Economía

La provincia busca crear un nuevo banco público de inversión y desarollo

Lifschitz anunció herramientas de respaldo al sector productivo. El gobierno promueve además un fideicomiso para asistir a pymes. En cambio, abren al sector privado la licitación para el agente financiero.

Miércoles 13 de Febrero de 2019

La provincia presentó ayer un proyecto para crear un banco de inversión y desarrollo con control estatal, con la intención de dar respaldo a los sectores productivos y las economías regionales en territorio santafesino, y al mismo tiempo, constituir un fondo de garantías y un fideicomiso para la asistencia financiera a las pymes en un contexto económico recesivo y con fuerte restricción crediticia.

El anuncio estuvo a cargo del gobernador Miguel Lifschitz, quien _junto a la ministra de Producción, Alicia Ciciliani y su par de Economía, Gonzalo Saglione_, también anunció el llamado a licitación para la contratación del nuevo agente financiero de la provincia que actualmente está en manos del Nuevo Banco de Santa Fe. Esta decisión fue considerada "contradictoria" por algunos referentes de la oposición quienes señalan que el camino más directo para lograr el objetivo planteado es reestatizar el Banco de Santa Fe en lugar de crear una nueva entidad financiera, mientras que otros cuestionan que se trata de un anuncio teñido por la campaña electoral (ver aparte).

Saglione dijo que uno de los problemas que arrastra la economía desde la década del 90, cuando se privatizó el Banco de Santa Fe, "es no poder contar con una herramienta financiera de acompañamiento a los sectores productivos".

Así, y en el marco del vencimiento del contrato de vinculación entre la provincia y el Nuevo Banco de Santa Fe en su rol de agente financiero, se llamó a licitación para la contratación de ese servicio. "El pliego se publicará en los próximos días y sobre finales de marzo tendrá la apertura de ofertas", dijo el ministro, al tiempo que detalló que el mismo "básicamente trabaja sobre el esquema de la contratación anterior, pero incorpora las lecciones aprendidas durante estos 10 años de vinculación con el Nuevo Banco de Santa Fe, fundamentalmente mejorando la presencia territorial, ya sea del nuevo banco o de la entidad que resulte ganadora, es decir, que los santafesinos tengan una mayor cantidad de sucursales, de cajeros automáticos y que más localidades estén atendidas de manera directa por el agente financiero, mejorando el servicio no solo al sector productivo, sino al conjunto de la población".

A la par, la Casa Gris presentó dos proyectos de ley: el de la creación de un banco de inversión, y por otro, la creación del fideicomiso.

fideicomiso1.jpg
fideicomiso2.jpg

"Estamos enviando un proyecto de ley para crear el banco y establecer que en un plazo máximo de 180 días se eleve a tratamiento legislativo el estatuto de dicha entidad bancaria, en donde la provincia deberá tener al menos el 51 por ciento de las acciones", explicó Saglione.

Dijo que entre las alternativas posibles, el nuevo banco público se podrá integrar con otras entidades financieras existentes, "pero garantizando que el dominio de las decisiones de la entidad esté en manos de la provincia".

En tanto, Lifschitz dijo que se trata de "una concepción más moderna, más vinculada a los sectores productivos, un banco público de gestión estatal o de gestión mixta", que podría estar integrado por el sector cooperativo, instituciones vinculadas a la actividad financiera de la provincia, pero con control estatal.

Aclaró que la iniciativa "no pretende reeditar los modelos de las entidades financieras clásicas del siglo XX, sino pensar en un banco moderno para el desarrollo de la provincia en un nuevo siglo".

"Un segundo objetivo apunta a tratar de cumplir el rol que, entendemos, hoy no está cumpliendo nuestro agente financiero, que es el de ser una herramienta activa y proactiva en el desarrollo productivo de Santa Fe", explicó Lifschitz, y añadió: "Por eso no apuntamos a un banco que reemplace al actual sino a una alternativa intermedia que apunte a recuperar lo que fue nuestro Banco Santafesino de Inversión y Desarrollo, al que muchas veces dejamos de lado y que fue tristemente liquidado, pero que cumplió un rol importante".

"Por supuesto que habrá posiciones extremas que nos dirán por qué no estatizamos el banco, pero nosotros creemos en esta propuesta. Nos parece que es un buen comienzo para la meta principal de cumplir con el desarrollo productivo", enfatizó el gobernador sin dar mayores explicaciones sobre por qué no se toma aquella decisión.

La iniciativa fue considerada "una buena decisión" por parte de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), entidad que consideró que el banco a crear "esperamos sirva como herramienta para reactivar la actividad, en el corto plazo", dijo.

"Veníamos solicitando hace tiempo, a la actual administración y a las que la antecedieron, este tipo de instrumento, para definir políticas de acceso al crédito y financiamiento", indicó Fisfe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario