Economía

La ley y el orden, un factor clave para los emprendedores

Los pasos legales y la forma de vincularse en las redes sociales son elementos indispensables para garantizar el éxito de un emprendimiento

Domingo 11 de Febrero de 2018

El sistema emprendedor se afianza en el país y Rosario pisa fuerte aportando novedosos proyectos. El camino para lograr consolidarse a veces no es fácil pero puede resultar más sencillo si se tienen en cuenta ciertos temas claves como, por ejemplo, todo lo vinculado a aspectos legales y la forma de exponerse en las redes sociales, una de las mejores vidrieras de un emprendimiento.

El abogado especialista en derecho intelectual y aspectos legales vinculados a los emprendimientos, Hernán Bobrovsky, planteó que es clave definir lo antes posible la organización jurídica del emprendimiento con los contratos de los fundadores y con los inversores cuando se requiere capital externo para poder financiarse. También es preciso fijar el registro de marca, la confidencialidad de la información y la protección de las tecnologías que pueden haberse desarrollado para un proyecto.

"Hay que entender el rol del abogado, no como alguien que viene a solucionar los conflictos una vez que ya sucedieron sino como alguien que viene a prevenirlos. Para eso se necesita contar con asesoramiento permanente, y desde el principio en lo posible. No dejar el abogado para el final", recomendó.

Los emprendedores tienen presupuesto acotado y suelen dejar a los profesionales del área contable y al abogado para el final. Pero cuanto antes mejor",reiteró Bobrovsky al tiempo que agregó que "no es algo tan costoso si uno lo considera en lo que ahorra a futuro ante un eventual inconveniente".

En la previa a su disertación _en el marco de la jornada "Jóvenes emprendedores on line: lleva tu pasión a las redes sociales" que organizó Osde junto a Inspirarte, el especialista en materia jurídica resaltó que si alguien le tiene que poner el nombre a un proyecto es recomendable hacer una búsqueda para ver si es viable.

En ese sentido, explicó que es fundamental a la hora de lanzar un emprendimiento quedarse tranquilo de que no se está infringiendo el derecho de un tercero que ya lo tiene como marca.

"Hay que tomar algunos recaudos, sobre todo cuando el emprendimiento va creciendo. No es posible que todo el mundo aparezca con actividad formal desde el primer día, pero a medida que va creciendo y que se va dotando de mayor seriedad, el proyecto tiene que generar una serie de recaudos legales para cubrir contingencias, para mitigar los riesgos.

De allí que remarcó la importancia de tener información al respecto, porque "implica evaluar a qué riesgos someterse y a cuáles no", explicó.

Problemas habituales

Bobrovsky contó que las metidas de pata más frecuentes generalmente tiene que ver con el armado del equipo emprendedor.

"Uno se asocia con gente amiga o un compañero de la facultad y por ahí los dos saben hacer lo mismo". Pero un emprendimiento "requiere un equipo de trabajo interdisciplinario donde la gente se pueda complementar", recomendó.

"Si se genera un mal armado del equipo de entrada o un compromiso dispar, que suele haber siempre, a veces eso genera conflicto por más que sean familia o amigos", advirtó.

El letrado también señaló que muchas veces surgen problemas por temas de marca, por no haber protegido la tecnología implicada o haber divulgado la información y perder la posibilidad de patentar, porque la novedad es un requisito legal para hacerlo.

Otro punto tiene que ver con no haber constituido una sociedad comercial para así poder separar el patrimonio de la persona, "entonces si te va mal en el negocio se complica".

Sobre la dinámica que tomó en el último tiempo el entramado emprendedor, Bobrovsky destacó que hay una política pública en los tres niveles: nacional, provincial y municipal.

"El tema está instalado en la agenda pública y las herramientas son fantásticas. Tuve la oportunidad de constituir sociedades por acción simplificada de la nueva ley de emprendedores, que si bien sólo están disponibles en Buenos Aires y en Santa Fe, no tenemos la reglamentación. Ojala que salga pronto".

De esta manera, "Argentina se pone en la vanguardia para eliminar cierta burocracia y facilitar la creación de nuevas empresas y proyectos para emprendedores. Está naciendo el ecosistema en Argentina", subrayó.

Redes sociales

Un tema clave para los emprendedores de hoy tiene que ver con el posicionamiento en las redes sociales.

En el marco de la misma jornada de jóvenes emprendedores on line, Juan Manuel Amatta puso blanco sobre negro y subrayó que es importante saber distinguir que usar una red social por el destino que se le da cotidianamente no es lo mismo que saber utilizarla desde el lugar de un emprendimiento o una organización.

"Tenemos que verlo desde un lugar estratégico, plantearnos qué es la empresa, qué espíritu tiene la empresa, que objetivos tenemos no solamente como empresa sino para esa red social. Porque elegimos una red social y no otra. Cuál es nuestro público objetivo", señaló.

El especialista explicó que tener bien definido el perfil de la empresa u organización va a permitir elegir si la red social más adecuada para nuestros requerimientos es Facebook, Instagram o Twiter y no otra.

Puntualmente sobre la tendencia actual de cada red social, precisó que Instagram mayormente tiene un público joven, aunque al mismo tiempo es la red social con mayor crecimiento en los últimos años.

Facebook es una red social de todos, hay gente de todas las edades y es la de mayor público. Twiter, en tanto, dijo que cayó mucho en los últimos años, cada vez tiene menos usuarios y hay gente que tiene la cuenta pero dejó de utilizarla.

"No podemos decir abramos cuentas en todas las redes sociales, para estar en todas. Tenemos que tener en cuenta si vamos a poder generar el contenido necesario para mantener activa esa red", advirtió.

Twitter, por ejemplo, al mismo tiempo que tiene pocos usuarios activos, es la más demandante porque hay que generar contenido frecuentemente. En Facebook o Instagram con una publicación diaria o cada dos días estamos bien, incluso demasiadas publicaciones en esas redes molesta al potencial cliente. La idea es poder tener ese tipo de cosas en cuenta", apuntó Amatta.

Entonces, ¿cómo elijo las redes sociales más adecuadas? El especialista advierte que lo principal es saber el público objetivo: cuál es mi público y cuál es mi objetivo. Es decir, tener en claro si quiero vender en la red social, si quiero posicionar mi marca, si quiero mostrar que la empresa u organización es experta en un determinado tema.

"Hay gran diversidad de objetivos que uno se puede plantear y a partir de ahí ir a una red social. Para mi la mejor red social para mostrarse como experto o a una organización como experta es Twitter porque ahí puede generar contenido de manera constante sobre su tema. En cambio, más para ventas está Instagram y Facebook, tienen mucho mejor resultado y más público", señaló.

Además, Amatta indicó que algo muy interesante en las redes sociales es el sistema de publicidad, que es pago pero con un costo muy bajo y permite segmentar el público específico.

Por otra parte, Amatta aclaró que hay un lenguaje específico de cada red pero al mismo tiempo cada organización tiene su propio lenguaje, espíritu y mencionó que cada uno debería llevar eso a cada red social. "Uno puede ser más jocoso e intentar jugar desde el humor o ser más serio, pedagogo. Distintas formas de construir el discurso. La idea es que pueda mantenerlas. Llevar una línea y no salirse de eso. Si uno normalmente es serio y sale con algo de humor al público lo va a descolocar. La idea es mantener una personalidad", destacó.

Lisandro Bregant, consultor de creatividad y comunicación, planteó que el secreto de las redes sociales tiene que ver con contar historias y habló de la importancia de la creatividad y el storytelling, justamente el arte de contar una historia.

"Que sepamos hablar no significa que sepamos contar una buena historia, y una buena historia no significa que hay que contarla fácil", detalló.

Contar historias

¿Cómo se cuentan historias hoy? Bregant dijo que escuchando a la audiencia. "La historia se cuenta con poco profesionalismo, con mucha subestimación, pero hay que tener respeto por las audiencias. Hay una regla de oro a la hora de contar historias y es la interlocusión, el diálogo. Si en lo que planteas no está el diálogo, nada bueno sale", mencionó el especialista en creatividad.

El consultor apuntó que es indispensable trabajar sobre el ADN del emprendedor y del emprendimiento. Tomar en cuenta tres o cuatro cosas que son singulares de cada persona o equipo de trabajo.

"Si esa huella está bien trabajada toda construcción posterior va a responder y va a ser alimentada, se va poder producir un proceso sustentable y sostenible de creatividad. Antes de lanzar un producto, un emprendimiento, hay que entender la singularidad de cada equipo, de cada persona. Tenemos que tener 3 o 4 certezas y trabajar", subrayó Bregant.

A su turno, Luciano Cecchini, gerente de innovación de Blue Connect, se enfocó en la transformación digital de las compañías, de las pymes y las start up y puso sobre la mesa el papel que hoy juega la inteligencia artificial, los bot (sistemas automatizados que emulan el comportamiento humano) y la omnicanalidad del nuevo cliente.

"El usuario nuevo está presente on line y off line. Hay que tener una estrategia omnicanal para que una persona viva la experiencia de la marca. La inteligencia artificial, los boots, aprenden y acompañan a esa persona en todo el recorrido que hace en su objetivo de comprar algo hasta cerrar el ciclo. Hoy es complejo porque se está todo el día on line", puntualizó el referente del call center rosarino que emplea a más de 1.200 trabajadores.

Sobre algunos de los errores que se cometen frecuentemente, dijo que "todo el mundo se enfoca en una APP y no se enfoca en la experiencia del cliente cuando a veces el cliente está en Facebook y no necesita una aplicación".

"Depende de qué hace nuestro potencial cliente para ver en qué segmento se mueve. Cuando hablamos de omnicanalidad justamente la idea es armar una estrategia que acompañe. Un boot puede estar 24 horas atendiendo, un humano 8 horas. Eso lo hacemos a través de la transformación digital de la empresa, de la pyme o la start up", subrayó el gerente de innovación de Blue Connect.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});