Economía

La producción industrial en Santa Fe registró una nueva caída y se perdieron 8.300 puestos de trabajo

Un informe dela Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) presentó un informe que muestra un descenso de casi el 9 por ciento en los primeros siete meses del año.

Viernes 06 de Septiembre de 2019

La producción industrial acumuló una caída de casi 9 por ciento en los primeros siete meses del año, según el último informe de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), mientras que el total de asalariados en el sector privado en la provincia mostró en junio un 1,6 por ciento menos que en 2018, lo que significa la pérdida de unos 8.300 puestos de trabajo en el sector privado.

En julio hubo retracción de apenas 0,3 por ciento en la actividad fabril, aunque ese resultado está muy influenciado por un solo factor: el aumento de la molienda de soja. En el resto de las ramas, la depresión se mantiene en los niveles de hace más de un año, con derrumbes extremos en el caso de la fabricación de automotores (-82,1 por ciento).

Según el Instituto de Investigaciones Económicas de Fisfe, en julio de 2019 y por décimo cuarto mes consecutivo, la industria santafesina mostró menor nivel de actividad, a pesar del reducido punto de referencia. El 68 por ciento de las ramas industriales con desarrollo en la provincia de Santa Fe registraron menor nivel de actividad frente al mismo mes del año anterior.

>> Leer más: Por la crisis, las pymes en la provincia perdieron diez mil puestos de trabajo en un año

Los siguientes fueron los resultados interanuales: vehículos automotores (-82,1 por ciento), industria siderúrgica (-25,6 por ciento), otra maquinaria de uso especial (-18,7 por ciento), autopartes (-14,5 por ciento), prendas de vestir (-10,8 por ciento), productos de metal y servicios trabajo metales (-10,5 por ciento), carrocerías y remolques (-9,8 por ciento), productos lácteos (-6,4 por ciento), fiambres y embutidos (-5,5 por ciento).

Otros rubros: maquinaria de uso general (-5,4 por ciento), papel y productos de papel (-2,5 por ciento), edición e impresión (-2,2 por ciento), muebles y colchones (-2,1 por ciento), molienda de cereales (-2,1 por ciento), productos metálicos para uso estructural (-1,7 por ciento), manufacturas de plástico (-1,5 por ciento), y maquinaria agropecuaria (-1,5 por ciento).

La producción de carne vacuna (8,2 por ciento) y molienda de oleaginosas (33,2 por ciento) sobresalen entre los sectores con resultados positivos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario