Economía

La Nación refuerza su gasto en Santa Fe

A través de subsidios, préstamos y erogaciones en el territorio, el gobierno nacional se afianza como sostén de las políticas provinciales.

Domingo 21 de Junio de 2020

El gasto del gobierno nacional en Santa Fe creció fuerte desde la asunción del presidente Alberto Fernández y su asistencia se volvió clave tanto para el sostenimiento de las finanzas públicas de la provincia como para el desarrollo de políticas sociales y de atención a los distintos sectores económicos.

Un informe del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso) puso números a esta tendencia, que se profundizó durante la pandemia y que contrasta con lo ocurrido en los años anteriores.

“En la pandemia, la Nación reforzó las transferencias a la provincia, por ayuda financiera y por gasto geográfico”, señaló el estudio, luego de auscultar las asignaciones presupuestarias que el Estado nacional ejecutó en la provincia durante marzo, abril y mayo.

El contexto es la fuerte caída de la recaudación, profundizada por los efectos de la crisis sanitaria. Durante el período marzo-mayo la pérdida real de recursos tributarios nacionales fue del 18% interanual. La caída en los recursos de origen nacional recibidos por Santa Fe fue del 20%. En el mismo período los recursos de origen provincial cayeron otro 18% en términos reales entre marzo y mayo de 2019. En este caso, el ceso aclaró que “ se trata de estimaciones, ya que la información de la provincia llega hasta marzo”.

Para cubrir esta pérdida de ingresos entre marzo y mayo, el gobierno nacional creó el Programa de Emergencia Fiscal Provincial. Este programa puso a disposición de las provincias $ 120 mil millones, divididos en dos líneas: $ 60 mil millones del fondo de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), distribuidos en base a los indicadores de coparticipación; y otros $ 60 mil millones correspondientes al Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial, disponibles bajo la forma de préstamos blandos.

Bajo el concepto de ATN, a Santa Fe le corresponden $ 5 mil millones. Este programa se materializó a través de tres cuotas mensuales, en abril, mayo y junio. Al 31 de mayo se devengaron $ 3.163 millones por este concepto.

Impulsados por esta asistencia, los gastos del Estado nacional con destino a la finalidad de administración gubernamental en la provincia creció 370% interanual, explicó el Ceso.

El segundo componente del programa, el que está relacionado con el préstamo del fondo fiduciario, comenzó a materializarse la semana pasada en Santa Fe, cuando el gobernador Omar Perotti firmó con el jefe de Gabinete del gobierno nacional, Santiago Cafiero,el convenio para recibir $ 4.600 millones.

El préstamo será reembolsado en 36 cuotas mensuales, iguales y consecutivas con un período de gracia hasta el 31 de diciembre de 2020. La tasa de interés aplicable será del 0,10% nominal anual y se calculará sobre el capital ajustado por Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER).

“Este préstamo va a tener el mejor uso, es muy oportuna esta intervención de la Nación para poder ordenarnos en una coyuntura tan difícil”, celebró el gobernador durante la firma del acuerdo.

El ministro de Economía de la provincia, Walter Agosto, describió que “el objetivo del préstamo es fortalecer las finanzas provinciales y, además, atender demandas y erogaciones que provienen de la emergencia sanitaria”.

Al respecto el informe del Ceso destaca que la Nación reforzó hasta el mes de mayo el gasto geográfico en Santa Fe, reforzando los programas alimentarios ($ 2.456 millones) y a través de la implementación del Ingreso Familiar de Emergencia y el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción ($ 8.300 millones).

Subsidios

Un dato destacado del informe es el que señala la triplicación de los subsidios al transporte en el período enero - mayo de 2020. A fines de mayo se devengaron $ 625 millones por ese concepto, contra los $ 198 millones devengados en el mismo período del año pasado.

En cinco meses del año se devengó por este concepto más del 80% de todo lo transferido el año pasado. Esto no impidió que el agujero del sistema de transporte se mantuviera, esta vez debido a la caída de la facturación por la cuarentena.

En cuanto al gasto destinado a servicios sociales, la Nación transfirió $ 90.047 millones a Santa Fe en el período. Fue un crecimiento del 30% interanual. Aunque el crecimiento se ubica por debajo de la inflación, el salto es enorme cuando se analizan los principales programas creados y ejecutados para asistir a los sectores más vulnerables.

Por ejemplo, la política alimentaria ocupa el 90% de las partidas para políticas sociales. Está vinculada a la Tarjeta Alimentar, lanzada recién en diciembre del año pasado, con lo cual no tenía asignación presupuestaria. En enero y mayo se transfirieron $ 2.456 millones por este concepto. En mayo la recarga de la tarjeta, que beneficia a 100 mil familias en la provincia, pasó de mensual a semanal.

El Ceso también destacó el crecimiento de 1.360% en el programa de transferencias a instituciones provinciales y municipales para gastos corrientes. Se devengaron por este concepto 35 millones de pesos a municipios y 15 millones de pesos a la provincia.

El primer pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) demandó $ 6 mil millones en la provincia y el del ATP $ 8.300 millones.

“Frente a la abrupta caída en los recursos fiscales y la crisis de la deuda pública,es el Estado nacional quien tiene la herramienta para asistir a las provincias a través de la emisión monetaria”, subrayó el Ceso, que destacó que para hacer frente a la crisis, “se reforzaron partidas y crearon programas en todas las finalidades y funciones del presupuesto nacional”.

Estimaron que el esfuerzo fiscal del Estado nacional para sostener la economía en la pandemia llegó a 3,3 puntos del PBI. Asimismo, el estudio recordó que, de acuerdo a la Auditoría General de la Nación (AGN), Santa Fe cerró 2019 con un déficit financiero de $ 8 mil millones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS