Economía

La postergación del pago de Letes puso en crisis al mercado

El Central procura dotar de liquidez a los denominados "money market", subgrupo de fondos mutuos.

Sábado 31 de Agosto de 2019

Los depósitos e inversiones a plazo constituidos por Fondos Comunes de Inversión en entidades financieras locales podrán ser vendidos a los bancos públicos y privados que operan en el país, según autorizó ayer el Banco Central.

La medida tendrá vigencia hasta el 30 de septiembre, y las compras por parte de la banca podrán realizarse siempre que desde la fecha de la imposición haya transcurrido un lapso no inferior a siete días.

El Central procura dotar de liquidez a los denominados "money market", subgrupo de fondos mutuos de renta fija que invierten en instrumentos de deuda nacionales de corto plazo, con duración igual o menor a 90 días en pesos o dólares.

Esos fondos recibieron pedidos de rescates muy elevados, luego de las medidas anunciadas para "reperfilar" la deuda de corto plazo.

El Central anunció también que podrá realizar licitaciones para comprar a fondos comunes de inversión títulos de deuda de corto plazo que disponen en su cartera.

Las decisiones del BCRA buscan ayudar a los fondos a responder a los rescates de sus ahorristas, preocupados por el efecto del "reperfilamiento".

"Reperfilamiento es una palabra nueva para decir que se la chorearon", dijo el dueño de Swiss Medical Group, Claudio Belocopitt,. Las aseguradoras son grandes tenedores institucionales de Letes, Lecap, Lecer y Lelink. No son los únicos tenedores institucionales ya que el Ministerio de Hacienda colocó alocadamente estos papeles en el sector público, más precisamente en el FGS de la Ansés. También provincias quedaron ensartadas.

Para Belocopit, esta postergación "es un máximo disparate". Y disparó: "Es plata de la economía real que se necesita que circule".

"No había ninguna necesidad, lo hicieron porque no quisieron asumir que tenían que poner el cepo, por caprichosos", advirtió.

Muchos de los fondos de inversión argentinos están compuestos por el capital de empresas que invirtieron a corto plazo para protegerse de la inflación de más del 50 por ciento anual y que ahora precisan esos recursos para hacer frente a pagos de salarios.

El analista Salvador Di Stéfano explicó que la reestructuración fectó a las empresas que colocaban en estos instrumentos y fondos su capital de trabajo. "Esto potenció el retiro de plazos fijos, cauciones en bonos y una tasa de interés en niveles estrafalarios", señaló.

Muchas empresas que quedaron atrapadas en las Lecap o fondos comunes de inversión, tuvieron que recurrir a los dineros ahorrados en plazo fijo en pesos y dólares, lo cual genera una dinámica de retiros de fondos en las entidades financieras muy importante.

El analista económico y financiero Federico Fiscella "todo el mundo sabe que por intermedio del home banking, detrás de los fondos comunes hay tenedores particulares, ahorristas que s estaban sobreviviendo con lo que el modelo económico les proponía, que era trabajar a tasa de interés".

Fiscella dijo que "hay muchas dudas sobre cómo va a ser el efecto de esta postergación sobre toda la cadena de pagos". Su sensación al respecto es que "esto recién empieza".

Desde su punto de vista, la negociación por el stock de Leliq, que es una negociación directa con un solo acreedor, hubiera sido un recorte más efectivo en materia de montos. La crisis, dijo, "es producto de un sistema extremadamente peligroso, frágil y riesgoso", que funciona como un "casino". Al problema estructural se le sumó "el rechazo del votante al garante de ese esquema financiero".

"Hoy todo el mundo sabe que ese esquema difícilmente pueda continuar", reforzó.

Fiscella se mostró sorprendido de que "para algunas personas sea una novedad", pero concluyó: "Los resultados son estos, hay una persona que está jugando en el casino sin un peso en el bolsillo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS