Economía

La economía mundial en pandemia

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la economía mundial caerá 4,4% en 2020 y repuntará 5,2% en 2021

Domingo 01 de Noviembre de 2020

Bajo el título “Un largo y dificultoso camino cuesta arriba”, el organismo multilateral difundió las estimaciones revisadas para la economía mundial. Una presentación habitual en la asamblea semestral que realiza en conjunto con el Banco Mundial. Las proyecciones son un poco más alentadores que en junio último, cuando se proyectaba una caída de 4,9% este año.

Embed

“Como resultado del relajamiento de las restricciones y el rápido despliegue de apoyo político a una escala sin precedentes por parte de los bancos centrales y los gobiernos de todo el mundo, la economía mundial está regresando de las profundidades de su colapso en la primera mitad de este año”, señaló. Pero advirtió que “el empleo sigue estando muy por debajo de los niveles prepandémicos y el mercado laboral se ha polarizado más y los trabajadores de bajos ingresos, los jóvenes y las mujeres son los más afectados”.

En cuanto a las proyecciones de la economía mundial, el Fondo advirtió una recuperación desigual: las economías avanzadas se recuperaron mientras que las emergentes empeoraron. La economista Jefe del FMI, Gita Gopinath, advirtió a los países que no retiren en forma prematura las políticas de estímulo fiscal y monetaria, que sirvieron para apaciguar la crisis mundial originada por la pandemia de coronavirus. Es más, dijo que “gracias a las políticas de los bancos centrales aplicadas a tiempo, en el mundo”, se evitó “una catástrofe financiera”.

El Fondo proyectó una recesión del 8,1% para Latinoamérica. Latinoamérica atraviesa una desaceleración desde 2012, que se profundizó con una contracción en 2015 y 2016. En 2019 la economía se mantuvo estancada y se esperaba que empezara poco a poco a recuperarse en 2020, pero el panorama cambió con la pandemia.

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, dijo que la crisis económica regional “va a durar más de lo que se pensaba, la recuperación va a tomar varios años y será más lenta que tras la crisis subprime (de 2007-8)”, por lo que habrá que “mantener políticas macroeconómicas, fiscales y monetarias expansivas”. Alentó a sostener el gasto público apoyado en un “fortalecimiento de los ingresos públicos”, en especial con mayores gravámenes a la renta y a la propiedad.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de Naciones Unidas ha señalado que el Producto Interior Bruto (PIB) de la región debe crecer a una tasa interanual del 4% y realizar una redistribución de hasta el 3% del PIB anual para eliminar la pobreza de la región en 2030.

El FMI recomendó a los países de Europa que enfrentan rebrotes de coronavirus que sostengan el apoyo financiero generalizado para hogares y empresas, de manera de ayudar a paliar los efectos económicos generados por la continuidad de la pandemia. Estimó que sin la ayuda inicial para evitar el desempleo y las quiebras, la producción económica habría sido entre 3 y 4 puntos porcentuales más baja este año. Las respuestas tempranas, que incluyeron programas de licencia para proteger los empleos y garantías de préstamos para ahorrar a las empresas con problemas de flujo de efectivo, dejaron a algunos países con cargas de deuda y déficits inusuales.

El déficit fiscal de Estados Unidos para el ejercicio 2020 superó en septiembre los u$s 3,1 billones, la cifra más alta de su historia. Significó un incremento de 218% respecto al año anterior, según informó el Departamento del Tesoro de ese país. Los gastos para contener la crisis económica causada por la pandemia de coronavirus y la consecuente caída de la recaudación fiscal por el freno de la actividad explicaron, principalmente, el resultado negativo. El déficit es más del doble del récord anterior registrado en la crisis de 2009.

Las naciones más ricas del mundo reunidas en el Grupo de los 20 (G20) acordaron renovar una iniciativa de alivio de la deuda para los países más pobres hasta la primera mitad de 2021 debido a la pandemia de coronavirus, en respuesta a un pedido del Banco Mundial (BM).

El gobierno de España tiene previsto aumentar los impuestos a las grandes empresas y a los más ricos e invertir 27.000 millones de euros (31.800 millones de dólares) de ayudas europeas mientras trata de recuperarse de una de las recesiones más graves derivadas del coronavirus entre las economías desarrolladas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS