Economía

La recaudación provincial: presupuesto vs realidad

La pandemia y el aislamiento alteraron sensiblemente la actividad. El efecto sobre las arcas de la provincia fue violento e inmediato.

Domingo 16 de Agosto de 2020

El presupuesto provincial es un instrumento legal que contiene una proyección de la totalidad de la actividad económica del gobierno para todo un período fiscal, incluyendo el conjunto de ingresos y gastos.

Normalmente, adquiere carácter de ley previo al inicio del año calendario, tal como ocurrió con el presupuesto del corriente ejercicio 2020, el cual fue sancionado por el Senado el 28 de noviembre de 2019. Esa proyección se realiza en base a una estimación del comportamiento que tendrán las variables macroeconómicas nacionales, y en base a esa estimación se determina el nivel de actividad de la economía provincial.

El estallido de la pandemia del Covid-19 constituyó una contingencia imprevista que alejó drásticamente el comportamiento de la economía real respecto de las previsiones sobre las cuales se había asentado la ley de presupuesto 2020.

Durante de enero y febrero, previo a la implementación de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio (Aspo), los números de la provincia no se alejaron significativamente de los parámetros establecidos presupuestariamente, aunque registraron caídas en términos reales. Sin embargo, las consecuencias macroeconómicas de la pandemia y de la implementación de la Aspo alteraron sensiblemente la actividad tanto nacional como provincial, y el efecto sobre las arcas de la provincia fue violento e inmediato.

En ese sentido, la merma en los ingresos percibidos por la provincia adquirió dimensiones inusitadas: durante los primeros seis meses de 2020, la recaudación total acumulada fue $ 17.000 millones menor a lo que establecían las proyecciones presupuestarias, cifra que equivale a un mes de la masa salarial bruta de los empleados provinciales y a 1,25 veces el volumen de recursos recibidos por el régimen de coparticipación.

Sin embargo, esa baja performance respecto a las proyecciones incorporadas en el presupuesto aglutina desempeños disímiles en lo que respecta al flujo de recursos de origen provincial y aquellos de origen nacional.

Los ingresos del gobierno se componen de recursos recaudados por la propia administración provincial, así como de una elevada proporción de recursos distribuidos por parte del gobierno nacional.

La subejecución en ambos casos llegó a los valores más bajos en el mes de abril, pero la recuperación posterior fue más significativa en el caso de los recursos de origen provincial que en los de origen nacional, los cuales han evolucionado de forma mucho más débil y todavía en el mes de junio reportaban una subejecución superior al 17%.

El desempeño las finanzas de la provincia estuvieron determinadas fundamentalmente por las debilidades económicas que erosionaron la recaudación a nivel nacional, ocasionando una merma de casi $ 16.000 millones para la provincia en este primer semestre. Sumada a la menor recaudación de tributos de origen provincial, la subejecución total ascendió a valores cercanos a los $17.000 millones.

El mejor desempeño relativo en la recaudación a nivel provincial estuvo asociado a las menores restricciones a sobre la actividad social, productiva y comercial a partir del mes de mayo.

Sin embargo, esa evolución en los meses venideros va a estar supeditada a la evolución de la situación epidemiológica en el territorio provincial, así como a la intensidad de las medidas de Aspo implementadas para administrarla.

(*) Secretario de Finanzas e Ingresos Públicos de Santa Fe

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario