Economía

La economía rosarina entró en el tobogán a partir de julio

El indicador que elabora la Municipalidad mostró una baja mensual de 1,8% en julio y una caída interanual en agosto. La baja por rubros es feroz.

Sábado 29 de Septiembre de 2018

La actividad económica en Rosario cayó 1,8% en julio de este año comparado con el mes anterior y la foto de lo que se viene no es mejor. Con datos provisorios, se estima un retroceso interanual en agosto, lo que representará la primera baja anualizada desde abril del año 2017. Los datos plasman el impacto de la crisis macroeconómica que a nivel nacional arrancó en abril y que, con retraso por los planes locales de obra pública, comienza ya a sentirse en los números de la ciudad.

   La información surge del Indicador Mensual de Facturación que elabora el Centro de Información Económica de la Municipalidad, que fue presentado ayer y cuya difusión mensual se sistematizará a partir de ahora, luego de la difusión del Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) a nivel nacional. El objetivo de aportar datos duros sobre la actividad local en base a la facturación a precios corrientes surgidas del Derecho de Registro e Inspección (Drei). El gobierno municipal difundía hace años estos números, y luego de un período de "apagón estadístico", ahora busca con el índice darle regularidad a la información.

   Aunque los números muestran que en julio el indicador de facturación total de los locales habilitados en Rosario —que suman aproximadamente 37 mil— creció 1,9% a valores constantes respecto del mismo mes de 2017, el indicador desestacionalizado expresó una caída del 1,8% respecto de junio. En base a datos provisorios, la tendencia a la baja se profundizaría en agosto tanto en términos mensuales como anuales.

   La estimación de que los peores números están por venir se apoya en la evolución de los distintos sectores. El comercio, que explica el 42% de la facturación total, creció apenas 0,8% en forma interanual, pero mostró un retroceso de 1% en el rubro minorista. Fue estrepitosa la caída del 17,8% en el sector de venta, mantenimiento y reparación de vehículos.

   La industria manufacturera también creció 3% en julio de 2018 respecto del mismo mes de 2017. Pero al interior de ese sector los números son preocupantes, ya que se observa una fuerte caída en el segmento de vehículos y equipos de transporte del 29,2%. Aquí están incluidas las carroceras, que hoy están prácticamente paradas. Pero también hubo una caída del 5,5% en fabricación de componentes electrónicos y equipos eléctricos, explicada en buena parte por la crítica situación del sector de línea blanca. También hubo un descenso del 5,7% en textiles, confecciones y cueros, que vienen en picada desde 2016.

   La subsecretaria de Producción, María Fernanda Ghilardi, y el secretario del área, Germán Giró, presentaron los números del indicador. También participaron el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, y su par de Hacienda, Santiago Asegurado.

   En el sector de servicios privados —el segundo en nivel de facturación local— si bien hubo una suba anual general del 2,6%, se explica fundamentalmente por la buena performance de la intermediación financiera, que creció 9,8%. En cambio, Ghilardi explicó que la gran mayoría de los subrubros mostraron bajas: inmobiliarios (-3,6%), alojamiento y servicios de comida (-4,8%) y comunitarios, sociales y personales (-2,9%). "El sector servicios comenzó a mostrar caídas especialmente en la actividad de hotelería y gastronomía", dijo.

   La construcción evolucionó en forma interanual 3% y, según explicó Giró, esto refleja "la decisión política de sostener la obra pública, que jugó como un factor muy importante para mantener la actividad".

   "La provincia y Rosario tienen una economía que se diferencia de las variables nacionales, y esto hace que se ralentice la caída. De todas formas, no podemos escapar y eso nos va impactar", vaticinó el funcionario.

Primera caída

De hecho, el indicador presentado ayer también contará con un anexo que mostrará los datos provisorios del mes siguiente al analizado. En este caso se trata de agosto de 2018, cuyos datos muestran lo que los funcionarios anticiparon: una caída de 0,68% en forma interanual y un retroceso del 0,73% mes contra mes.

   "En los datos provisorios de agosto, que aún no están cerrados, vemos la primera caída interanual del año", agregó Giró.

   Para Giró es clave mirar los números con una lente ampliada porque permiten dar cuenta del ciclo. En ese punto detalló que el Emae nacional muestra a partir de abril un derrumbe muy pronunciado en la serie desestacionalizada, que continúa en mayo y junio, con un pequeño repunte en julio. Ese espejo sirve para explicar la reacción económica de los actores locales, aunque en forma más lenta. Este acople tardío podría ayudar a entender, también, la baja interanual que exhibió el indicador de desempleo, a contramano de los números nacionales.

   Aunque los datos económicos son una foto del presente, también permiten proyectar expectativas. En base a eso, Asegurado explicó que "la Argentina está transitando un momento de dificultad". Y advirtió que "las medidas que se tomaron a nivel nacional tienden a contraer" la actividad económica. "No queremos ser la vanguardia de la mala onda, pero la situación es compleja", agregó.

   En ese marco, tanto Asegurado como Leone reiteraron que el gobierno municipal sigue de cerca la situación económica. "Junto a la Secretaría de Producción estamos encarando acciones para sostener la actividad, el empleo, porque cada puesto de trabajo que se pierde se transforma en un incremento de la demanda social", agregó Asegurado, y dijo que "todavía no se vio todo lo que tiene que verse" en materia de crisis.

   Entre las herramientas que están poniendo a disposición de los empresarios locales figuran la prórroga por un año para renovar habilitaciones y la simplificación de trámites a través de la digitalización de estos permisos.

   Pero también las líneas de crédito al 21% con tasa subsidiada para centros comerciales. Una herramienta que a futuro también plantea interrogantes por la política del Banco Central de eliminar la tasa de referencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario