Economía

La reforma encara un sinuoso camino en el Senado provincial

Legisladores frentistas dudan de la voluntad de sus pares del PJ para materializar a la brevedad las enmiendas a la Carta Magna.

Viernes 29 de Junio de 2018

El proyecto de reforma de la Constitución santafesina ingresado una semana atrás por los senadores provinciales del Frente Progresista (FPCyS) fue girado ayer a consideración de cinco comisiones de la Cámara alta. Sin embargo, entre los legisladores oficialistas persisten las dudas respecto de un inmediato avance del debate y, en especial, de la voluntad de sus pares del justicialismo de materializar a la brevedad las enmiendas a la Carta Magna.

La remisión de la iniciativa reformista a cinco comisiones fue definida durante la sesión ordinaria del Senado que presidió el vicegobernador Carlos Fascendini. En rigor, se trata de un derrotero parlamentario similar al que vienen transitando desde hace casi dos meses los otros tres proyectos en danza en Diputados: el mensaje oficial enviado por la Casa Gris y otros dos suscriptos por los opositores Luis Rubeo (PJ) y Héctor Cavallero (PPS).

El texto firmado por seis senadores de la UCR y dos del socialismo, con el explícito guiño de la administración de Miguel Lifschitz para activar un debate que quedó freezado en Diputados, fue girado ayer a las comisiones de Asuntos Constitucionales, Presupuesto y Hacienda, Derechos Humanos, Asuntos Comunales y Desarrollo Regional y Defensa Civil.

"La cantidad de comisiones no es necesariamente un retraso sino un trabajo que implica mayor participación", comentó a La Capital, con una dosis de optimismo respecto de los plazos parlamentarios, el senador frentista Miguel González.

Para el ex ministro de Salud provincial (dos primeros años de la gestión de Lifschitz), tras el "acuerdo consolidado" en Labor Parlamentaria con el mayoritario bloque de senadores justicialistas, el oficialismo considera que "los tiempos los marcará la voluntad política de avanzar en un período razonable para que todos puedan expresarse".

González señaló que, independientemente del proyecto remitido por el Ejecutivo a Diputados, en el seno del bloque del FPCyS en el Senado estiman que "es posible mejorar la iniciativa para afianzar la necesidad de contar con una reforma constitucional este año, que no es electoral".

"Estamos, conceptualmente y en el contenido de las reformas, de acuerdo con el proyecto del Ejecutivo en torno a la adecuación de la Constitución de 1962 al siglo XXI, ampliando derechos, haciéndola más igualitaria y promoviendo la participación popular", dijo González.

No obstante, el senador subrayó: "También se tuvieron en cuenta algunos puntos planteados como un obstáculo a la hora de avanzar en la Cámara baja, como la modalidad de elección y la distribución de los convencionales constituyentes, con representación departamental".

Si bien el proyecto adquirió estado parlamentario, lo que más desvela a los senadores frentistas es la percepción de que el justicialismo no acompañará el proyecto reformista, más allá de la ausencia de un pronunciamiento formal del PJ santafesino sobre las eventuales enmiendas a la Carta Magna.

En ese sentido, en los despachos del FPCyS advirtieron por lo bajo acerca del rol de los legisladores peronistas: "Hay quienes hacia afuera dicen una cosa y después, puertas adentro hacen otra".

Aludieron así a las expresiones iniciales a favor de la reforma por parte de algunos senadores del PJ. Y potenciaron los interrogantes al recordar que "nunca se definió una posición unánime en el peronismo" frente a la iniciativa, razón por la cual concluyeron: "Nadie se quiere cortar solo".

Es que, a fines de abril, el temor a una intervención partidaria hizo que el peronismo provincial dilatara el debate y posterior pronunciamiento orgánico por la reforma constitucional. En los hechos, la asunción de Luis Barrionuevo al frente del PJ nacional puso en un segundo plano la definición sobre el proyecto que Lifschitz envió a Diputados.

Por lo pronto, y pese a que se definen como reformistas, entre los senadores de PJ parece prevalecer la idea de debatir la reforma de la Carta Magna con tiempo y respetando la posición partidaria.

Asimismo, en el FPCyS reconocieron como factor de peso para la resistencia justicialista en el Senado la inclusión de la reelección del jefe de la Casa Gris en el proyecto reformista. "Probablemente muchos se pregunten: «¿para qué brindarle esa posibilidad al socialismo»", deslizaron.

De todos modos, en el oficialismo subrayaron que el proyecto que acaba de ingresar al Senado no erige a la reelección del gobernador como un requisito ineludible para poder avanzar con una reforma constitucional en la provincia.

Contenido

Evidenciada la imposibilidad del oficialismo de acelerar en Diputados el tratamiento de la iniciativa reformista, ocho senadores del Frente Progresista ingresaron días atrás a la Cámara alta un proyecto que también declara la necesidad de modificar parcialmente la Carta Magna.

La propuesta lleva la firma de González y los restantes integrantes del bloque oficial: Felipe Michlig, Rodrigo Borla, Miguel Cappiello, Lisandro Enrico, Orfilio Marcón, Germán Giacomino y Hugo Rasetto.

El proyecto, teniendo en cuenta la controversia detonada en Diputados, resalta la posibilidad de "habilitar o no" la reelección del gobernador y del vice, definición que quedará supeditada a los convencionales constituyentes.

Cámara alta. Los ocho senadores del FPCyS aspiran a no repetir lo ocurrido en Diputados, donde la reforma constitucional está empantanada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario