Economía

La recaudación sufrió el impacto de la crisis

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) anunciará hoy que la recaudación tributaria total de 2018 habría rondado los $ 3,3 billones. Esta cifra implica un alza nominal del 32 por ciento, que se convierte en caída real cuando se la compara con una inflación del orden del 46 por ciento.

Miércoles 02 de Enero de 2019

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) anunciará hoy que la recaudación tributaria total de 2018 habría rondado los $ 3,3 billones. Esta cifra implica un alza nominal del 32 por ciento, que se convierte en caída real cuando se la compara con una inflación del orden del 46 por ciento.

Los ingresos fiscales en diciembre sumarían por $ 310.000 millones, con un aumento nominal respecto a igual mes del año pasado también del 32 por ciento,debajo de la inflación.

Estos resultados reflejaron el menor nivel de actividad económica, que sólo en el tercer trimestre del año presentaba una caída interanual del 3,5 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Por ejemplo, la recaudación de aportes al sistema de seguridad social sólo aumentaron 25 por ciento en términos interanuales. Es consecuencia de un menor nivel de empleados registrados (se perdieron 120.000 puestos en un año) y el retraso en la actualización de los salarios.

La recaudación de todos los impuestos internos aumentó en promedio sólo un 27 por ciento.

En cambio, la que proviene del comercio exterior sumó 50 por ciento interanual. El gran cambio fue que, a partir de septiembre, y luego de la devaluación que llevó al dólar a cotizar en torno de los $ 40, el gobierno retomó el cobro de retenciones a las exportaciones.

El titular de la Afip, Leandro Cuccioli, aseguró además que la economía se mueve con "mayor formalidad, a través del pago con tarjetas de débito u otros medios electrónicos, ayudaron a incrementar la recaudación". Lo explicó a partir de la propia crisis, ya que "los comercios no quieren perder de vender". De modo que "un restaurante que antes no daba ticket y sólo recibía efectivo, ahora tiene que tener el pos y aceptar que le paguen $ 1.000 con tarjeta de débito, porque nadie va a ir con tantos billetes en la mano".

Para amortiguar la caída de la recaudación, la Afip lanzó varios planes de facilidades de pago a lo largo del año.

Precisamente, dispuso prorrogar hasta el 31 de enero el llamado "puente fiscal" que cerraba el 31 de diciembre, pero que originalmente finalizaba el 31 de octubre.

Contribuciones

Por otro lado, desde ayer las empresas cuentan con un mínimo no imponible de $ 7.003,68 por las contribuciones patronales que paga por cada empleado de su plantilla. El beneficio corre para todas menos para las firmas del sector de calzados, textiles y cueros, que podrán descontar $ 17.509,20.

Esto se debe a la reforma fiscal aprobada hace un año. Allí el gobierno dispuso unificar en todo el país una alícuota de contribuciones patronales del 19,5 por ciento en 2023, con un cronograma gradual que sube de a medio punto que arranca desde los 17,5 por ciento en 2018. Para hacer menos gravoso el incremento de la alícuota se estableció un sistema de mínimos no imponibles como existe en otros impuestos.

El mínimo para contribuciones patronales fue de $ 12.000, actualizables por inflación. Pero el camino gradual de aplicación. En 2018 fueron $ 2.000 por empleado y en 2019 le corresponderían $ 4.000, que ajustados son $ 7.003,68.

Los derechos de

exportación y los

planes de pago

buscaron amortiguar la caída de la recaudación

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});