Economía

La nueva era del vermut viene con burbujas

Inspirada en la experiencia francesa, la bodega busca instalarse en nuevas ocasiones y darle batalla a la baja del consumo

Domingo 12 de Mayo de 2019

El vermut vuelve a ser protagonista en Argentina. Antes el momento elegido en que se disfrutaba de la típica bebida aromatizada con hierbas y especies era en la previa al almuerzo, pero ahora el vermut se elige en cualquier momento del día, incluso tiene una fuerte presencia en las reuniones por la noche. En este marco, uno de las bodegas líderes del mercado y especialista en burbujas se lanzó a un nuevo proyecto: Chandon Apéritif, un producto que inaugura la categoría de espumantes bitter.

En los últimos tiempos el consumidor argentino comenzó a diversificar el consumo de bebidas. La cerveza se posicionó como la opción preferida como nunca antes, apareció el furor de las cervecerías artesanales, y es muchas veces se convirtió en la elegida, incluso antes que un buen vino. No obstante, los referentes del sector aseguran que es una moda pasajera que tiene que ver en gran parte por la situación económica que atraviesa el país. Los espumantes, por su parte, que también habían logrado un gran crecimiento perdieron terreno cuando el bolsillo se achicó, pero desde Chandon advierten que comienza a revertirse la baja del consumo.

Con este nuevo producto que inaugura la categoría de espumantes bitter, pensado para disfrutar durante todo el año, Chandon busca acercar a los amantes de los amargos y aperitivos al mundo de las burbujas, atrayendo así nuevos consumidores a la categoría.

“Argentina tiene una larga tradición en el consumo de amargos. Además, desde 2010, el consumo de aperitivos y bitters crece de manera exponencial, Chandon Apéritif reúne lo mejor de las burbujas y de los bitter inaugurando una categoría diferente. Esto es un fiel reflejo del espíritu pionero de Chandon, marca líder de la categoría desde hace casi 60 años”, comentó Gustavo Perosio, director General de Moët Hennessy Argentina, la compañía de la marca Chandon.

El directivo remarcó que la importancia de ganar presencia en diferente espacios. “El rol de Chandon Apéritif es acceder a nuevas ocasiones de consumo a las que hoy en día quizá no llegábamos con nuestras otras etiquetas, seguir desestacionalizando el consumo de espumantes y conquistar consumidores de otras categorías, especialmente de los aperitivos”, subrayó durante el lanzamiento de Chandon Apéritif en Rosario que se realizó en el salón Posta 36.

Perosio indicó que, más allá de lo que pasó con los espumantes en los últimos dos años por un tema económico, se trata de una de las categorías que más creció en los últimos 10 años. “Es una realidad distinta a la del vino, que está por debajo de los 20 litros per cápita, y las bodegas tomaron nota de eso y están buscando con innovación distintas formas de atraer al consumidor. Claramente la cerveza ganó terreno y creo que tiene que ver con lo económico y una cuestión coyuntural. No imagino que el argentino siga tomando cerveza con un asado por muchos años más”, disparó.

Sobre las expectativas a partir del lanzamiento de esta artesanal bebida que combina un licor de naranjas con distintas especias de Madagascar, India, Centroamérica y Brasil, el director general de Moët Hennessy Argentina resaltó que en la compañía “siempre se están buscando nuevas situaciones de consumo” y marcando innovaciones en el mercado.

En ese sentido, recordó los cambios que se generaron a partir del lanzamiento de la botellita de espumantes de 187 ml o el Chandon Délice que dejó atrás la clásica copa flauta para servirse e incorporó el hielo para disfrutarse en su punto justo y apuntó a “atraer a gente que no es consumidora de espumantes pero por otro lado a los amantes del espumante que no tenía burbujas al momento del aperitivo”.

“En 2002 creamos el Chandon Délice, con la propuesta de no tomar más el espumante como algo formal en copa flauta sino pasar a un vaso de boca ancha, con un tuist de sabor que en ese momento eran albahaca, pomelo y pepino y se convirtió en la segunda bebida de la compañía más vendida. Ponerle hielo era algo raro. Después empezamos a pensar en una experiencia diferente de consumo y nos inspiramos en la experiencia del vermouth francés que es un momento como el café para nosotros, se juntan varias veces a la semana con los amigos. Eso nos inspiró a lanzar un nuevo producto”, resumió sobre la llegada de Chandon Apéritif, un espumante con una mezcla de especias y un toque de naranja que se logró tras probar 64 combinaciones.

En Chandon estiman que Apéritif va a representar el 5% del volumen total de espumantes durante este año pero la expectativas de crecimiento son muy fuertes. “Pensamos crecer al doble digito en los próximos 5 años, replicando el éxito que tuvimos con Délice, creemos que esto sigue por el mismo camino”, detalló Perosio al tiempo que explicó que por el momento sólo se destinará la producción a Argentina y Uruguay “básicamente porque tenemos pocas botellas” pero que seguramente en poco tiempo se extenderán las ventas a toda Latinoamérica.

Planificando la incorporación de Chandon Apéritif en su porfolio, Chandon apostó al crecimiento de la bodega hace casi tres años cuando decidió invertir 7 millones de euros para construir el centro de prensado más importante, avanzado y tecnológico de todo América, con la intención de poder cosechar las uvas de altura en el momento más oportuno. Este centro de prensado tiene 16.000 m2 y llegará a tener 16 prensas, actualmente posee 10 en funcionamiento que permiten procesar la uva de manera más rápida, para extraer el mejor mosto, que creará más adelante el mejor vino.

Producto novedoso

Hoy la marca vuelve a revolucionar la categoría con un producto inédito en el mercado con Chandon Apéritif. La base del producto combina los mejores Chardonnay, Pinot Noir y Semillón –elaborados con uvas de viñedos de más de 1000 mts de altura de Mendoza, que aportan fineza aromática, elegancia en boca y buena acidez– a la que se le agrega, a través del licor de expedición 100% natural, un macerado de naranjas de la variedad Valencia, provenientes de Entre Ríos.

Además, se maceran por separado distintas especias de los mejores terroirs como Madagascar, India, Centroamérica y Brasil que le dan mayor complejidad aromática y un amargor natural. Luego se realiza un assemblage entre el macerado de naranjas, los macerados de especias y el dosage, formando un licor de expedición único. El resultado es un espumante que se destaca por su frescura y un característico sabor bitter.

Chandon Apéritif tendrá un precio sugerido de venta de $330, igualando el precio de todo el porfolio Chandon en sus presentaciones de 750ml. También podrá disfrutarse en sus presentaciones 375ml y 187ml. La recomendación es servirlo en una copa de vino ancha y con hielo para disfrutarlo en su máxima expresión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario