Economía

La economía argentina creció 0,7 por ciento durante el tercer trimestre de 2012

Las claves: débil demanda global, elevada inflación, pobre cosecha y más controles a la importación y a la compra de divisas.  

Sábado 22 de Diciembre de 2012

El producto bruto interno (PBI) registró un crecimiento de 0,7 por ciento durante el tercer trimestre del año respecto de igual período anterior, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Entre julio y septiembre pasado, los sectores productores de servicios registraron un aumento interanual de 2,6 por ciento, mientras que los productores de bienes retrocedieron 2 por ciento en igual período.

El leve repunte de la economía argentina se produce luego de que en el período abril-junio registrara el peor desempeño desde el tercer trimestre del 2009, cuando cayó un 0,3 por ciento en términos interanuales.

El informe de Avance del Nivel de Actividad, que contiene estimaciones provisorias del PBI, precisa que el acumulado del año respecto de igual acumulado de 2011 marca un avance de 1,8 por ciento al término del tercer trimestre. La débil demanda global, la elevada inflación, una pobre cosecha de cereales y los controles gubernamentales de importación y de divisas pasaron factura.

Entre julio y septiembre pasado, la evolución macroeconómica determinó una variación negativa en la oferta global, medida a precios del año 1993, del 0,2 por ciento con respecto al mismo período del año anterior, debido al crecimiento del 0,7 por ciento del PBI y el decrecimiento del 5,8 por ciento de las importaciones de bienes y servicios reales.

En la demanda global se observó una variación negativa del 7,1 por ciento en las exportaciones de bienes y servicios reales y una caída del 3,5 por ciento en la inversión interna bruta fija.

En el tercer trimestre también se observó una mejora del 5,6 por ciento en el consumo público, mientras que el privado avanzó 2,1 por ciento.

La inversión interna bruta fija, según estimaciones provisorias, experimentó en el tercer trimestre una variación negativa de 3,5 por ciento debido a una merma del 5,1 por ciento en el sector construcciones y a la disminución del 2,1 por ciento en equipos durables de producción.

La primera mitad del año. En lo que respecta al segundo trimestre de 2012, el Indec precisó que "el valor agregado de los sectores productores de bienes disminuyó 5,9 por ciento y el incremento del valor agregado de los sectores productores de servicios fue del 3,6 por ciento".

El valor agregado del sector agricultura, ganadería, caza y silvicultura disminuyó 18,6 por ciento en el segundo trimestre. La caída se debió principalmente al decrecimiento del 22,4 por ciento de los cultivos, mientras que los servicios retrocedieron 13,6 por ciento.

En este segmento los únicos rubros positivos fueron los de la extracción de madera, que creció 1 por ciento, y la cría de animales, que aumentó 3,7 por ciento.

En tanto, el valor agregado del sector pesca, observó un decrecimiento interanual del 25,3 por ciento.

En el segundo trimestre de 2012, la producción de sustancias y productos químicos descendió en su nivel de actividad en un 1,2 por ciento.

Fierros. Por su parte, las ramas metalmecánicas experimentaron variaciones negativas en su nivel de actividad: las industrias de metales básicos disminuyeron un 11,7 por ciento, los productos de metal descendieron 9,1 por ciento, la producción de maquinaria y equipo cayó 16,2 por ciento y la fabricación de maquinaria y aparatos eléctricos descendió 6,8 por ciento.

En la misma sintonía, entre abril y junio la producción de la industria automotriz descendió 20,6 por ciento interanual.

En tanto, el nivel de actividad del sector electricidad, gas y agua aumentó 2,3 por ciento durante el segundo trimestre del año 2012 con respecto al segundo trimestre del año 2011.

Por el contrario, la actividad de la construcción tuvo una disminución del 2,6 por ciento en el segundo trimestre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario