Economía

La reactivación tracciona un aumento de las inversiones

En marzo hubo un fuerte incremento de las tasas para ampliar la capacidad productiva. Proveedores de la construcción, con planes

Martes 25 de Mayo de 2021

La inversión es el componente más dinámico de la recuperación macroeconómica, con un crecimiento de casi 50% en marzo pasado, destacó un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).

“Con el mejor mes de marzo desde el año 2018, la inversión ya es el componente más dinámica de la recuperación macroeconómica”, según el estudio coordinado por el economista Santiago Fraschina. Ese mes el índice de la Inversión Bruta Interna Mensual (Ibim)) elaborado por la consultora Orlando J Ferreres & Asociados arrojó un crecimiento interanual, medido en términos reales de 49,1%.

El sector que más se expandió fue equipo durable importado, con un 90,3%, seguido por equipo durable de producción y construcciones, con 50,5% y 47,8% respectivamente. Por su parte, equipo durable de origen nacional registró un incremento de 20,1%.

El IBIM viene experimentando un crecimiento continuo en términos interanuales desde noviembre del año pasado, lo que implica una recuperación de la capacidad productiva, tras haber sufrido un retroceso entre mayo de 2018 y octubre de 2020, resaltó el análisis.

“Es menester que la trayectoria de la inversión bruta continúe con este nivel a fin de incrementar el stock de capital”, agregó el informe. En ese sentido, sostuvo que “la trayectoria de la inversión bruta dependerá en mayor medida de la evolución de la demanda agregada, es decir, del comportamiento del componente que tiene mayor incidencia en el nivel general, que es el consumo”.

La Undav remarcó que “incrementar el stock de capital es vital para aumentar la capacidad productiva y potenciar el crecimiento económico futuro”.

“La inversión pública y privada tienen un gran efecto expansivo sobre la economía en su conjunto, de allí su importancia para incrementar el nivel de la actividad económica”, concluyó el informe.

Inversiòn de cemento

Traccionada por la actividad de la construcción, importantes inversiones se llevan adelante en el sector de la provisión de insumos para ese sector, como el cementero.

Por ejemplo, la empresa cementera Holcim inauguró una línea integral de producción de cemento en la planta de la localidad cordobesa de Malagueño, para la cual invirtió u$s 120 millones, en un evento que contó con la participación virtual de los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

La iniciativa permitirá que Holcim cuente con un nuevo horno y un molino vertical de última generación y con un nuevo centro de despacho de 3.000 metros cuadrados con una capacidad aproximada de 120.000 bolsas por día (equivalentes a 6.000 toneladas), informó la compañía en el evento.

El CEO de Holcim Argentina, Christian Dedeu, señaló que “la nueva línea es una gran apuesta al mercado interno y responde a la creciente demanda nacional de materiales para la construcción residencial, inversión privada y obras de infraestructuras”.

Por su parte, el director ejecutivo de Loma Negra, Sergio Faifman, ratificó la inminente puesta en marcha de una nueva planta con una inversión de u$s 350 millones. En declaraciones consignadas en el informe de resultados de la compañía, el directivo recordó que “debido al cierre del Covid-19 la demanda de cemento tocó fondo en abril del año pasado”. Pero señáló que, desde entonces, el volumen de ventas “se ha recuperado de manera sostenida y en este primer trimestre se ha estabilizado en valores comparables a los niveles pre pandémicos del primer trimestre de 2019”.

El empresario adelantó, por otra parte, que la ampliación de la planta de L’Amalí (Olavarría) y la puesta en marcha total “está prevista para los próximos meses”.

La reactivación textil

Otro sector en recuperación es el de la indumentaria. Según un informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES), durante el primer trimestre del 2021, la producción del segmento textil sostuvo su sendero de recuperación con fuerte incremento del 22% con respecto a igual periodo del año 2020. En lo que respecta a las prendas de vestir, el índice sectorial también tuvo una recuperación en el periodo analizado del 18,3% durante el primer trimestre de 2021.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario