Economía

La Concejalía Popular relevó casi 5 mil locales vacíos en la ciudad

Entre 2016 y 2019, la cantidad de negocios sin ocupar creció en 3.286. En los últimos seis meses se vaciaron 486. Reclaman medidas.

Sábado 11 de Enero de 2020

La Concejalía Popular de Rosario reveló que hay 4.797 locales comerciales ociosos en Rosario, de los cuales 486 cerraron en los últimos seis meses. Con este nuevo informe, la organización prsentará la semana próxima ante el Ministerio de la Producción un pedido de “urgentes medidas para frenar el cierre y la pérdida de fuentes laborales de miles de personas”. Así lo eñaló Nire Roldán, titular de la entidad.

La Concejalía difundió ayer el segundo relevamiento que realiza sobre esta temática, a través de la observación directa de sus colaboradores en todos los barrios y distritos de la ciudad. En la comparación con el primero, realizado en febrero de 2016, se observa una “tremenda secuencia”. Roldán explicó que en cuatro años, el número de locales cerrados pasó de 1.511 a 4.797.

“La caída del mercado interno, la destrucción de la economía nacional, la crisis importante de la matriz económica es el eje de esta cifra increíble, en un combo importante junto con los fabulosos incrementos tarifarios y también la especulación inmobiliaria, con montos de alquileres absurdos, inalcanzables para los comerciantes, con cifras totalmente lejanas a la realidad de sus ventas”, denunció el titular de la Concejalía.

Roldán observó, además, que un número indeterminado de los propietarios de locales cerrados en realidad cambiaron de locación, porque debieron “achicarse, se fueron a zonas más alejadas, buscaron contratos de locación más convenientes, migrando especialmente del centro al macrocentro”.

Otro punto que se destaca entre las conclusiones preliminares del relevamiento es que en las zonas de la ciudad en las que se registra el menor índice de cierres hay centros comerciales organizados. “Se ve claramente el importante trabajo de estas entidades entidades para que no cierren los locales comerciales, mediante modalidades crediticias, con la intervención de mutuales, para poder salir del problema”, señaló, y citó el caso de Echsortu. En cambio, “a los que no están agremiados, nadie los defiende”, agregó.

Con los datos recabados, la Concejalía se reunirá la semana próxima con el ministro de Producción de la provincia, Daniel Costamagna, para plantear el problema y formular propuestas. Roldán acotó que para este encuentro también están convocados centros comerciales rosarinos, asociaciones de la pequeña y mediana empresa y también colegios de corredores inmobiliarios, “más allá de las miradas distintas que tenemos en cuanto al eje de la problemática.

Frenar la caída

Como primera medida, la Concejalía Popular planteará la necesidad de “poner un freno al cierre de locales comerciales con instancias de mediación para que no tengan ninguna amenaza de judicialización, que el Estado en forma activa busque alternativas para subsidiar, acompañar, ofrecer instancias de apoyo hacia los sectores pyme que hoy están cerrando y que son fuentes objetivas de trabajo para muchísimas personas y sustento de familias”.

“Entendemos que hay que darle una mano a los de abajo, especialmente a los que tienen trabajadores en relación de dependencia, garantizar que no sean despedidos y que no se cierren estos locales”, explicó Roldán.

Y “más allá de que tenga éxito o no la expansión del mercado interno que se propone el gobierno nacional , planteamos que las pequeñas y medianas empresas no sean las primeros que paguen las consecuencias de las crisis cerrando sus locales comerciales, sino que tengan la posibilidad de seguir participando de las ventas, de manera que que éstas no se concentren en las empresas más grandes”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario