Economía

La construcción mantiene el declive con una caída de 5,8 por ciento en noviembre

Fue el exponente más real del crecimiento de la Argentina y hoy uno de los tantos que empieza a mostrar signos de desaceleración. La industria de la construcción registró en noviembre caídas de 5,8 por ciento respecto a igual mes del año pasado y de 4,2 por ciento con relación a octubre, en términos desestacionalizados.

Miércoles 31 de Diciembre de 2008

Fue el exponente más real del crecimiento de la Argentina y hoy uno de los tantos que empieza a mostrar signos de desaceleración. La industria de la construcción registró en noviembre caídas de 5,8 por ciento respecto a igual mes del año pasado y de 4,2 por ciento con relación a octubre, en términos desestacionalizados, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En la medición con estacionalidad se produjeron bajas de 8,8 por ciento en la comparación interanual y de 4,8 por ciento frente al mes anterior.

Aunque viene desacelerando, en el balance anual el sector sigue dando números positivos. Así, según las cifras oficiales en once meses el sector acumula un avance de 5,1 por ciento contra igual período del año pasado.

En mayo, el alza acumulada en los primeros cinco meses del año había sido de 12 por ciento y a partir de allí comenzó un continuo deterioro.

Derrotero incierto. El primer semestre cerró con un alza de 8,8 por ciento, más de tres puntos por debajo del resultado anterior. En junio hubo un leve repunte al 9 por ciento, pero en agosto la tendencia volvió a ser declinante y cayó a 7,4 por ciento.

En septiembre el sector insinuó una estabilidad al sostener un alza de 7,6 por ciento, pero en octubre nuevamente descendió otro escalón esta vez a 6,8 por ciento. En noviembre el resultado de once meses se achicó a 5,1 por ciento, el valor más bajo de 2008 de la serie acumulada.

Para revertir esta tendencia el gobierno lanzó un ambicioso plan de obra pública con una inversión superior a los 50 mil millones de pesos para 2009, que aún no se sabe a ciencia cierta qué impacto tendrá sobre la actividad, aunque el 80 por ciento de los empresarios consultados en la encuesta oficial del Indec espera que el programa sea efectivo.

Diferente es el panorama entre las empresas que se dedican a obras privadas. Allí el porcentaje de respuestas positivas se reduce al 50 por ciento, siempre contestando sobre los presuntos efecto del plan oficial.

El único dato favorable es la superficie registrada por los permisos de edificación otorgados para la ejecución de obras privadas que en noviembre subió 6,9 por ciento contra igual mes de 2007, mientras que la venta de insumos durante noviembre tuvo variaciones dispares. Hubo subas de 10,8 por ciento en las ventas de asfalto; 3,3 por ciento en pinturas para la construcción y 1,8 por ciento en pisos y cerámicos, mientras que se detectaron bajas de 10,2 por ciento en hierro redondo para hormigón; 8 por ciento en cemento y 4,9 por ciento en ladrillos huecos.

Cae el empleo. Por otra parte, y en medio de este escenario de freno paulatino de la actividad, el trabajo formal en la industria de la construcción registró entre enero y octubre último una baja de 1,1 por ciento en comparación con el mismo período de 2007.

Así lo destacó el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), que remarcó que, por sexto mes consecutivo, el trabajo en la construcción registró una tasa de variación interanual negativa. En octubre la caída fue de 6,7 por ciento interanual, mientras que en septiembre fue 5,5 por ciento.

La desaceleración del crecimiento del empleo en el sector llevó a que pasara de crear 58.000 puestos de trabajo en los primeros diez meses de 2006 y 50.600 en igual período de 2007, a reducir aproximadamente 4.100 puestos en 2008.

Las únicas 4 jurisdicciones que han registrado un incremento interanual del empleo en octubre fueron San Juan, con 34,5 por ciento; Santiago del Estero, con 19,8 por ciento; Tucumán, 12 por ciento; y Chaco, 6,5 por ciento. La Capital Federal y el Gran Buenos Aires, principales motores de la generación de empleo sectorial en 2006 y 2007, perdieron su rol durante 2008, lugar que ha pasó a ocupar Tucumán.

Entre octubre de 2008 y 2007, los mayores incrementos salariales se registraron en La Pampa ( 44,4 por ciento); el interior bonaerense (37,4 por ciento); Formosa, 36,3 por ciento; y Catamarca, 32,9 por ciento. También Buenos Aires (27,6 por ciento); Capital Federal (27 por ciento) y Santa Fe (24,4 por ciento).

Trabajo

El 93% de las empresas no prevé cambios en la planta de personal para 2009 y el 61,6% planea un ritmo estable en la cantidad de horas trabajadas, informó el Indec. El pronóstico se desprende del informe del estimador mensual industrial, cuyos datos ratifican un incremento de la actividad acumulado a noviembre de 5,3%.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario