Economía

La Iglesia pidió un "necesario y urgente" acuerdo entre el gobierno y el campo

La Iglesia reclamó hoy un “necesario y urgente” acuerdo entre el Gobierno y los productores del campo, y recordó que en democracia los problemas se solucionan “en el ámbito de las instituciones, privilegiando el diálogo por sobre toda muestra de violencia verbal o física”.

Lunes 19 de Mayo de 2008

Buenos Aires.- La Iglesia reclamó hoy un “necesario y urgente” acuerdo entre el Gobierno y los productores del campo, y recordó que en democracia los problemas se solucionan “en el ámbito de las instituciones, privilegiando el diálogo por sobre toda muestra de violencia verbal o física”.

“(Es) en estos momentos de tensión en que se hace necesario y urgente que el Gobierno y las agrupaciones representativas del campo lleguen a un acuerdo. Lo necesitamos todos los argentinos pero particularmente los pobres, que son quienes más sufren las consecuencias de esta situación”, subrayó la Comisión Ejecutiva del Episcopado que preside el cardenal Jorge Bergoglio en un comunicado.

Los obispos aseguraron, además, que “la experiencia nos ha enseñado que una sociedad no crece necesariamente cuando lo hace su economía, sino sobre todo cuando madura en su capacidad de diálogo y en su habilidad para gestar consensos que se traduzcan en políticas de Estado, que orienten hacia un proyecto común de Nación. Este sigue siendo un fuerte desafío para nuestra democracia”.

Tras llamar a buscar “más las coincidencias que la acentuación de las diferencias y teniendo siempre como horizonte el bien común”, enfatizaron que “esta búsqueda debe darse en un clima de honestidad y respeto”.

El Episcopado imploró, por último, al Señor “que ilumine a los actores involucrados para que se llegue a un acuerdo justo y pacífico”.

Por otra parte, desde la Comisión Episcopal de Pastoral Social presidida por el obispo Jorge Casaretto reiteraron la disposición a una gestión de “buenos oficios” entre las partes para que se alcance una solución definitiva al conflicto que lleva más de dos meses.

La posibilidad volvió a abrirse -dijeron a DyN fuentes eclesiásticas- después de que Cristina Fernández apeló a un discurso conciliador en un acto partidario y de que representantes de las entidades rurales solicitaran una audiencia, pese a que ninguno expresó disposición a una negociación de fondo, es decir, discutir retenciones móviles y levantar el paro con tractorazos en las rutas.

“Urge recuperar la fuerza del diálogo que nos permite intercambiar ideas, enriquecernos con la opinión del otro y optar por lo mejor, dejando de lado el monólogo”, reclamó Casaretto.

Nadie pidió la intervención eclesiástica de momento, pero a más de dos meses de iniciado el conflicto en despacho gubernamentales, confiaron fuentes oficiosas, ya comienza a evaluarse, aunque a regañadientes, como el “único camino viable” para destrabarlo, y entre los productores habría más disposición.(DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario