Economía

La producción industrial en Santa Fe cayó 10,4% durante el primer semestre

La actividad fabril retrocedió 2,1% durante junio y acumula 13 meses en rojo. Golpea el consumo en baja, las altas tasas y la suba en energía.

Sábado 10 de Agosto de 2019

La producción industrial en Santa Fe cayó 10,4% durante el primer semestre del año, según el último informe de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe). De acuerdo al relevamiento del Instituto de Investigaciones Económicas de la entidad fabril en junio de 2019 y por décimo tercer mes consecutivo el nivel de actividad industrial retrocedió 2,1% interanual. La cifra es más que preocupante, advirtieron, ya que se compara con el bajo nivel de junio de 2018: -9,3% interanual.

La menor producción resultó generalizada en la mayor parte de los sectores siendo este el aspecto más contundente de la actual crisis industrial. El 85% de las ramas industriales con desarrollo en la provincia de Santa Fe (51 sobre 60) mostraron en junio de 2019 menor nivel de actividad frente al mismo mes del año anterior. Unicamente la recuperación de los niveles de industrialización de soja evitó un mayor deterioro de los indicadores de actividad, destaca el estudio.

Durante el primer semestre de 2019 se manifestaron varios factores que obstaculizaron la dinámica industrial, señaló Fisfe. Un punto fuerte tuvo que ver con el consumo interno, que mostró claros retrocesos (las ventas en supermercados cayeron 12,6% y 13,5% interanual en abril y mayo respectivamente). También la variación del índice de precios al consumidor acumuló en los doce últimos meses una suba de 55,8%.

Además, las tasas de interés se sostuvieron en niveles altos (en junio la tasa por adelantos en cuenta corriente a personas jurídicas pymes promedió 77%) y la inversión presentó una claro descenso (las importaciones de bienes de capital disminuyeron en junio 24,1%, mientras que el nivel de actividad en maquinaria y equipo cayó 24,6%).

El precio mayorista de la energía eléctrica se incrementó en seis meses 34,3%; las exportaciones de manufacturas de origen industrial cayeron 7,5% en el primer semestre y las de origen agropecuario crecieron solo 1,4%. La construcción, actividad fuertemente demandante de bienes industriales, muestra en seis meses una baja de 9,4%, y la producción nacional de vehículos automotores cayó 35,6% en siete meses.

También influyó la pérdida de 217 mil trabajadores registrados (en el orden nacional y en los doce últimos meses), el retroceso real de las remuneraciones de los asalariados (mayo de 2019: -9,4% interanual), y la contracción real del crédito (mayo/19: -31,7% interanual). Resultaron pesadas anclas para la demanda y la producción manufacturera, reseña el estudio realizado por el Instituto de Investigaciones Económicas de Fisfe, que lidera Gabriel Frontons.

Entre las actividades de mayor contribución al producto industrial santafesino, en junio de 2019 se reflejaron los siguientes resultados interanuales: vehículos automotores (-48,2%), carrocerías y remolques (-27,5%), maquinaria de uso especial (-25,6%), industria autopartista (-24,6%), muebles y colchones (-19,9%), maquinaria agropecuaria (-19,5%), fiambres y embutidos (-17,7%), siderurgia (-13,2%), productos de metal y servicios trabajo metales (-12,9%), prendas de vestir (-12%), productos metálicos para uso estructural (-8,8%), productos lácteos (-7,4%), manufacturas de plástico (-7%), molienda de cereales (-3,9%), edición e impresión (-3,8%), carne vacuna (-2,5%), y papel y productos de papel (-2,2%). Entre los sectores que lograron resultados positivos se destaca maquinaria de uso general, agroquímicos, y con especial gravitación la molienda de oleaginosas.

Por otra parte, el informe señala que el total de asalariados en el sector privado en Santa Fe se ubicó en mayo de 2019 en un nivel 1,9% inferior al año anterior, equivalente a una pérdida de 9.800 puestos de trabajo. El nivel de asalariados registrados en los primeros cinco meses de 2019 se ubica en un plano de igualdad (500 mil) a los alcanzados en el mismo período de 2015. En veintidós provincias argentinas se manifestó una reducción del total de asalariados, que en el plano nacional trepó a 169 mil entre mayo de 2018 y mayo de 2019. La pérdida interanual de empleo asalariado se verifica desde septiembre de 2018 y hasta la actualidad, mostrando mes a mes una dinámica creciente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario