Economía

La industria santafesina se acerca al nivel prepandemia

El informe de Fisfe reportó una merma de casi el 11% en junio. Sin embargo, experimentó su segundo aumento mensual consecutivo.

Sábado 08 de Agosto de 2020

La producción industrial de Santa Fe cayó 10,9% interanual en junio y acumuló una baja de 13,1% en el primer semestre. De todos modos, luego de tocar su piso en abril, la actividad e recupera hacia los mismos niveles del año pasado. A tal punto, que por segundo mes consecutivo todas las ramas mostraron un aumento en la medición con estacionalidad. Así lo informó la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) en su último reporte. La entidad señaló que los primeros indicadores sectoriales y de demanda de energía indican que en julio continuó la recomposición industrial en la provincia.

En junio de 2020, dentro de las ramas de actividad de mayor contribución al producto industrial santafesino, se registraron bajas en productos metálicos para uso estructural (-42,1%), prendas de vestir (-39,6%), industria siderúrgica (-35%), autopartes (-34,5%), maquinaria de uso general (-34,2%), molienda de oleaginosas (-17,4%), otra maquinaria de uso especial (-16,1%), productos de metal y servicios de trabajo (-12,6%), edición e impresión (-6,8%) y papel y productos de papel (-1,3%).

Aumentaron la producción carrocerías y remolques (0,8%), molienda de cereales (2,7%), manufacturas de plástico (3,9%), muebles y colchones (10,6%), fiambres y embutidos (10,9%), carne vacuna (11,3%), productos lácteos (15,3%), y maquinaria agropecuaria (28,4%).

En junio se verificó un crecimiento del número de actividades industriales que ostentaron cambios interanuales positivos. El grupo con desempeño positivo frente al año anterior pasó a representar el 37% del total, mientras que el 63% restante continúa con bajas de producción frente al mismo mes del año anterior. Los sectores ligados a la demanda de ciertos bienes de consumo, a las actividades agropecuarias y a la construcción son los que mostraron ciertas mejoras.

En junio el procesamiento de soja presentó en Santa Fe una caída de 17,4%, mientras que la elaboración de aceite se contrajo 15,1% interanual. En el primer semestre, el volumen industrializado de materia prima en la provincia bajó 3,8% interanual, alcanzando a 16,9 millones de toneladas. La elaboración de aceite de soja, que en seis meses fue de 3,4 millones de toneladas, registró una merma de 2,5% frente al mismo período de 2019. El nivel actual de actividad industrial sectorial es el menor de los últimos cinco años.

Tanto en valor como en volumen, las exportaciones con origen en Santa Fe de los principales productos del complejo soja (incluso biodiesel) mostraron en los primeros cinco meses de 2020 importantes bajas frente al año anterior.

La producción nacional de carne bovina superó levemente el millón y medio de toneladas equivalente res con hueso, un volumen 4,2% superior en relación al mismo período del año anterior. En seis meses la faena de algo más de 6,7 millones de cabezas representó un incremento de 4,3% frente al primer semestre de 2019. Entre enero y mayo, las exportaciones treparon a 328 mil toneladas, un 18,5% más que el año anterior. Sin embargo, el consumo por persona bajó 3,3% interanual, a 49,4 kilogramos.

La faena porcina superó las 3,3 millones de cabezas, mostrando en seis meses de 2020 una suba de 1,5% frente al año anterior. La producción argentina de carne porcina presentó en el primer semestre un incremento de 5,7%, al totalizar 315 mil toneladas equivalente res con hueso.

La industria siderúrgica continuó recuperando su nivel de actividad frente al mes anterior, aunque mostrando aún bajas en el cotejo interanual. Los productos laminados cayeron en junio 25% interanual, y 40% al término del primer semestre del año.

La metalurgia mejoró su actividad respecto del mes anterior, aunque enfrentó una caída de 7,3% en la medición interanual. En seis meses, la producción metalmecánica retrocedió 21,3%. En todos sus segmentos, el nivel de producción fue superior al del mes anterior, recortando sensiblemente las fuertes bajas de los tres meses anteriores.

Fisfe explicó que la paulatina puesta en marcha de plantas productivas y la recomposición de ciertas demandas fundamenta este resultado.

En el complejo metalúrgico se destacaron los siguientes resultados: fundición (-38%), productos metálicos para uso estructural (-42%), maquinaria de uso general (-34%), maquinaria agropecuaria (+28%), otra maquinaria de uso especial (-16%), aparatos de uso doméstico (-3%), equipos y aparatos eléctricos (-31%), autopartes (-34%), carrocerías (+1%) y motocicletas (-20%).

Caen los precios de las propiedades

Los precios de las propiedades cayeron entre 30% y 40% con respecto a la precuarentena en todo el país porque el mercado inmobiliario vive un momento de pocas operaciones, valores a la baja y un crecimiento de las ofertas que contemplan incluso el esquema de permuta.

En la provincia de Buenos Aires, pese a la baja del precio de algunas propiedades, en junio se registró una “incipiente recuperación de las operaciones de compra-venta”, de acuerdo al Colegio de Escribanos bonaerense. En Entre Ríos, el Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios entrerriano aseguró que el sector se encuentra paralizado por “la pandemia y la crisis económica”, aunque considera que el Procrear funcionará como “motor de arranque” de la actividad. Un panorama similar reflejaron los corredores inmobiliarios de las provincias patagónicas y de La Pampa, San Luis, Chaco, La Rioja y Formas, entre otros distritos.

La caída en los precios de las propiedades de entre un 30% y 40% con respecto a la precuarentena en todo el país generó un incipiente movimiento en el mercado inmobiliario, protagonizado por pequeños inversores que aprovechan el abaratamiento en dólares de las casas y departamentos.

El presidente del Colegio de Corredores Públicos de Mendoza, dijo que “mucha gente está invirtiendo en terrenos y departamentos en pozo”. En Rosario los precios retrocedieron entre un 15% y un 20% en dólares en relación al período anterior a la cuarentena, según explicó el integrante de la Cámara de Empresas Inmobiliarias, José Ellena: “Mientras que un departamento de primera línea en el centro bajó un 5%, una casa en un barrio puede haber bajado un 30%”, detalló.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario