Economía

La economía global no logra sortear el invierno

A dos años de su puesta en marcha, la demanda de créditos oficiales explotó. Los precios de los terrenos y de los insumos tiran en contra.

Domingo 17 de Agosto de 2014

En los dos años que lleva en marcha el Programa de Crédito Argentino del Bicentenario (Procrear), unas 27 mil familias rosarinas apostaron al sueño de la casa propia y cerca de 14 mil resultaron beneficiadas en sorteos. Según datos del Banco Hipotecario, en la ciudad se iniciaron 915 obras y otras 431 ya terminaron, con un desembolso total superior a los 112 millones de pesos. En tanto que el desarrollo urbanístico planteado para Rosario, uno de los seis que corresponden a Santa Fe, aún no se puso en marcha pero promete 352 viviendas en la zona de Rondeau y Valle Hermoso.

En la Administración Nacional de Seguridad Social (Ansés) califican como "muy positivo" el avance del Procrear, que ofrece líneas de financiamiento para la construcción, ampliación, terminación y refacción de viviendas e incluso desarrollos urbanísticos destinadas a un sector que habitualmente no califica para créditos hipotecarios. Destacan como fundamentales los "requisitos accesibles" que se plantean para llegar a los créditos y también la "transparencia del sistema" que propone inscripción por internet y sorteos públicos televisados en vivo.

En un marco económico recesivo e inflacionario, es cada vez más la gente interesada en participar. En los primeros tres sorteos, realizados entre julio y septiembre de 2012, se presentaron en cada instancia poco más de 20 mil familias interesadas. En los últimos dos sorteos, la convocatoria fue mucho más amplia: 364.868 familias en octubre de 2013 y 235.057 en el más reciente, de junio de 2014.

Erosión. Desde la Secretaría de Hábitat de la provincia reconocieron que "la situación de inflación aumenta la demanda tanto de créditos Procrear como de cualquier oferta estatal de soluciones habitacionales" y remarcaron la necesidad de avanzar con políticas tendientes a resolver el tema del suelo. Por otra parte, admitieron que el incremento de los precios de terrenos y materiales de construcción obligó a los titulares de los créditos a aportar fondos propios o a disminuir sus expectativas en relación al proyecto.

"Algo tienen que resignar, construyen una casa más chica o con materiales de menor calidad", coincidieron desde la Cámara Inmobiliaria local, a la hora de evaluar las dificultades que atraviesan los beneficiarios.

Analizaron que Procrear "ayudó a generar movimiento en el mercado" pero lo consideraron apenas "un paliativo" y reclamaron que los bancos privados también ayuden a que la clase media consiga su primer techo.

BALANCE POSITIVO. El 12 de junio de 2012, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lanzó en un acto en el Museo del Bicentenario el Programa Procrear con el que, aseguró, se redoblaba "la apuesta del Estado a un modelo de crecimiento e inclusión social". Ya en marcha, la mandataria afirmó que "Procrear es el plan de créditos más importante en los 125 años de historia del Banco Hipotecario".

A dos años de aquel lanzamiento, "el balance es absolutamente positivo", asegura Martín Gainza, jefe de la Regional Litoral de Ansés.

Respalda su evaluación en que "cada vez hay más interés en el Procrear, cada vez hay más gente que se inscribe y más gente que construye". A la hora de hacer análisis, marca dos factores: "La posibilidad de calificar para un crédito cuando en lo privado es casi imposible" y "la valoración que se hace sobre la transparencia del sistema".

El funcionario explica que "el sueldo promedio que tiene una persona o una familia que accede a Procrear ronda los 10 mil pesos, ya sea un solo sueldo o sumados los dos de la pareja. Con estos ingresos es imposible conseguir un crédito hipotecario en otra parte".

Y se muestra orgulloso por el funcionamiento del sistema: "Al Procrear se accede por sorteo, la inscripción es directa por internet, sin intermediación. El sorteo es público y televisado en vivo. Esta transparencia hace que incluso no haya morosidad".

El titular de la Cámara de Inmobiliarias local (Cadeiros), Carlos Rovitti, consideró que Procrear tuvo impacto positivo, aunque limitado, en el mercado inmobiliario local. "Ayudó mucho a crear movimiento en el mercado, en particular en las zonas cercanas a rosario como Villa Gobernador Gálvez, Funes y Roldán porque en la ciudad hay pocos terrenos y a valores poco accesibles", sostuvo.

E hizo una comparación para respaldar su afirmación: "En el primer semestre de 2013 de cada cien operaciones inmobiliarias, 9 eran terrenos. En el primer semestre de este año, los terrenos treparon a 28 de cada cien operaciones". Sin embargo, Rovitti aclaró que Procrear "es sólo un paliativo" y recordó que unas 270 mil personas alquilan hoy en la ciudad, con lo cual el problema está lejos de resolverse.

TERRENOS Y PRECIOS. Más allá del buen panorama, desde Ansés admiten que hay varios problemas por solucionar, como la falta de terrenos (en particular en grandes ciudades) y el incremento de precios, tanto de la tierra como de los materiales de construcción. Pero aseguran que el comité ejecutivo de Procrear ha puesto en marcha medidas para moderar los precios y generar suelo urbano.

"Hemos firmado acuerdos de precios vinculados a materiales, para evitar maniobras especulativas", recordó Gainza.

A fines de mayo, doce empresas santafesinas firmaron el acuerdo de Precios Cuidados para la construcción, nueve de las cuales tienen sede en Rosario. Los corralones que se sumaron se comprometieron a vender al consumidor 37 productos con un precio de referencia, aunque admite revisiones.

Carrera. El secretario de Estado del Hábitat Gustavo Leone reconoció que la situación se complica para algunos beneficiarios que ya han obtenido el crédito y se encuentran con un incremento en precios de terrenos y materiales de construcción. Sostuvo que esta situación obligó a los titulares del crédito a aportar fondos propios o a disminuir sus expectativas en relación al proyecto.

"La inflación que venimos teniendo afecta a la economía general y lo inmobiliario no está ajeno", razonó, en la misma línea, el responsable de la Cámara de Inmobiliarias local.

Rovitti señaló que los beneficiarios "no llegan con los números a construir lo que quieren" por lo cual "la mayoría de las personas busca ayuda económica familiar o de otra parte porque los montos no dan".

Resumió: "La gente debe bajar pretensiones en calidad o espacio. Algo se puede hacer, no es que no puedan hacer nada. Pero terminan construyendo una casa de calidad inferior o más chica a la soñada, algo tienen que resignar".

La red. Gainza destacó que además se han abierto grupos en redes sociales, en particular en Facebook, donde "la gente se ayuda mutuamente en compra de materiales en conjunto para pagar menos" y se pasan recomendaciones e información general sobre Procrear. "Trabajar juntos rinde porque todos tienen el mismo objetivo", planteó.

Convenios. Por otra parte, remarcó que también se han firmado convenios con municipios y provincias para urbanizar el suelo, algo que consideró clave "porque la urbanización de terrenos es potestad municipal y la idea es que los municipios puedan generar más suelo, para que haya más espacios donde construir". Precisó que "son muchos los municipios que están urbanizando loteos". Y subrayó que desde el comité ejecutivo de Procrear se han puesto en marcha "licitaciones de compras de terrenos" con el mismo fin.

En cuanto al tema del suelo, Leone recordó que desde el gobierno provincial tienen en marcha el programa «Mi Tierra, Mi Casa», que hoy tiene disponibles unos 2 mil lotes en Rosario, a un precio que se ubica bastante más debajo que los que maneja el mercado privado. "Hemos entregado terrenos de 350 metros cuadrados en el Parque Habitacional Ibarlucea, un loteo ubicado en el límite noroeste de la ciudad, a un precio promedio de 80 mil pesos. A menos de 100 metros, hay urbanizaciones privadas que piden por una parcela de similares características pero con menos infraestructura más del doble de dinero", sostuvo.

El funcionario provincial destacó que desde mayo de 2013 la Legislatura tiene sin tratamiento un proyecto de ley de suelo que, entre otros aspectos, busca generar un acceso más universal a la tierra urbanizada. "Esta es una herramienta que a los municipios les servirá para hacerse de suelo y acompañar la política habitacional. Cada vez que se habilite un nuevo loteo privado el Ejecutivo local podrá reservarse uno de cada diez lotes para luego cederlo a precios accesibles. Si en estos años hubiésemos tenido una ley así en localidades como Funes o Roldán se hubiese dispuesto de mucha tierra", explicó.

el dilema de LA CLASE MEDIA. Leone aseguró que "la situación de inflación aumenta la demanda tanto de créditos Procrear como de cualquier oferta estatal de soluciones habitacionales". Analizó que "el aumento de precios de los inmuebles suele ir más rápido que el de los salarios medios y se hace muy difícil acceder a la vivienda propia. Los créditos hipotecarios y la oferta de viviendas o créditos de los diferentes niveles de Estado son la única opción accesible y es lógico que su demanda aumente más que disminuir".

Por su parte, Rovitti apuntó a que se resuelva el tema de fondo. "La clase alta tiene el tema techo resuelto y la clase baja accede a planes estatales completos, pero hoy no tenemos financiación real efectiva para que la clase media acceda al primer techo", planteó el dirigente inmobiliario. "Hoy en cualquier banco privado las tasas están alrededor del 35 ó 37 por ciento, es impagable, un asalariado no puede acceder.

Además, plantean plazos cortos de 10 ó 12 años cuando los créditos hipotecarios en el resto del mundo son a 20 y 30 años. Y tenés que considerar que te dan el 70 por ciento de la valuación del banco", lamentó.

"El plan cumple una parte pequeña, pero ayuda. El tema es que para resolver el problema debería haber financiamiento a través de la banca privada pero aparentemente no va a suceder, no es negocio, prefieren dar créditos chicos y a corto plazo", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS