Economía

La escasez de fondos tensa la relación entre Nación y provincias

La situación fiscal de las provincias comenzó a tensar las relaciones políticas con el gobierno nacional y se instaló como la gran incógnita a resolver en materia económica de cara al segundo semestre del año.

Lunes 09 de Julio de 2012

La situación fiscal de las provincias comenzó a tensar las relaciones políticas con el gobierno nacional y se instaló como la gran incógnita a resolver en materia económica de cara al segundo semestre del año. Así, mientras los gobernadores barajan salidas como la postergación o el pago en cuota de aguinaldos a empleados estatales, freno de la obra pública, aumento de impuestos o emisión de deuda, para paliar la crisis, desde la oposición salieron a cuestionar al gobierno nacional por obligar a los estados provinciales a realizar un "ajuste brutal" y advirtieron sobre una suba de tensiones entre los distritos y la Nación para el resto del año.

La primera disputa se instaló ayer en la provincia de Buenos Aires cuando dirigentes opositores manifestaron rechazo ante la nueva ley de emergencia económica que prepara el gobierno de Daniel Scioli, mientras que desde el kirchnerismo de esa provincia expresaron cautela y pidieron "ser más creativos" para colaborar con el gobernador bonaerense.

El gobierno de Scioli tiene previsto continuar con la búsqueda de consensos en las dos cámaras de la Legislatura para avanzar en la iniciativa que permitirá hacer uso directo de la administración de recursos. En ese marco, la diputada nacional y titular del GEN, Margarita Stolbizer adelantó que su fuerza no acompañará a nivel provincial la iniciativa.

La legisladora aseguró que los problemas de Buenos Aires se podrían haber resuelto "si la Nación cumpliera con la ley de coparticipación" y advirtió que la "situación límite" que enfrenta el distrito se debe a que el gobernador Daniel Scioli "no ha defendido" a la provincia.

En el entorno de Scioli cuestionaron los reparos de algunos dirigentes cuando, remarcaron, "se encuentra en vigencia la emergencia nacional" que permite a funcionarios del gabinete hacer uso de partidas sin intervención del Congreso.

Una salida repetida. La emergencia económica fue sancionada en enero de 2002 y es prorrogada desde entonces todos los años. La última extensión votada por el Senado le dio vigencia hasta diciembre de 2012.

El diputado provincial del kirchnerismo Fernando "Chino" Navarro se mostró conciliador en torno a la iniciativa y propuso "concentrarnos para resolver la problemática económica y financiera" bonaerense.

"El gobernador hace bien en informar y es bueno que manifieste su identificación con el gobierno nacional", acotó el legislador y aclaró que "los diputados oficialistas no vamos a votar un ajuste". En ese marco, señaló que "en la Legislatura tenemos que ser más creativos y colaborar con el gobernador".

En esos términos —con una oposición en contra y un oficialismo renuente a hablar de ajuste— será entonces el propio Scioli el que deberá cargar el costo político de la implementación de la emergencia en su provincia.

Ayer el diputado por la Coalición Cívica y ex presidente del Banco Central, Alfonso Prat Gay aseguró ayer que el gobierno nacional intenta pasarle "el ajuste" y el costo político a las provincias.

Prat Gay resaltó que el gobierno empezó "hablando de la sintonía fina" pero "no les salió bien porque en cuanto dijeron que levantaban los subsidios y aumentaban las tarifas, rápidamente tuvieron que dar marcha atrás, que la pudieron dar, por la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central".

"El gobierno es el que tiene todos los recursos extraordinarios, y las provincias dependen de la generosidad del gobierno", destacó el legislador.

El reparto de fondos. El último informe elaborado por el Instituto Argentina de Análisis Fiscal (Iaraf) sobre envío de fondos de la Nación a las provincias indica que en los primeros cuatro meses de 2012, la suma de fondos automáticos por todo concepto (coparticipación más Fondo Federal Solidario o sojero) enviados a las provincias alcanzó los 49.341 millones de pesos, con un incremento de 25,6 por ciento.

Sin embargo, esto muestra una desaceleración de doce puntos porcentuales respecto del mismo lapso de 2011 cuando el incremento de recursos había alcanzado el 37 por ciento.

Según Prat Gay, "en las provincias, la sensación térmica es mucho más fría en lo económico", y en este contexto, dijo que los distritos "aumentan impuestos, que es lo la presidenta le critica" a los países europeos.

Los perdedores.En igual sintonía, el diputado nacional Francisco De Narváez, sostuvo que en la escalada de conflictos entre las provincias y el gobierno nacional, "pierde la gente, y mucho".

"Hay que actuar con mucho prudencia y moderación y ser conscientes de que indudablemente el gobierno nacional ha comenzado un proceso de ajuste brutal sobre todas las provincias, se nota mucho más en la de Buenos Aires", subrayó, y acotó que "esto de sintonía fina tiene poco".

El gobernador Antonio Bonfatti reconoció anteayer en diálogo con LaCapital que la recaudación impositiva provincial bajó y la situación económica era de "dificultad" pero garantizó que los salarios no se pagarán en cuotas.

El mandatario provincial planteó la necesidad de debatir un nuevo esquema de coparticipación, donde la distribución de fondos "condiga con la cantidad de habitantes y con los recursos que tenemos las provincias".

Crédito a pymes

El Ministerio de Industria abrió una nueva convocatoria del Programa de Crédito Fiscal, que en el segundo semestre cuenta con $40 millones para que las pymes puedan invertir en la formación de sus recursos humanos.De ese monto, $5 millones serán para financiar centros de formación y equipamiento en parques industriales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS