Economía

La provincia estudia un nuevo aumento de las tarifas de energía

El ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, aseguró ayer que la Empresa Provincial de la Energía (EPE) estudia un nuevo aumento de tarifas debido a que los costos "se acrecientan día a día". Admitió que en la próxima semana la compañía estaría adoptando una decisión ya que el incremento promedio...

Jueves 31 de Julio de 2008

El ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, aseguró ayer que la Empresa Provincial de la Energía (EPE) estudia un nuevo aumento de tarifas debido a que los costos "se acrecientan día a día". Admitió que en la próxima semana la compañía estaría adoptando una decisión ya que el incremento promedio del 17 por ciento dispuesto en febrero último fue absorbido por la suba de los precios de los insumos.

El ministro aclaró que un posible retoque de las tarifas apuntaría a "mejorar el servicio y no a cubrir déficits", aunque dijo que el Tesoro provincial "siempre está dando una mano" a la EPE, en particular en el rubro inversiones, sobre las que recordó que se están cumpliendo las pautas de desembolsos para el 2008 (150 millones de pesos) y sosteniendo las previstas para el 2009 (de 350 millones de pesos).

El reconocimiento de que se encuentra bajo análisis una suba de tarifas llegó el mismo día en que el gobierno nacional autorizó el primer aumento en siete años de hasta 30 por ciento para las distribuidoras eléctricas de Buenos Aires (Edelap, Edenor y Edesur), una medida con la que busca contener el fuerte gasto en subsidios del Estado y que, como trascendió en las últimas semanas, continuaría próximamente para los usuarios de gas. (ver aparte)

También ocurrió en la misma jornada en que el gobierno provincial rubricó un acuerdo con autoridades de la estatal Enarsa para construir una central termoeléctrica en el parque industrial de Sauce Viejo. La misma está previsto que genere en una primera etapa 270 MW.

Delgado equilibrio. El aumento habilitado por el gobierno nacional involucra también a la transportadora Transener, aunque está limitado a la operatoria que ésta última realiza con las distribuidoras de Buenos Aires, lo cual en principio no debería impactar en los costos de Santa Fe.

Sin embargo, Ciancio dijo que esta es apenas "una de las variables" en la ecuación económica de la EPE a la hora de fijar tarifas, tras lo cual enumeró las fuertes subas de precios que registran insumos como cables y transformadores.

Los técnicos de la empresa eléctrica provincial aceleraron el paso en el estudio de los costos y las posibles variantes, al punto tal que para la próxima semana sólo restaría la decisión política. La suba de febrero pasado fue escalonada, y limitada al aumento que ya había planteado como necesaria el año pasado el ex titular de la EPE durante la gestión de Jorge Obeid, pero que no prosperó debido al escenario eleccionario.

Por ahora no se sabe a ciencia cierta si, de aplicarse un aumento en la tarifa de la EPE, éste abarcará a todos los segmentos de usuarios o sólo a los de mayor consumo, como ocurrió en Buenos Aires. Ni tampoco desde cuando.

La EPE proyectaba a fines de 2007 un déficit de 275 millones de pesos para este año. Con el aumento de febrero se buscó cubrir 90 millones de pesos de ese rojo. Pese a todo, Ciancio remarcó: el aumento "es lo último que queremos hacer".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario