres estaciones compresoras, en Campo Durán (Salta), Juárez (Formosa) y Gato Colorado (Santa Fe).
  La capacidad de transporte será de 27,7 millones de metros cúbicos día entre la frontera con Bolivia y General Mosconi (Salta), y 11,6 millones de metros cúbicos entre esta última localidad y Coronda, en Santa Fe.
  El centro y control de mando del gasoducto se ubicará en Esperanza (Santa Fe) y se suministrará gas a las provincias de Salta, Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones y Santa Fe a través de 42 derivaciones. Enarsa concretará en febrero el llamado a licitación de equipos.
  La construcción comprenderá cuatro tramos: el primero, de 348 kilómetros de longitud entre Salta y Juárez (Formosa, presupuestado en 257 millones de dólares, el tramo 2 entre Juárez y Gato Colorado (norte de Santa Fe), de 635 kilómetros y 303 millones de dólares de presupuesto, el tramo 3 entre Gato Colorado y Coronda, de 482 kilómetros de longitud y 264 millones de dólares. El tramo 4 comprende los trabajos referidos a telecomunicaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario