Economía

La tasa de Leliq subió al 74 por ciento y el dólar volvió a caer

El Banco Central adjudicó letras a siete días por más de $ 100 mil millones. El precio sube todos los días. La divisa cedió hasta llegar a $ 39 en Rosario.

Jueves 04 de Octubre de 2018

El dólar profundizó ayer la tendencia bajista y cerró a $ 38,73 en la city porteña y a $ 39 en las casas de cambio rosarinas, en una jornada en que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) licitó Letras de Liquidez (Leliq) a siete días y elevó la tasa promedio de corte a 71,267 por ciento, un rendimiento más atractivo para inversores.

El BCRA adjudicó Leliq por un total de $ 109.519,9 millones con una tasa promedio de corte de 71,2 por ciento, aunque el máximo de tasa pagada fue de 74 por ciento. Esta fue la tercera licitación de Leliq en el marco del nuevo esquema de política monetaria.

El lunes, en el debut del programa monetario, el BCRA adjudicó $71.060 millones a una tasa de 67,1 por ciento promedio; el martes otorgó $52.815 millones a una tasa 69,4 por ciento promedio y ayer subió a $109.519,9 millones y la tasa fue de 71,2 por ciento promedio.

"El BCRA continuará realizando diariamente subastas de Leliq a 7 días para cumplir con la regla de crecimiento nulo del promedio mensual de la base monetaria que entró en vigencia el 1º de octubre", indicó la entidad en un comunicado.

En ese escenario, los ahorristas minoristas se pueden volcar a los plazos fijos como una inversión segura con un rédito que puede ganarle a la inflación, estimada en 42 por ciento. El Banco Nación, por ejemplo, ofrece la posibilidad de constituir un plazo fijo a treinta días con una tasa anual de 48 por ciento en la plataforma digital, mientras que el Provincia de Buenos Aires brinda un rendimiento del 50 por ciento.

Con esta tentadora tasa de interés de las Leliq, durante la rueda de ayer, según un promedio realizado por la autoridad monetaria, la divisa norteamericana terminó a $36,75 para la punta compradora y a $38,73 para la vendedora, 33 centavos menos que el día anterior.

De ese modo, el tipo de cambio tuvo tres caídas consecutivas, las cuales se dieron desde la puesta en marcha del nuevo esquema de política monetaria tras sellar el acuerdo con el FMI. Durante ese período, el billete verde acumuló una baja de 8,13 por ciento.

El dólar mayorista también operó con tendencia negativa y perdió 41 centavos, a $37,69. El volumen negociado en el segmento de contado se mantiene en niveles limitados al ser de tan sólo u$s 396,356 millones.

Así, la demanda de dólares volvió a ceder frente a un mercado que opta por las inversiones en pesos ante las elevadas tasas de interés dispuestas por el Banco Central. Pese a que hasta ahora los altos retornos funcionaron para poner un freno a la escalada de la moneda norteamericana, los analistas ya advierten que impactará en la actividad económica con una profundización de la recesión.

En ese marco, el índice Merval cayó ayer 1,62 por ciento y los bonos retrocedieron, impactados por la suba de 3,11 por ciento del bono a 10 años del Tesoro de los Estados Unidos. Con esta caída, el índice líder cerró en 32.201 puntos, con un volumen operado en acciones de $ 982 millones, el cual se encuentra por debajo del promedio diario de las últimas semanas.

Analistas bursátiles advirtieron el efecto negativo que en la plaza pueden generar tasas de interés que presentan otros instrumentos de inversión. "Como consecuencia de la nueva política monetaria muchos inversores están desarmando posiciones en activos dolarizados a los efectos de aprovechar estos altos rendimientos", señaló Eduardo Fernández, analista de Rava Bursátil.╠

Jackie Maubre, directora de Cohen advirtió que el mercado está limitado de ofertas. "Me preocupa en este escenario la reducción de productos y con la corrección que sufrió el mercado, los nuevos inversores se han asustado y espantado", dijo, al tiempo que señaló que las propuestas hoy se limitan a bonos soberanos, Leliq, Letes y a una escasa propuesta corporativa"

Por su parte, los títulos públicos en dólares finalizaron prácticamente con totalidad de bajas, acentuadas en el tramo largo de la curva de rendimientos de hasta 1,1 por ciento en el caso del bono a 100 años (AC17).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario