Economía

La OIT pone la lupa en el deterioro del empleo

La organización advierte sobre la desigualdad en la distribución del ingreso como un lastre de la economía global.

Domingo 28 de Junio de 2015

El crecimiento de la desigualdad en la distribución del ingreso y la transformación en el mundo laboral son los dos principales fenómenos de la economía global que deberán ocupar las agendas y políticas a largo plazo de los gobiernos y los espacios de diálogo multilateral, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La tendencia creciente de las desigualdades en el marco de la crisis mundial y los nuevos paradigmas laborales surgidos del avance tecnológico destacan en la evaluación del reciente informe del Departamento de Investigación de la OIT, Perspectivas Sociales del Empleo en el Mundo, que expone entre sus principales conclusiones que solo una cuarta parte de los trabajadores tiene una relación ocupacional estable.

Estas perspectivas fueron expuestas durante las Jornadas monetarias y bancarias del Banco Central de Argentina por el director del Departamento de Investigación de la entidad tripartita, el economista Raymond Torres, principal autor del informe, quien resaltó que "hay una toma de conciencia generalizada de que las desigualdades en la distribución del ingreso no pueden seguir creciendo".

"Tanto la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) como el FMI, el Banco Mundial e incluso el G-20, y por supuesto la OIT, alertaron sobre un fenómeno que puede tener impacto sobre la estabilidad social y el crecimiento mundial", precisó Torres.

El investigador en jefe de la OIT resaltó que existe una contradicción al momento de aplicar políticas para revertir la situación, ya que "las más convencionales van en el sentido de resultar en mayores desigualdades".

"Esto ocurre, por un lado, por una dicotomía entre estos dos factores de crecimiento y reducción de las desigualdades. Todavía hay algunas esferas, que con cierto temor o ideología piensan que las políticas sociales o fiscales, importantes para luchar contra las desigualdades, restan crecimiento económico", explicó.

Sin embargo, la investigación indica que "tanto las políticas de protección social, como de empleo y fiscalidad, si están bien diseñadas permiten una cosa y la otra", aunque requieran "inversión por parte del estado o impuestos progresivos".

Además, "algunos aspectos para reducir desigualdades requieren coordinación internacional. Se sabe que las grandes empresas pagan menos impuestos que las pequeñas, paradójico y algo que no se corresponde con ninguna lógica económica de eficiencia", apuntó el economista.

Al respecto, destacó que el G-20 también "ha tomado conciencia de este problema y está intentando atajar este fenómeno mediante coordinación de políticas tributarias para que las grandes empresas tributen también y no solamente pese el impuesto sobre la pequeña empresa y el trabajo".

 

empleo y tecnología. Por otra parte, Torres se refirió al objetivo del programa que días atrás planteó en la inauguración de la conferencia el director general de la OIT, Guy Ryder, de entender la transformación del mundo laboral para llegar al centenario de la entidad, en 2019, con propuestas al respecto.

La preocupación de la entidad en este nuevo fenómeno es "saber si se van a crear suficientes empleos con las nuevas tecnologías que se están desarrollando y de qué calidad serán los trabajos y qué tipo de relación laboral habrá en el futuro".

"Hay una digitalización de la producción, determinados empleos o actividades se pueden realizar cada vez más con nuevas tecnologías y, en cierto modo, sustituyen el trabajo humano. La cuestión es si esas nuevas tecnologías van a sustituir al final tantos puestos de trabajo que no se van a crear suficientes. Esto ocurriría por primera vez en la historia del capitalismo moderno, porque siempre que hubo cambios tecnológicos y se destruyeron empleos, se crearon otros", precisó.

Según algunos investigadores, el impacto será negativo a un nivel de destrucción de 45 por ciento del actual volumen de empleo en el mundo desarrollado y emergente, aunque de acuerdo con la evaluación de Torres estas previsiones "no son tan seguras", ya que "hay necesidades humanas inmensas que no se cubren hoy en día" y que pueden generar puestos de trabajo, como déficit habitacional, actividades de ocio, culturales, educativas, sanitarias, atención de personal cualificado ante el envejecimiento de la población y un potencial considerable de la demanda en energías verdes.

 

Cambios estructurales. Otro generador de incertidumbre es que "las relaciones laborales están cambiando porque cada vez hay menos empleo asalariado" y aparecen las llamadas autocontrataciones, autónomos, independientes o cuentapropistas, sobre todo en los países industrializados, como Estados Unidos y Gran Bretaña.

"Hay que determinar hasta qué punto esto es una evolución que no se puede evitar por las nuevas tecnologías o por la fragmentación de los procesos productivos, o hasta qué punto es un abuso de la situación laboral de algunas personas que trabajaban como asalariados y ahora los hacen aparecer como independientes, pero en realidad son falsos independientes", alertó.

También advirtió que cada vez hay menos contratos indefinidos o personal de planta permanente y "más trabajo temporal, interinos, a corto plazo, contratos de un día, o de cero hora, una fórmula nueva por la que el empleador no asegura un número de horas al asalariado, que tiene que estar a disposición para cuando surja un trabajo".

Sin embargo, Torres destacó que hay posiciones alentadoras como las de algunos países que ante este fenómeno están incorporando protección social a este tipo de contratos, como en América latina, donde varios gobiernos tienen programas de pensiones para autónomos.

Los profesionales del área de la seguridad ocupacional y el medio ambiente de la provincia se reunirán el último viernes en la sede la CTA Rosario para conformar la representación regional del Sindicato Unico de Profesionales y Afines de la Seguridad Ocupacional y Medio Ambiente (Supaso).

Con esta convocatoria el gremio busca que los profesionales santafesinos —se estiman que en la provincia hay unos 4 mil— participen activamente en el armado de la nueva entidad. Marcelo Rodríguez, secretario general del Supaso, destacó que se trata de "un hecho histórico, de un acto fundacional muy importante para los profesionales de la provincia".

El dirigente explicó que el encuentro que se realizará mañana, a las 19, en la sede local de la CTA (Sarmiento 1158) está abierto a todos los profesionales del área y dijo que se trata del primer paso para la puesta en marcha de la comisión provisoria de la delegación Santa Fe del gremio.

Si bien el Supaso aún no cuenta con representación gremial otorgada por el ministerio de Trabajo de la Nación. Rodríguez señaló que el trámite está avanzado y que se está trabajando fuertemente para que cuando sea aprobado rápidamente se pueda dar respuesta a las demandas planteadas por los especialistas en seguridad ocupacional y medio ambiente.

El referente del Supaso contó que están avanzado en el desarrollo territorial del gremio para conformar delegaciones en todas las provincias del país, ya que cada región tiene sus particularidades. En este plan de acción, se propusieron alcanzar a los 25 mil afiliados/adherentes durante este año y llegar a 90 mil en los próximos cuatro años.

"Santa Fe es una provincia muy importante, hay unos 4 mil profesionales y en esta etapa de inscripción ya tenemos unos 3.500 adherentes. Conociendo la realidad de cada provincia podemos desarrollar los convenios colectivos futuros", indicó Rodríguez.

En este camino para dar respuesta a las necesidades del sector, el secretario general explicó que actualmente los profesionales de la higiene ocupacional y el medio ambiente son afiliados a los sindicatos de las empresas en las que trabajan. Así, si se desempeñan en una firma alimenticia pertenecen al gremio de esa área o si es de la construcción a la Uocra, por ejemplo.

"Nuestra profesión está en todos los sindicatos y todos las áreas de la Argentina. El desarrollo de Supaso genera que nos encontremos con profesionales en diferentes sindicatos y necesitamos tener un espacio en común, para jerarquizar nuestra profesión", detalló.

Propuestas. Una de las propuestas principales del Supaso es reunir a nivel nacional a todos los profesionales unificar la matriculación. Esta necesidad surge porque en cada provincia la matriculación está en manos de diferentes actores. Por ejemplo mientras que en Santa Fe está a cargo del Colegio de Ingenieros Especialistas en otras jurisdicciones le corresponde a los colegios de arquitectos o de químicos.

Rodríguez contó que muchas veces se convierte en una dificultad estar fuera de convenio y negociar salarios casi en forma particular. "Queremos poder armar pautas claras de valores mínimos para un profesional de higiene y medio ambiente, escala salariales, carga horaria determinada. Hoy nuestra negociación salarial depende de nuestra capacidad de negociación", subrayó el dirigente.

"La particularidad del Supaso es que es un sindicato netamente conformado por profesionales de higiene y seguridad, eso genera la necesidad nuestra de una estructura sindical diferente. Buscamos marcar una diferencia en los campos de negociación por ejemplo cuando sea necesario negociar un convenio colectivo de trabajo", subrayó Rodríguez en un intento de diferenciarse de otros gremios más combativos con el ala empresarial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS