Economía

La OEA discute hoy la batalla de Argentina con los fondos buitre

El ministro Kicillof y el canciller Timerman analizarán las consecuencias del fallo en el sistema financiero global. El país cuestionó las conductas que obstaculicen los pagos.

Lunes 30 de Junio de 2014

El gobierno argentino expondrá hoy ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre su dura batalla con los fondos buitre, en una sesión extraordinaria en la que la entidad analizará la repercusión que tendrá el caso en el sistema financiero global, y atendiendo a una solicitud planteada por la Argentina con la intención de convocar para el próximo jueves a una reunión de ministros de relaciones exteriores para analizar la situación.

En tanto, mientras continúa con las gestiones para reforzar la estrategia de adhesión internacional, el gobierno publicó ayer nuevas solicitadas en diarios de Estados Unidos en las cuales reitera su voluntad de pago a los bonistas.

Según el portal de Presidencia de la Nación, las publicaciones fueron difundidas por el New York Times y otros diarios estadounidenses para resaltar que el gobierno "está dispuesto a pagarle al 100 por ciento de los tenedores de bonos pero de una manera "justa, equitativa y legal", al tiempo que la Casa Rosada apuntó que con el pago realizado el jueves, el país "ratifica su firme e incondicional voluntad de cumplir con sus obligaciones, para honrar sus deudas y para descartar cualquier interpretación solapada que implique la introducción del eufemismo de «default técnico»".

De todos modos, volvió a advertir que cualquier conducta que trate de obstaculizar el pago a los acreedores viola el derecho internacional (ver aparte).

El ministro de Economía, Axel Kicillof, y el canciller, Héctor Timerman, se presentarán ante el Consejo de la OEA para dar detalles del estado actual del conflicto con un grupo de fondos especulativos y analizarán las "consecuencias sistémicas" de esa batalla legal.

La administración de Cristina Kirchner atraviesa críticas horas debido a que por un fallo judicial estadounidense podría caer en una cesación de pagos transitoria a partir del jueves 31 de julio próximo. De hecho, a partir de hoy empezará a correr para el país un período de 30 días de gracia durante el cual el gobierno debe lograr un arreglo en la negociación con los holdouts que obtuvieron un fallo a su favor de la justicia norteamericana, para evitar el default técnico.

Ese compás de espera se abrió luego de que el juez neoyorquino Thomas Griesa ordenó el viernes que el monto que había depositado un día antes el gobierno argentino en la cuenta del Bank New York Mellon (Bony) para pagarle hoy a bonistas regulares sean devueltos al país, con lo cual evitó un eventual embargo, y por ende, una situación de default para Argentina.

En el mercado financiero especulan con que el gobierno podría tomar la decisión de esperar porque en diciembre se cae la cláusula Rufo de la reestructuración que le impide negociar con los holdotus, y comenzar negociaciones en enero.

Ante ese complejo escenario, la reunión servirá también para discutir una solicitud presentada por la misión argentina ante la OEA de convocar a una reunión de consulta de ministros de relaciones exteriores del grupo.

Temor alemán

“Esperamos de Argentina que cumpla con sus obligaciones de pago contraídas con Alemania como está acordado”, indicó una fuente del Ministerio de Finanzas de ese país, según publicó “Der Spiegel”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario