Economía

La economía no se ve bien

El índice que mide la percepción de la población sobre la situación económica y laboral cayó 6%.

Domingo 22 de Julio de 2018

El índice que mide la percepción de la población sobre la situación económica y laboral cayó 6% en junio contra igual período de 2017 y cerró el primer semestre con un retroceso del 8% en la misma comparación, según un sondeo privado de Kantar TSN.

"Mientras el primer trimestre había logrado valores positivos, el segundo trimestre revirtió drásticamente la tendencia principalmente por las peores evaluaciones respecto al futuro económico más que laboral, y empujado por el impacto inflacionario en los consumidores", explicó Mercedes Ruiz Barrio, investigadora senior de Kantar TNS.

Al analizar el Índice General de Expectativas Económicas (IGEE), Ruiz Barrio sostuvo que "si bien tanto las percepciones sobre el presente y el futuro están afectadas, la caída es aún mayor respecto al momento actual, donde se ve afectado el poder adquisitivo de mediano plazo".

"El comportamiento que se registró en junio no logró revertir las caídas del segundo trimestre y cierra con un pesimismo marcado desde la evaluación de la situación económica presente e incertidumbre respecto al futuro, donde la evaluación concreta de aumentos de precios y situación del ingreso impacta en la valoración general", analizó la especialista.

Si bien las evaluaciones negativas respecto al rumbo del gobierno crecen entre los jóvenes de 25 a 34 años y del conurbano bonaerense, el impacto de costos es más mencionado en el grupo de 35 a 49 años, de los niveles medio altos y los habitantes de Ciudad de Buenos Aires.

Más del 80% de los entrevistados dijo que los precios "aumentaron mucho" en los últimos 12 meses, alcanzando los niveles de evaluación similares al 2016, momento en que las discusiones por los incrementos tarifarios generaban las mayores preocupaciones inflacionarias. "Si bien el dólar no pareció como una preocupación, su traslado a precios puede ser un componente que impacte en esta caída de expectativas", dijo.

Billetera electrónica

La investigadora en administración de empresas y contadora pública de la UBA, también VP de producto Mercado Pago, analizó la tecnología y la economía y como la primera formaliza a la segunda.

"Así como se pasó del intercambio de sal a los billetes, las transacciones de dinero por bienes y servicios fue mutando a lo largo del tiempo. Aún en épocas donde los Estados y Naciones no estaban conformados como los conocemos hoy, la economía ya formaba parte de la humanidad. Sin embargo, en países como Argentina, cerca del 30 por ciento de sus ingresos no están declarados. ¿Cómo se puede contrarrestar esta realidad?

El profesor Friedrich Schneider, de la Johannes Kepler University de Linz (Alemania), elaboró en 2017 un ranking global sobre el impacto de las "economías en las sombras". Es decir, el peso total que tienen aquellas transacciones que son realizadas en efectivo, sin declaración y que no forman parte del PBI. Argentina alcanzó un 28,65 por ciento de su PBI "en negro", durante 2016.

Las políticas económicas encuentran en la tecnología un aliado para superar estos índices de informalidad. Medidas como las aprobadas por el BCRA, que obliga a comercios y monotributistas a aceptar el pago con tarjetas de crédito y débito, además de transferencias, son un primer paso. No obstante, el otro lado del asunto es que apenas el 50 por ciento de la población económicamente activa en el país está bancarizada. Y de este porcentaje, 8 de cada 10 usuarios extraen enteramente su sueldo apenas depositado.

Pero Argentina tiene más smartphones que habitantes, 1,5 dispositivos por persona. ¿Cómo se transforma el celular en una billetera? Es simple: el usuario hace una compra, abre la billetera electrónica (una app muy simple de instalar y en la que están asociadas sus tarjetas, cuentas bancarias o saldo propio de la aplicación), elige su medio de pago preferido, escanea el código QR del comercio, y listo. El pago está realizado.

La principal ventaja de utilizar este sistema, además de la velocidad, la simpleza y la reducción del uso del efectivo, es que para los clientes el sistema es gratis, mientras que para los comercios la comisión es cero. La experiencia de India es un modelo a considerar en este sentido. Una solución en la palma de su mano para formalizar la economía: la billetera electrónica y los pagos con código QR.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario