Lagarde teme que la guerra comercial afecte al país
La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió ayer sobre las consecuencias que podría tener una guerra comercial mundial en los países en desarrollo, en particular Argentina o Turquía que ya enfrentan problemas económicos.

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió ayer sobre las consecuencias que podría tener una guerra comercial mundial en los países en desarrollo, en particular Argentina o Turquía que ya enfrentan problemas económicos.

El creciente conflicto entre China y Estados Unidos podría representar una sacudida para estas economías, dijo Lagarde en una entrevista publicada por el "Financial Times".

La directora del FMI manifestó que aún no se siente que haya habido un efecto contagio, pero esto "podría cambiar rápidamente". Según Lagarde, el conflicto comercial provoca inseguridad y pérdida de confianza.

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó a China con establecer nuevos aranceles a bienes por un valor de 200.000 millones de dólares y luego por otros 267.000 millones de dólares. Esto significaría que prácticamente todas las importaciones de China tendrían impuestos extraordinarios.

La guerra comercial encarece los bienes y genera mayores dificultades a países como Argentina, con una fuerte dependencia de las importaciones. A esto se suma la fuerte devaluación sufrida por el peso en relación al dólar, así como la de la lira turca.