Economía

La "frustración" de los CEO, en una encuesta

Los empresarios estiman que hasta el 10 de diciembre el riesgo país aumentará.

Domingo 20 de Octubre de 2019

Los empresarios estiman que hasta el 10 de diciembre el riesgo país aumentará, que las tasas de interés tendrán pequeñas oscilaciones y que la cotización del dólar también subirá, según revela la encuesta de expectativas de ejecutivos que realiza la consultora D’Alessio Irol para Idea, y que se presentó en el 55º Coloquio que se realizó en Mar del Plata.

El economista Luis Secco analizó los números del relevamiento de octubre y confesó que entre la comunidad de negocios que integran Idea hay “un alto grado de frustración respecto de lo que se esperaba que fuera el último trimestre del año respecto de la realidad que se está viviendo”.

Según planteó hay una continuidad respecto de lo que fueron las variables más importantes: baja inversión, bajo nivel de empleo, de ventas y de rentabilidad y además, cierta visión negativa atada a la cuestión sectorial. “Muchas variables vuelven al nivel de octubre de 2018, que era la pos crisis cambiaria”, indicó.

En este escenario, y aunque la encuesta no lo dice, Secco también estimó que en el tiempo que resta hasta llegar al 10 de diciembre se prevé una profundización de los controles cambiarios.

El pacto para después

Un dato que llamó la atención del economista respecto del relevamiento, estuvo vinculado a los principales factores para aumentar la competitividad del país. Las respuestas de los empresarios pusieron en primer lugar la necesidad de una reforma impositiva, en el segundo puesto quedó la tarea de bajar la inflación y luego la demanda de una reforma laboral.

Recién en el octavo lugar figura “construcción de consensos basados en la división de poderes”, algo parecido al llamado a pacto social o mesas de consensos que fue casi el eje central del 55º Coloquio.

“Lo que más me sorprende es que construcción de consensos básicos queda muy abajo; todo el mundo dice hay que hacer consensos, pero por lo menos los 240 empresarios que contestaron se lo olvidaron”, describió.

Eduardo Luis D’Alessio explicó lo más destacado del relevamiento. Marcó la caída de indicadores en el segundo semestre, una tendencia a suavizarse en el próximo período, las expectativas de que las exportaciones continúan con balance positivo y las inversiones y el empleo caen.

Además, dijo que dos tercios de las empresas esperan “mantener o incrementar” sus ventas, que todos los sectores “pierden en precios contra la inflación” y puntualmente el sector servicios lo hace en mayor medida. “Continúan extendiéndose los plazos de cobranza y se espera oscilación del dólar, tasas, y riesgo país”, detalló.

Los temas vitales a atender para los ejecutivos son: salarios, en el caso del sector servicios; y crédito y tensiones sindicales, en lo referente a la industria. Por otra parte, la reforma impositiva, la reforma laboral y la baja de la inflación son imprescindibles para la competitividad del país.

En tanto, el aumento de impuestos, la presión sindical y la disminución de tasas son las principales expectativas para el futuro gobierno de parte del sector empresario, que además marcó que el déficit fiscal es el origen último de la situación actual.

Sobre los factores negativos de la situación económica, los empresarios mencionan la “inestabilidad política, los errores en el plan económico, la inflación, la incertidumbre, la devaluación tras las Paso y la caída de actividad”.

Entre los factores positivos, mencionan “un mayor orden desde el gobierno y mayor expectativa para las exportaciones”.

“La frustración de la expectativa es la característica saliente de esta encuesta y la caída de la inversión es la más alta de la serie”, explicó D’Alessio.

Entre los problemas que importan al empresariado se mencionan que las reformas impositiva y laboral, y la baja de inflación son imprescindibles para la competitividad del país.

Además, indicaron que el aumento de impuestos, mayor presión sindical y disminución de tasas son las principales expectativas para el futuro gobierno.

En tanto, el 37% de los consultados espera una mejora de las exportaciones de su empresa, por la mejora del tipo de cambio y el 34% prevé que las ventas de su empresa aumentarán, sobre todo las pymes y las compañías de servicios.

En cuanto al empleo, cae a los niveles del segundo semestre de 2014, ya que el 47% de los consultados estima que disminuirá. Y allí plantearon que para generarlo, necesitan cambios en las condiciones de contratación (57%) y la aplicación de incentivos fiscales (también 57%).

En cuanto a la rentabilidad, el 64% de los consultados cree que en los próximos meses caerá.

La mitad de los empresarios consultados estima que sus plazos de cobranza se ampliarán en los próximos meses.

Entre los temas más importantes para el próximo año, el 49% de los consultados puso a los salarios como principal, junto a la reforma impositiva (32%) y obtención de crédito (30%). A la hora de mencionar los principales temas a mejorar, encabezan la reforma impositiva (56%), la educación básica (47%) y Justicia (46%).

Consultados sobre las causas de los problemas de la Argentina, mencionan el déficit fiscal (70%), la falta de confianza (45%) y la ausencia de acuerdos entre las distintas fuerzas políticas (34%).

Entre las medidas que consideran apropiadas para promover la inversión en el 2020, destacan la eliminación de impuestos distorsivos (67%), la clarificación de reglas de juego (49%), una política fiscal pro inversión (44%) el financiamiento de largo plazo (43%).

Finalmente, el 61% de los consultados espera que durante el futuro gobierno aumentarán los impuestos, el 58% cree que disminuirán la tasa de interés y el 49% que bajarán los salarios reales, mientras el 30% de los consultados estima que la inflación aumentará.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS