Economía

La figura del superministro vuelve al centro de la escena

Con la decisión de darle más poder a Nicolás Dujovne, el presidente Mauricio Macri debió ceder y aceptar un recurso que siempre evitó: tener un ministro fuerte que coordine numerosas áreas y concentre un alto grado de decisión.

Lunes 21 de Mayo de 2018

Con la decisión de darle más poder a Nicolás Dujovne, el presidente Mauricio Macri debió ceder y aceptar un recurso que siempre evitó: tener un ministro fuerte que coordine numerosas áreas y concentre un alto grado de decisión.

El giro es la primera consecuencia de la conferencia de prensa brindada por Macri en la que ensayó una autocrítica, al reconocer que faltó coordinación en el área económica para afrontar el mayor desafío desde que llegó al poder: el intento de corrida cambiaria ante la apreciación del dólar por la suba de tasas en Estados Unidos.

Es que, al designar a Dujovne para coordinar nueve áreas de su gobierno, le está brindando la potestad de decidir el manejo de fondos multimillonarios, definir cómo hacer frente a la turbulencia cambiaria y cerrar la letra chica del acuerdo stand by con el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otros numerosos desafíos que se vienen.

Lo cierto es que Macri nunca creyó en darle demasiado poder a un funcionario y siempre prefirió el trabajo "en equipo".

Pero parece haber llegado la hora de un golpe de timón, porque la Argentina atraviesa su peor crisis desde que asumió el gobierno: a las profundas inconsistencias internas se sumaron los fuertes vientos adversos que soplan desde Estados Unidos.

La suba de tasas en la mayor potencia mundial, que derivó en una apreciación del dólar, encontró a la Argentina en un momento de debilidad en su cuenta corriente, con un elevado déficit comercial y la necesidad de divisas para compensarlo.

El gobierno buscó defenderse como pudo tomando la mayor parte de la deuda necesaria en el arranque del año, pero no alcanzó para compensar la capacidad de daño de la corrida cambiaria, que hizo subir el dólar de 18,92 pesos en la última jornada de 2017 a 25,05, el 18 de mayo pasado.

En lo que va de 2018 la divisa estadounidense se apreció 32,4 por ciento frente al peso, lo cual presiona sobre la inflación y la proyecta por encima del 20 por ciento para este año, un nivel muy superior a las estimaciones oficiales.

Por eso, los desafíos para Dujovne serán mayúsculos. No sólo asumirá la coordinación de nueve ministerios económicos sino que pasará a manejar cuatro pilares clave: el ajuste fiscal, la estrategia de crecimiento, el presupuesto y el control de la inflación, junto al presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario