Economía

La tensión comercial entre China y EEUU sacudió el mercado de granos

En respuesta a las trabas de Trump, el gobierno chino anunció la suba a de aranceles a 196 productos. Impacto en el precio de la soja

Jueves 05 de Abril de 2018

La tensión comercial entre Estados Unidos y China tuvo un nuevo capítulo después que Pekín decidió gravar productos centrales en el intercambio bilateral, como la soja, los automóviles y al sector aeronáutico.

Las dos mayores economías mundiales anunciaron planes para imponerse recíprocamente tarifas a importación por 50.000 millones de dólares, un paso firme en dirección a una guerra comercial de imprevisibles consecuencias.

En una respuesta simétrica a una iniciativa adoptada por Washington el martes pasado, Pekín también puso en marcha un proceso en la Organización Mundial del Comercio (OMC), paso que deja en evidencia la posibilidad de un enfrentamiento generalizado.

"Cualquier intento de poner a China de rodillas con amenazas e intimidaciones nunca tendrá éxito. Tampoco tendrá éxito esta vez", advirtió el portavoz del ministerio de Exteriores, Geng Shuang, quien aseguró: "No hay ganadores en una guerra comercial, y el que la inicia se hace daño a sí mismo y a los demás".

China ya anunció que recurrirá a los tribunales arbitrales de la Organización Mundial del Comercio (OMC),

El agravamiento de las tensiones comerciales inquietó a las bolsas mundiales. Las acciones en Estados Unidos operaron en baja durante casi toda la rueda, aunque cerraron al alza en Wall Street. Tras arrancar con una baja de 501 puntos, el promedio industrial Dow Jones cerró con una ganancia de 230 puntos, o alrededor de 1 por ciento.

Las acciones tecnológicas revirtieron pérdidas tempranas, con la notable excepción de Facebook, que cayó ligeramente. Las acciones de títulos de consumo estuvieron fuertes, pero las industriales, como Boeing y Deere —que podrían verse perjudicadas por aranceles— cerraron con pérdidas.

En el mercado granario, Chicago se movió a la baja. El precio de la soja cayó 5 por ciento apenas se conoció la decisión de China pero a lo largo de la jornada se fue recuperando y terminó en baja del 2,19 por ciento. Su caída arrastró al maíz y al trigo.

No obstante, en la plaza local la oleaginosa contó con subas para la soja disponible. Por soja tanto con entrega inmediata como con entrega contractual, las fábricas de la región aumentaron su propuesta de compra, alcanzando los $ 6.100, informó la Bolsa de Comercio de Rosario. En tanto, el precio ofrecido por trigo con entrega contractual se mantuvo en $ 4.000, y la oferta por maíz mayo cayó a u$s 173.

La decisión de China de elevar los aranceles a mercancías estadounidenses por 50.000 millones de dólares que incluyen soja, aviones y automóviles, es en respuesta a la subida de impuestos propuesta por Washington a las importaciones chinas, también por la misma cantidad de dólares.

Pekín respondió con tasas de un 25 por ciento que afectan principalmente al Estados Unidos rural, que votó mayoritariamente al presidente Donald Trump. Se ven afectados sobre todo la soja, los automóviles, la carne vacuna y los productos de las industrias químicas y aeronáuticas estadounidenses.

La soja es el principal producto que exporta Estados Unidos y en torno al 60 por ciento se vende a China. Las sanciones de Pekín afectan también a otros productos agrarios como el maíz, el trigo o el algodón.

En total se trata de 106 productos estadounidenses en cuatro categorías por un valor también de 50.000 millones de dólares anuales, según el Ministerio de Comercio en Pekín.

Las posiciones de uno y otro lado tienen matices. Estados Unidos dijo que no aplicará los aranceles de inmediato y abrió un periodo para recibir comentarios del público que concluye el 11 de mayo y hay una audiencia sobre el tema programada para el 15 del mismo mes, con el objetivo de que las empresas y los consumidores tengan la oportunidad de cabildear para que algunos productos sean retirados de la lista o se incluyan otros.

Las autoridades fiscales chinas tampoco dijeron cuándo entrará en vigor el arancel de 25 por ciento a las importaciones, pero indicaron que eso dependerá de lo que haga el gobierno de Donald Trump sobre los aranceles que planea imponer a bienes chinos.

El enfrentamiento también refleja la tensión entre las promesas de Trump para reducir el déficit comercial con China, que fue de 375.200 millones de dólares el año pasado y las ambiciones de desarrollo del Partido Comunista. Por este motivo, el gobierno de Trump recomendó el martes la aplicación de aranceles de 25 por ciento a las importaciones de mercancías chinas también por 50.000 millones de dólares.

El Ministerio de Comercio chino calificó la decisión estadounidense de violación de las leyes internacionales de comercio e informó que China actuó para proteger sus "derechos e intereses legítimos".

Compañías e inversionistas temen que el conflicto pueda frenar el comercio mundial y retrasar la recuperación económica.

retruco. China pondría en marcha un arancel del 25 por ciento a los productos importados de EEUU.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario