Economía

La mesa de enlace pospone las protestas por la crisis del trigo

Los dirigentes de la mesa de enlace agropecuaria se reunirán la semana próxima con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, en un intento por destrabar el conflicto desatado a raíz de la cartelización de la demanda de trigo...

Jueves 06 de Enero de 2011

Los dirigentes de la mesa de enlace agropecuaria se reunirán la semana próxima con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, en un intento por destrabar el conflicto desatado a raíz de la cartelización de la demanda de trigo, que dejó a los productores sin mercado para colocar su cosecha. Ante el llamado del funcionario, las entidades del agro decidieron posponer la convocatoria a medidas de protesta. Reclamarán la derogación de los cupos de exportación y la eliminación del Registro de Operaciones de Exportación (ROE).
  Los presidentes de Federación Agraria Argentina (FAA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Coninagro y Sociedad Rural se reunieron ayer en Buenos Aires para analizar los pasos a seguir frente a la crítica situación que atraviesa el mercado de trigo. Como viene sucediendo en los últimos años, los productores se encuentran en momentos de la cosecha sin compradores y con precios deprimidos. Esto a raíz de que a través de las restricciones a la exportación, el gobierno regula la demanda de molineros y exportadores, limitando la competencia.
  Mario Llambías, presidente de CRA, admitió en la sede porteña de su entidad que la cuotificación impuesta a la exportación del cereal hace que “algunos vivos y delincuentes compren a bajo precio la producción triguera” por falta de oferentes. En esta línea, su par de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, afirmó que las dificultades que enfrenta la comercialización local de trigo reclama que “existan condiciones tales que dejen de favorecer a las multinacionales de la exportación de granos y también a los molinos harineros”.
  Por ello, Llambías indicó que unos 2.500 millones de pesos “quedan como mínimo” luego de cada cosecha de trigo en manos del sector molinero.
  “Hoy el productor triguero recibe unos 200 pesos menos por cada tonelada de trigo que vende, si es que puede venderla”, aseguró Carlos Garetto. El tema se agrava en zonas del país, como la del sur bonaerense, donde los productores sólo se dedican a la cosecha de este cereal.
  Según los dirigentes de la mesa de enlace, la ganancia histórica de las cerealeras exportadoras alcanzaba los cinco dólares por cada tonelada de trigo comercializada al exterior, mientras que en la actualidad este valor ronda los 40 a 50 dólares por tonelada.
  Los ruralistas admitieron que la cosecha triguera “viene bien” y no será afectada por la sequía que golpea a gran parte del área agrícola, y por ello no se prevé que haya desabastecimiento.
  Según los datos oficiales, se espera que la trilla reporte al menos 14,5 millones de toneladas, de las cuales cerca de 4,5 millones estarán destinadas al mercado interno.
  El problema es que a través de la regulación de las exportaciones, en los últimos años se perdió la competencia entre exportadores y molineros por hacerse del grano. De esta forma, estos sectores pueden comprar sin urgencias, obligando al agricultor a bajar el precio.
  Como en las últimas dos campañas esta situación se agravó, los productores están en estado deliberativo. Se especulaba que de la reunión de ayer salieran medidas de protesta pero finalmente, la mesa de enlace optó por aceptar la invitación cursada por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, para reunirse el próximo miércoles.

Lamento

La mesa de enlace agropecuaria se quejó porque “tras una espera de 54 días del pedido de audiencia formulado el 19 de noviembre para hablar del tema trigo”, la invitación del ministro de Agricultura de la Nación “se entiende como una necesidad política más que la decisión de “encontrar respuestas”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario