Economía

La soja fue por los mil pesos pero Chicago la frenó

La volatilidad del mercado de Chicago impidió que la soja alcanzara en la plaza disponible local el precio de mil pesos por tonelada. Luego de la caída del miércoles, producto de los temores por la recesión en Estados Unidos, la oleaginosa arrancó la jornada de ayer con una fuerte tendencia alcista en el principal mercado de commidites del mundo...

Viernes 18 de Enero de 2008

La volatilidad del mercado de Chicago impidió que la soja alcanzara en la plaza disponible local el precio de mil pesos por tonelada.
  Luego de la caída del miércoles, producto de los temores por la recesión en Estados Unidos, la oleaginosa arrancó la jornada de ayer con una fuerte tendencia alcista en el principal mercado de commidites del mundo. El informe semanal de exportaciones de ese país, que confirmó la fortaleza de la demanda, impulsó bruscamente el precio hasta que habló el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y los fondos de inversión comenzaron una ola de ventas.
  Como resultado, los contratos de futuros de soja más cercanos cerraron finalmente la volátil jornada con pérdidas. En el apogeo del mercado de referencia, las especulaciones sobre la posibilidad de que la soja disponible local alcanzara los mil pesos por tonelada se dispararon. Finalmente, cerró en 970 pesos, una módica recuperación de 10 pesos luego de los 20 que había perdido el día anterior. La soja nueva se negoció, por su parte, a 303 dólares por tonelada con entrega en mayo.
Buenos Aires. Donde el precio de la soja llegó a negociarse en dólares a un nivel equivalente al de mil pesos la tonelada fue en la posición enero 2008 del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) que opera “sobre Rosario”. Aunque con condiciones más restrictivas, este contrato opera como un virtual mercado disponible en la plaza porteña.
  De hecho, en las últimas jornadas de febriles expectativas de precios, algunos grandes compradores locales optaron por ofrecer precios más altos en el Matba, lo cual generó inquietud entre empresas que, por cuestiones de costos, no pueden ofrecer esa operatoria. De todos modos, el desinfle de última hora en Chicago también impactó en ese contrato, que ajustó en 316 dólares por tonelada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario