Economía

Lacunza asume con el desafío de ponerle un freno al dólar y calmar los precios

En el peor momento de la gestión de Macri, el nuevo ministro de Economía deberá controlar el tipo de cambio y su impacto en el resto de las variables.

Martes 20 de Agosto de 2019

A Hernán Lacunza le toca hacerse cargo de la economía en el peor momento de la administración de Mauricio Macri. La mayoría de los economistas coincide en que el problema más urgente que tendrá que afrontar el nuevo ministro de Hacienda es controlar al dólar.

Al respecto, apuntan que la economía argentina es bimonetaria y al ser la divisa norteamericana la que representa el valor para la mayoría de los agentes económicos, si no se logra aquietar dentro de determinado valor al dólar, se corre el riesgo parálisis en la actividad económica, faltante de productos y mayores retiros de fondos de los bancos, fenómenos que agravarían la situación.

Las próximas semanas serán cruciales ya que será importante estabilizar el tipo de cambio y evitar el traslado a precios de esta nueva suba del dólar, aunque cabe señalar que la recesión pone un límite a esta situación.

Un dato clave es la cantidad de reservas líquidas con que cuenta el Banco Central para intervenir en el mercado. Días atrás, en el marco de una exposición, el ex titular de la entidad, Luis Caputo, señaló que la autoridad monetaria cuenta con unos u$s 28.000 millones, pero entre las consultoras se recorta esta cifra a cerca de 15.000 a 20.000 millones. Las declaraciones de Alberto Fernández en cuanto a que el dólar a $60 se encuentra en un valor "razonable" como otras opiniones en ese sentido, tendieron a frenar la suba.

Lacunza también recibe la cartera con presiones del ala política del gobierno que aspiran a lograr más medidas de "alivio" para la población. Una de las críticas más fuertes es la falta de ajuste de las jubilaciones. Se comenta que por el momento se descarta algún tipo de ayuda adicional a este sector, ya que la Argentina es uno de los países que más dinero destina a la seguridad social — más de 11 puntos del PBI — y cualquier ajuste en los ingresos de los pasivos tendría un efecto desequilibrante de las cuentas públicas.

Otro frente que deberá atender son los gobernadores que pusieron el grito en el cielo por la decisión de la administración central de otorgar medidas de alivio que suponen un recorte en los fondos que reciben las provincias calculado en 51.000 millones de pesos.

Y como si esto fuera poco, en los próximos días vendrá una misión del Fondo Monetario para revisar la situación argentina. El acuerdo con el organismo contempla un nuevo desembolso de fondos por u$s 5.500 millones. Los especialistas auguran una discusión entre las autoridades nacionales y el FMI por la marcha de las cuentas públicas y consultoras como Quantum señalan que esta fuente de financiamiento "no estaría asegurada".

El equipo

El designado ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, confirmó ayer parte del gabinete que lo acompañará. A los funcionarios ya en sus cargos sumó miembros de su equipo en la provincia como Sebastián Katz, Milagros Gismondi y Hugo Medina, informaron ayer sus colaboradores. En tanto, siguen Lopetegui, Pena y Bausili.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS