Economía

La pulseada política nacional a través del dólar

Tras varios meses de inmovilidad, el mercado del dólar blue se despertó esta semana, por el lado de las cotizaciones más que de las escasas operaciones que lo sustentan.

Domingo 21 de Junio de 2015

Tras varios meses de inmovilidad, el mercado del dólar blue se despertó esta semana, por el lado de las cotizaciones más que de las escasas operaciones que lo sustentan.

Más allá de su representatividad, menor en relación a lo que se mueve el mercado único y libre de cambios (abastecido por estos días por una fuerte liquidación de divisas), la cotización del dólar paralelo expresa sobre todo una pulseada política.

El quiebre del techo de 13 pesos durante esta semana se da en el contexto de un incremento de los controles y operativos del Banco Central y las autoridades regulatorias sobre el mercado cambiario y financiero. La suba en el precio de la divisa es una forma de responder a ese intento de vigilancia sobre ese mundo de oscuro en el que la especulación convive con la evasión y el lavado.

También es, por supuesto, un catalizador de las expectativas políticas de un sector minoritario pero poderoso de la economía. La definición de la fórmula oficialista para las presidenciales despejó incertidumbres en los hombres de la city, que emocional y culturalmente se identifican con Mauricio Macri, que eligió también su compañera de fórmula.

La definición de los armados políticos y la dificultad que encontró el PRO, al menos según los datos conocidos hasta el momento, para convertir a Santa Fe en el trampolín territorial para seguir su marcha triunfal hacia la Casa Rosada, logró poner nervioso al submundo de los negocios. A tal punto que, a través de sus operadores políticos, comienzan a preguntarse si el jefe de Gobierno porteño quiere ganar las elecciones.

El final es abierto y la política argentina no admite pronósticos sin fisuras, como lo ha demostrado largamente la experiencia. Pero el amesetamiento coyuntural del candidato del sector financiero dispara el malestar de un entramado corporativo que se siente tentado a enmendar el traspié con el despliegue de sus viejas armas de presión política, como la manipulación de variables bursátiles y cambiarias.

Encontrarán un terreno más fértil en la liquidez que llevará a la calle la operatividad de los nuevos acuerdos paritarios y alguna movilización del excedente agropecuario luego de una gran cosecha , pese a los bajos precios.

Aunque acotada por una actividad que repunta en cámara lenta, la puja distributiva tendrá una aceleración seguramente en el segundo semestre del año. Poco tiempo le queda a la entente corporativa para condicionar y operar sobre lo que se avizora como una economía en moderada expansión para las elecciones de octubre.

El gobierno nacional mide y articula sus pasos en esa materia. El aumento de las asignaciones sociales y la presentación de un proyecto para regimentar su movilidad apunta a consolidar el acervo económico del modelo.

Por encima de las experiencias políticas comarcales, las modas, el enojo y la dinámica de debate de las redes sociales, el modelo llevará a las elecciones su opción más cruda: la intervención estatal para sostener la actividad y el empleo en un mundo que muestra su cara más áspera. Una intervención que hasta ahora viene reemplazando al default inversor de los empresarios privados.

Las elecciones ejecutivas acotan las opciones y simplifican debates que el electorado suele resolver en otras instancias, como las legislativas.

El resultado provisorio de los comicios para intendente y concejal de Rosario es ejemplificador de cómo opera su articulación. Y también de cómo es posible construir representación a partir de diferencias sin regalarle todo el campo político a la derecha, a los eslóganes o a los figurones.

Un modelo que remite de alguna forma a aquella entente legislativa nacional que forzó a partir de 2009 las políticas económicas más audaces del gobierno nacional. Y que a la hora de analizar el cronograma de elecciones que se vienen seguramente estará presente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS