Economía

"La corrida cambiaria impactará en la economía y la recaudación"

Saglione señaló que el efecto de la devaluación y la suba de la tasa se notará en la actividad. Defendió el pedido para tomar deuda

Sábado 19 de Mayo de 2018

El ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione, aseguró que la crisis cambiaria impactará negativamente en la economía real y, como consecuencia, en la recaudación de las provincias. En cuanto a la convocatoria del gobierno nacional para discutir un acuerdo sobre la reducción del déficit, se mostró a favor de atacar ese problema con medidas que apunten a aumentar el PBI y a recomponer el ingreso y no sólo enfocándose en el gasto.

¿Cómo impactará la crisis cambiaria en la economía y las cuentas públicas de Santa Fe?

—Nos preocupa básicamente el traslado de la corrida a la economía real. Hay varios vasos comunicantes. Por un lado, el impacto de la devaluación y, por otro, la suba de la tasa de interés. La devaluación se trasladará a precios. Un rebrote inflacionario trae aparejado una pérdida del poder adquisitivo y menor capacidad de consumo. Y la suba de la tasa de interés va a contramano de la inversión y del financiamiento del consumo. Eso también enfría la economía.

Está en la Legislatura el pedido de endeudamiento por 500 millones de dólares. ¿Esta crisis frena ese proceso?

—En 2016 fue la primera vez que salimos al mercado de capitales. Cuando se discutía la ley se dio el Brexit, episodio que llevó a que se disparen las tasas de interés para los mercados emergentes. Si uno se guiaba por la foto, decía que no fue un buen momento. Pero tuvimos la ley, empezamos a hacer los trámites necesarios y emitimos cuando hubo una ventana de mercado. Creemos que hoy puede darse un escenario similar. Es conveniente avanzar en la discusión legislativa, a sabiendas de que desde el Ejecutivo vamos a salir al mercado una vez que estén dadas las condiciones. El elemento distintivo de Santa Fe es que podemos decidir el momento porque no estamos buscando fondos para cubrir gasto de funcionamiento.

¿La suba de tasas impacta en la deuda que ya tomó Santa Fe?

—No, porque tiene una tasa fija, que es la más baja que consiguió una provincia argentina para plazos similares. En 2018 la provincia tiene que pagar por servicios de la deuda, por todo concepto, 60 millones de dólares. La mitad ya lo pagamos. Nos quedan por vencer 30 millones de dólares que, al tipo de cambio de hace veinte días eran 600 millones de pesos aproximadamente. Con esta devaluación se nos incrementa en alrededor de 150 millones de pesos. Es un impacto muy marginal en un presupuesto que ronda los 200 mil millones de pesos.

El presidente convocó a un acuerdo político para reducir el déficit. ¿Qué impacto puede tener esto en el consenso fiscal que se firmó hace muy pocos meses?

—Soy de la idea de que el consenso fiscal fue el acuerdo que pudo alcanzarse. Más allá de la valoración del contenido, lo positivo es que nos da un horizonte de previsibilidad a todos respecto del componente impositivo. Eso no deberíamos alterarlo, cuando ya de por sí se alteran las proyecciones sobre las que fue negociado. Porque en ese momento se estimaba un crecimiento de la actividad cercano al 3 por ciento, que no se está verificando. Ya las provincias de por sí vamos a tener un impacto negativo sobre la recaudación derivado de ese menor crecimiento.

¿Se viene una paritaria permanente por los recursos y el gasto entre Nación y provincias?

—Yo comparto que el déficit fiscal nacional es uno de los problemas de la economía argentina, junto con el déficit de cuenta corriente. Pero no hay una sola forma de resolverlo. Si lográs que el PBI crezca, el esfuerzo fiscal que tenés que hacer es menor. Después, se tomaron algunas decisiones tributarias que privilegiaron a algunos sectores concentrados, que pareciera que no tienen mucha razón de ser.

¿Cómo evolucionan las transferencias por coparticipación?

—En el primer trimestre del año los recursos por coparticipación, leyes especiales y compensación crecieron un 61,6 por ciento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) y en provincia de Buenos Aires un 56 por ciento. En Santa Fe crecieron 37,8 por ciento. La diferencia es que la provincia de Buenos Aires tuvo 44 mil millones de pesos más este año

¿Y los recursos propios?

—Están a la par de la inflación. Tenemos una evolución de los precios interanual del 25 por ciento en abril, y la recaudación de la provincia en el primer cuatrimestre más o menos evolucionó entre 24 por ciento y 26 por ciento. Ingresos Brutos, en Santa Fe creció mucho menos que lo que aumentó el IVA. Esto muestra el efecto del consenso fiscal, por el que las provincias aplicamos reducciones de alícuotas.

¿Va a caer la recaudación?

—Vamos a tener que reproyectar la recaudación de Ingresos Brutos para el segundo semestre sobre la base de un escenario de actividad económica menor al que habíamos estimado.

—El Ipec midió una inflación de 9,8 por ciento hasta abril. ¿Se activa la cláusula gatillo de la paritaria provincial?

—En la primera reunión paritaria propusimos la cláusula gatillo para garantizar que el salario no sea la variable de ajuste del presupuesto. Acordamos el 18 por ciento: 9 por ciento en marzo y 9 por ciento en agosto, con dos cláusulas gatillo. Una en junio, en base a la inflación acumulada de enero a mayo. Si supera el 9 por ciento, se actualiza y opera como un adelanto del segundo tramo. Como ejemplo: si de enero a mayo la inflación fuera del 12 por ciento, en los sueldos de junio, el medio aguinaldo y julio, se suma un 3 por ciento, que sería un adelanto del 9 por ciento correspondiente al segundo tramo. En este supuesto, se cobraría el 6 por ciento en agosto. Y a partir de ahí, si la inflación supera el 18 por ciento, mes a mes se actualiza.

“La Nación sólo aporta el 3% a la obra provincial”

El ministro de Economía minimizó el impacto en Santa Fe del recorte de obras públicas anunciado por el gobierno nacional. La razón no es necesariamente buena, sino que tiene que ver con que las transferencias nacionales para inversión en la provincia son mínimas.

“En Santa Fe, el año pasado tuvimos un nivel de inversión pública récord en lo que va del siglo XXI en relación al producto bruto geográfico, y sólo el 3% de ese gasto de capital fue financiado con transferencias discrecionales del gobierno nacional”, explicó. La provincia, dijo “no depende de esos flujos” porque “no los tuvo el año pasado, no los tiene en lo que va de 2018 y no los tuvo durante 12 años”.

“No es un dato nuevo para los santafesinos que el plan de obras públicas de la provincia sea financiado con recursos genuinos provinciales, el año pasado la provincia ejecutó 19.441 millones de pesos en gasto de capital y sólo recibimos por transferencias discrecionales de la Nación menos de 600 millones de pesos en todo el año”, señaló. Y añadió que “de las transferencias nacionales de capital del año pasado, a Santa Fe llegó sólo el 1% de todo lo que la Nación distribuyó”. Entre enero y abril la provincia recibió transferencias nacional de capital por 100 millones de pesos.

Saglione también señaló que es “muy bajo” el nivel de ejecución de obra pública de jurisdicción nacional en Santa Fe. “De enero a abril de este año lo efectivamente ejecutado en esas obras, que incluyen, por ejemplo, las rutas nacionales, son 582 millones de pesos”, dijo. Esa suma es el 10% de lo que el presupuesto prevé de obra pública nacional en Santa Fe para todo el año. “Si se sigue a este ritmo, en lo que resta del año habría un ajuste del 70%, porque ejecutarían sólo el 30%”, advirtió. En el mismo período, la Nación ejecutó en la provincia de Buenos Aires el 25% de lo que el presupuesto preveía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario