Economía

La industria cayó 2,5 por ciento en 2014 empujada por el sector automotriz

El último indicador positivo de la actividad industrial se registró en julio del 2013, cuando en la medición mensual interanual registró una mejora del 1,6 por ciento.

Sábado 24 de Enero de 2015

La producción industrial sufrió el año pasado una caída del 2,5 por ciento comparada con el 2013, y fue el sector económico más golpeado en medio de un escenario recesivo afectado por el retroceso del 21,2 por ciento en el sector automotriz.

El Estimador Mensual Industrial (EMI) que difundió ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) registró en diciembre una baja del 2,3 por ciento comparado con igual mes del 2013, y alcanzó así 17 meses de indicadores negativos consecutivos.

El último indicador positivo de la actividad industrial se registró en julio del 2013, cuando en la medición mensual interanual registró una mejora del 1,6 por ciento.

Al comparar diciembre último con noviembre la producción de manufacturas muestra una baja del 1 por ciento.

La encuesta cualitativa industrial que mensualmente realiza el Indec entre las compañías, registró que sólo el 9,9 por ciento de los empresarios estimó que el nivel de actividad aumentará en el primer trimestre de este año.

El 12,1 por ciento de los empresarios estimó que la actividad bajará y el 78 por ciento restante que permanecerá en los mismos niveles de diciembre último.

Con los datos de diciembre último, la producción industrial cerró el último cuatrimestre del año con una baja del 2,1 por ciento, respecto de igual período del 2013.

La retracción de la industria en diciembre marcó también una baja del 1,6 por ciento, al comparar el nivel de actividad del cuarto cuatrimestre del año pasado comparado con el período entre mayo y agosto del 2013.

La caída del 21,2 por ciento en la industria automotriz durante el año pasado, comparado con el 2013, fue el que empujó la retracción de la industria, ya que ocho de los doce rubros industriales terminaron el año pasado en suba respecto del 2013.

La producción de caucho y plástico, también registró una baja importante del 5 por ciento interanual, junto a las bajas de la industria metalmecánica del 1,1 por ciento y la retracción de la producción de papel y cartón del 0,5 por ciento, al comparar la actividad del 2014 con la del año anterior.

Los sectores que mejoraron su nivel de actividad el año pasado, respecto del anterior fueron la producción de aluminio y acero, con una suba del 4,7 por ciento, la de edición e impresión con un 3,4 por ciento, la de sustancias y productos químicos que mejoró un 2,1 por ciento y la industria alimenticia con una suba del 1,9 por ciento.

También terminaron el 2014 con subas leves en los indicadores la industria del tabaco con una mejora del 1 por ciento y la producción de insumos para la construcción con un alza del 0,3 por ciento.

La industria textil y la refinación de petroleo también mejoraron su producción en el 2014, respecto del año anterior, en un magro 0,1 por ciento.

La utilización de la capacidad instalada en la industria terminó registrando en diciembre un promedio del 70,6 por ciento, por debajo del nivel de noviembre último, cuando fue del 73,2 por ciento.

FMI: "El PBI caerá por la inflación y por Brasil"

El director del Departamento para el Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, afirmó ayer que la caída de la economía argentina del 1,3 por ciento en 2015, tal como indicó el organismo en su último informe, será a causa de "un entorno de inflación elevada", el "casi nulo crecimiento de Brasil" y "la falta de acceso fluido a los mercados financieros internacionales", entre otras variables.

Werner vaticinó para este año "una situación externa compleja" con un acceso "restringido" al "financiamiento externo" por "el fenómeno de los holdouts".

Dijo que "la caída en el precio promedio de los productos agropecuarios; el bajo, casi nulo, crecimiento en Brasil; la depreciación del real; la falta de acceso fluido a los mercados financieros internacionales, hace que se dificulte mucho manejar este entorno internacional complejo".

"En ese sentido, estamos esperando que los indicadores que estamos viendo en términos de caída de la producción industrial, de caída de la construcción, caída de las ventas al menudeo, no se reviertan lo suficientemente rápido y se tenga un año de contracción económica".

Según Werner, "sumado a esto un entorno de inflación elevada, un entorno de incertidumbre en términos de políticas macro, en torno en el cual los controles a las importaciones son importantes y donde las importaciones se anticipa que caigan, se genera esta expectativa".

El directivo del FMI dijo que el otro país de la región que tendrá una situación compleja será Venezuela, por "el deterioro de su planta productiva muy avanzado, que ve sus ingresos externos caer de una manera tan drástica con la caída del precio del petróleo" y "una dependencia tan grande a esos ingresos, que está haciendo que nuestro pronóstico sea de una contracción del 7 por ciento".

Acceso a los mercados."Es un fenómeno muy diferente al de Argentina, que es una situación externa, compleja, en un entorno donde la capacidad de acceder al financiamiento externo, que a veces es lo que permite minimizar los impactos de este entorno, está restringido por el fenómeno de los holdouts", prosiguió.

Para Werner, la problemática generada por el reclamo judicial de los fondos buitre "dificulta este manejo claramente en un entorno en el cual el alto déficit público, las restricciones a las importaciones, la elevada inflación generan estos fenómenos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS