Economía

La industria de las motos va por una mayor cilindrada en la producción local

Los popes de las dos ruedas asumieron el desafío de incrementar la integración nacional y se entusiasman con la posibilidad ampliar aún más el mercado cuando se abra una etapa de recambio tecnológico y los usuarios aspiren a motos de mayores cilindradas.

Domingo 26 de Agosto de 2012

Las principales marcas de motos están terminando de definir sus proyectos de fabricación local para presentarlos al gobierno nacional en octubre —junto a la cadena de proveedores— y responder así al pedido realizado por el Ejecutivo para limitar las importaciones en este mundo en crisis y generar mano de argentina. En un mercado que explotó producto de la mejora de los ingresos de los trabajadores, los popes de las dos ruedas asumieron el desafío de incrementar la integración nacional y se entusiasman con la posibilidad ampliar aún más el mercado cuando se abra una etapa de recambio tecnológico y los usuarios aspiren a motos de mayores cilindradas.

   Pero no todo es color de rosas, desde el sector advierten que el costo de los proveedores locales será mayor al de los productos de origen chino, lo cual seguramente va a repercutir en el precio final del producto. “Es muy difícil competir con un proveedores de China, donde una muleta sale 10 centavos de dólar”, advirtieron y dejaron así traslucir que las motos nacionales tendrán un costo mayor a las importadas.

   Los números explican el por qué de las inversiones en el sector. Diego Dinitz, presidente de la Asociación Argentina de Motovehículos (Motto). La nueva entidad que se presentó oficialmente durante la 3ª Convención de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) División Motovehículos, que se realizó hace unos días en Córdoba, brindó un detalle de las ventas en los últimos años.

    El año 2009 cerró con 364 mil unidades vendidas, el 2010 terminó con 561 mil unidades y el 2011 cerró con 716 mil. Si bien para este año se prevé una desaceleración , ya que hasta junio se comercializaron sólo 343 mil motos, el dirigente sostuvo que “este también será un muy buen año” y resaltó que “no siempre se puede crecer al 30%, si esto fuera así en dos años más tendríamos más motos que habitantes”.

Honda crece. Sobre los planes de integración nacional, Federico Vahle, gerente de Ventas y Marketing división motocicletas de Honda, explicó que “como típica empresa japonesa se armó un plan sólido y sustentable en el tiempo y con un objetivo claro que es tomar el mercado y lograr en 2012 ser el número uno con el 20% de market share, cuando venimos de un 2011 con 7%”.

   “Para Honda viene siendo un año muy favorable, venimos teniendo un crecimiento del 16%. Esto porque en su momento supimos entender lo que el gobierno le iba a solicitar al sector, no solamente a Honda. Para este año pensamos vender 130 mil unidades, de un mercado que estimamos que va a cerrar en 638 mil unidades este año. Para el 2013 tenemos una perspectiva de venta de 170 mil unidades, todas nacionales”, indicó Vahle quien contó que el año pasado trajeron desde Brasil equipos, como inyectoras de plástico, para incrementar la producción en el país.

   En la firma japonesa prevén llegar al 30% del mercado incrementando el volumen de producción de los modelos que hoy son exitosos y que tienen una demanda insatisfecha y también incorporando al menos ocho modelos nuevos. “Todos son productos que pensamos lanzar desde octubre de este año hasta diciembre de 2013, son todos nacionales. Producimos un auto, ¿cómo no vamos a poder producir una moto de 250 cc. Es un tema de planificación e inversión”, detalló el gerente, al tiempo que destacó que “hoy la comercialización está concentrada en motos de baja gama y mediana gama, de 250 cc a 500”.

   Vahle destacó que Honda tiene estructura en el país para incrementar la producción nacional de motovehículos. En ese sentido, mencionó que la planta de Varela está con dos turnos y la de Campana con uno. “Esa plataforma nos permitirá alcanzar las 170 mil unidades en 2013”, apuntó el directivo quien agregó que están trabajando fuertemente con el desarrollo de proveedores.

   El gerente de Honda dijo que tienen como objetivo reforzar en el segmento medio, motos para diversión, donde hoy hay una demanda importantísima en el segmento que va de entre 25 mil pesos y los 40 mil. “En el mercado hay unos 4 millones de motos y está madurando y ocurre lo que llamamos step by model. El que se compró una CAP quiere una business, el que tiene una business una sport de 150 y después de 250 cc. Hoy el mercado está madurando pero el cliente no encuentra oferta y esto lo estamos detectando hace un año y por eso los lanzamientos son en ese sentido”, precisó.

La apuesta de Suzuki. Leandro Guembe, gerente comercial y marketing de Suzuki, habló de los proyectos de la planta que la firma abrió en el país el año pasado y contó que se están ensamblado tres modelos, con un volumen de entre 700 y mil motos mensuales. “Atendiendo a los planes de gobierno estamos con nuestro proyecto de integración nacional, pero como es una empresa japonesa estamos enviando las muestras a origen para recibir la aprobación del proveedor. Calculamos que desde octubre tendríamos que estar integrando la parte periférica de la moto, las manijas, manubrio, caballete y muleta que es donde tenemos cierto visto bueno de Japón”, detalló el directivo.

   En Suzuki advierten que este año hay una caída en las ventas del 20%. Sin embargo, consideran que “el mercado sigue siendo muy poderoso” y esperan para fin de año igualar las ventas de 2011 “lo cual no es nada malo”.

   La firma tiene planes para ampliar la red en el interior, trabajar más intensivamente con distribuidores. “Eso nos da un margen de crecimiento que va en contra de la caída del mercado, a pesar de que hoy estamos obligados a trabajar con los modelos que se ensamblan en la línea y eso nos limita la cantidad de modelos a ofrecer al mercado”, puntualizó Guembe.

   El directivo anticipó que está el proyecto para empezar a armar el modelo GN125 en la planta de Boulogne, San Isidro, y otros modelos de CBU para el año que viene, pero Guembe explicó que están en proceso de homologación.

Corven a motor. Leandro Iraola, presidente de Grupo Iraola y Corven Motos y Corven Amortiguadores, destacó que tienen en marcha inversiones por entre 12 y 16 millones de pesos para el segmento de motos en un plan de integración, de sustitución de importaciones. En la firma con planta en Venado Tuerto están trabajando con las motos de 110 cc para que se pueda integrar entre un 20 y un 30% de partes nacionales. Comenzaron con la integración de los amortiguadores de adelante, de atrás y los cuadros pero aspiran a concretar un proyecto de producción local de motores. “No decidimos meternos en el negocio de las motos para ser un armador sino para generar puestos de trabajo y para la industrialización de la argentina”, destacó el directivo.

   “Cuando vino la presidenta Cristina Fernández en 2011 acordamos también la fabricación de motores y hoy ya están listas las líneas de montaje y ampliamos la planta en 3 mil m2 más. Serían los primeros motores nacionales, aunque ahora vienen del exterior y vamos a incorporar de a poco piezas nacionales como tornillos, válvulas y pistones. Aspiramos incorporar más valor agregado y llegar a un 40 o 50% de participación nacional”, explicó Iraola.

   Sobre el mercado de motos, el titular de Corven apuntó que el primer trimestre fue bueno pero a partir de abril se complicó, aunque en julio y agosto levantó un poquito. En ese sentido, mencionó que prevén que este año las ventas caigan entre 5 y 7% pero “no es nada por lo que pasó a nivel internacional y los temas internos del país que pueden haber afectado un poco el consumo”.

   “Soy muy optimista, a partir de septiembre, el tema internacional va a seguir pero ya nos golpeó y viene más amortizado, además hay cosas que desde el gobierno se están corrigiendo y va haber un consumo muy importante”, pronóstico Iraola quien participará de la reunión prevista por el gobierno nacional junto a los proveedores para apuntalar la producción local.

Zanella con ventajas. Walter Steiner, presidente de Zanella, dijo que luego de acomodar el negocio en Argentina por tras los nuevos lineamientos impulsados por el gobierno nacional dijo que “ahora Zanella puede regresar con todo para recuperar el terreno perdido”. La firma figura tercera en el podio de ventas.

   “Zanella tiene una gran ventaja porque mucha inversión ya estaba hecha, teníamos una integración nacional del 95%, hasta el motor fabricábamos. Con la invasión de productos importados de la competencia, nos reducíamos para ser competitivos pero ahora que se le va a exigir a todos nosotros tenemos en la fábrica gente calificada que sabe soldar, pintar y la utilizábamos para apretar una tuerca y teníamos costos mucho más altos que los que habían contratado para apretar una tuerca. Ahora puedo utilizar a la gente por lo que estoy pagando y ser competitivo. Siempre nosotros luchamos por una integración, esperemos que sea una regla para todos”, subrayó Stiner, quien aseguró que “Zanella va a regresar con precios imbatibles, con el mejor del mercado para estar bien posicionados”.

Yamaha suma integración. Por su parte, Ariel Ugerman, gerente división Motos Yamaha, recordó que hace 3 o 4 años que la empresa viene llevando a cabo un proyecto de reindustrialización, en la planta local de Ituzaingó (Buenos Aires) se fabrica más del 90% de lo que hoy vende en el país. “Tenemos la moto IBR de 125 cc que es la moto con mayor integración de piezas nacionales, más del 50%. Eso es algo que no se puede lograr en dos meses, es algo que demanda mucho tiempo de procedimiento interno. Esos proyectos son los que nos permiten operar en el mercado”, señaló el referente de la firma quien agregó que Ahora Yamaha va a empezar a producir en los segmentos de baja categoría y seguramente sobre finales de este año se van a estar integrando los nuevos modelos.

   Después de un exitoso 2011 con tasas de crecimiento de dos dígitos, Ugerman reconoció que el 2012 es diferente. “Veíamos un amesetamiento del mercado en función de una saturación del mercado y otros indicadores. El año arrancó con algunas crisis externas que no podíamos prever y afectó a la población y por ende al mercado. La estacionalidad también afectó, ahora estamos ingresando a la etapa en que la industria tiene mayor volumen. Este año terminaremos en 630 mil unidades, es menor que el año pasado pero sigue siendo interesante”, remató el gerente de Yamaha.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario