Economía

La CNV aconseja: "Hay que estar cerca de las pymes"

Se creó un nuevo régimen con mejores condiciones de financiamiento y más asistencia.

Domingo 20 de Septiembre de 2015

El mercado de capitales se acerca a las pymes. “Nuestra intención es estar mucho más cerca de sus necesidades y atender la demanda insatisfecha”, disparó el presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Cristian Girard, quien visitó Rosario para contarle a los empresarios de la región las nuevas herramientas de financiamiento disponibles para el sector a través del mercado de capitales.

   Es que la ciudad ahora es la sede del nuevo Mercado Argentino de Valores SA (MAV), un mercado federalmente integrado por varias Bolsas provinciales dedicado a la operatoria de productos bursátiles para pymes, además de instrumentos no estandarizados para potenciar el desarrollo de las economías regionales. Este ámbito manejará el timón de las nuevas herramientas para las pymes que se presentaron oficialmente a fines de agosto.

   “Nuestra intención es que Rosario sea la capital pyme del país en el mercado de capitales”, disparó el titular de la entidad reguladora del mercado a nivel nacional, durante la presentación realizada en la Bolsa de Comercio de Rosario, ante más de 200 empresarios, Girard brindó un exhaustivo detalle del régimen pyme. El nuevo régimen incluye mejores condiciones para cheques de pago diferido, pagaré, incremento al tope de obligaciones negociables, crea una oficina de asistencia financiera, un fondo fiduciario asistir y por último promueve el financiamiento vía fondos comunes de inversión. En la previa charló con La Capital.

—¿Cuáles son las expectativas respecto a la utilización de los nuevos instrumentos?

—Esta todo configurado para que esto explote en los próximos años. El MAV tiene presencia en 23 provincias y debería empezar a trabajar muy fuerte con las Sociedad de Garantía Recíproca (SGR). En conjunto apuntamos a que 10 mil pymes ingresen al mercado de capitales. La inclusión financiera se pensó porque era un segmento desatendido. Hoy las pymes se financian principalmente por cheques de pago diferido en el mercado de capitales. Es difícil saber cuántas están emitiendo pero sí podés tener una idea de las pymes con las que trabajan las SGR, que en todo el país son 3 mil. Por negociación de cheques de pago diferido en lo que va del año tenés 5 mil millones de pesos y en el MAV se resolvieron 600 millones de pesos. Hay mucho espacio para crecer. En Rosario no deben llegar a 500 pymes las que hoy participan del mercado de capitales. Y las que podrían hacerlo son todo el universo pyme de la región. Por otra parte, hoy en oferta pública hay tres pymes de Rosario, y con el paquete de medidas orientado a oferta pública y la ampliación del tope de emisión de deuda debería permitirnos convertir ese número en por lo menos 10 rápidamente, de acá a seis meses. Que una empresa pyme ingrese al régimen de oferta pública es un paso trascendental en la vida de la empresa. Empieza a manejar un ritmo que excede el ciclo del empresario, empieza a tener una vida más propia en el mercado. Ni hablar si logramos que emita acciones. Rosario es una plaza donde hay muchas pymes y la política económica que se viene claramente está poniendo el foco en este segmento. El impacto esperado es grande.

—¿Cómo ser atractivos para que las propuestas ofrecida acerquen a las pymes al mercado de capitales?

—Buscamos bajar fuertemente los costos financieros, que no son sólo las tasas, sino también los costos que acompañan al instrumento que se esté emitiendo. Hoy una pyme, cuando emite un título de deuda, paga más o menos 4% del valor de emisión como costo financiero. Nosotros creamos un fondo fiduciario para adelantarle ese dinero y para garantizarle la colocación. Después tomamos medidas para mejorar la negociación de cheques y lanzamos un instrumento como el pagaré. Buscamos mejorar las tasas. Hoy es al revés de lo que se piensa: el desafío del mercado es generar la oferta. El desafío es que aparezca la pyme, para que los fondos puedan destinar el porcentaje que tienen que destinar a la compra de estos instrumentos.

—¿Cuáles son las ventajas de financiarse en la Bolsa?

—El pagaré es un segmento pensado para que compita con los créditos de inversión productiva. Esta es la línea que obligan a que los bancos financien a las pymes, pero en general esta racionado porque los requisitos para acceder a un crédito bancario son elevados. En cambio, emitir un cheque de pago diferido o un pagaré avalado por una SGR es mucho más sencillo. La pyme tiene una proyección económica que puede ser sustentable pero necesita capital para ampliar la capacidad productiva. La SGR hace un análisis sobre eso y decide si pone la garantía. Y es más fácil así acceder al financiamiento. Con la oferta pública, que es para empresas medianas, ahora va haber un régimen simplificado, especifico para pymes, con topes de facturación más altos que los de Sepyme. Así el universo es más grande. Había muchas empresas medianas que quedaban afuera de la categoría pyme y para la escala que se maneja en el mercado de capitales estaba bien subir los topes de facturación. Además, elevamos el tope máximo de ON, lo llevamos a 50 millones de pesos desde 15 millones, con la intensión de subirlo si vemos que es necesario. Por resolución de la CNV se puede extender el tope.

—¿Por qué se eligió a Rosario como sede del MAV?

—Nuestra intención es estar mucho más cerca de las necesidad de las pymes y atender la demanda insatisfecha. Nuestra intensión es que Rosario sea la capital pyme del país en el mercado de capitales y eventualmente eso se traduzca en convertir en la capital pyme en términos de la actividad productiva del país. Ahora que no hay más autorregulación de los mercados y hay una ley que tiene un regulador queremos salir de Buenos Aires y acercar ese centro gravitacional en otras plazas.

—Este año se realizaron muchas inspecciones en las oficinas de operadores del mercado y comenzaron a llover las críticas sobre los motivos: si realmente el objetivo era controlar a los agentes o frenar la salida de dólares mediante las operaciones de contado con liqui, ¿qué se busca con estos operativos?

—La nueva ley de mercado de capitales generó un cambio de 180º sobre como funciona el mercado. Con la ley anterior los mercados se autorregulaban y sólo operaban los accionistas, que tenían matrícula. Con la nueva ley se termina con la mutualización de los mercados, ahora no necesariamente tenés que ser accionista para tener una matrícula del mercado. Ahora la CNV da la matrícula, con la cula se solicita la membresía en un determinado mercado. Ahora la CNV es la que controla que cumpla las normas quien tiene la matrícula. Se terminó la autorregulación. A partir del 2012 la Argentina también entra en un fuerte trabajo con el Gaffi, y todo lo que es control del lavado de activos y antiterrorismo pasa a ser uno de los ejes centrales de la regulación argentina. El país sale de la lista gris y pasa a la lista blanca a partir de la nueva ley que le permite a la CNV controlar y sancionar a los sujetos que no cumplen los procedimientos de lavado de activos. Antes del 2012 la CNV no se hacía estas inspecciones, en 2013 entra en vigencia la nueva norma y a partir de ahí se empiezan a dar prórroga a los agentes para que se vayan adecuando. Llegamos a la gestión en octubre de 2014. Nos encontramos con que hay una ley que nos obliga a ejercer el poder de control, no podemos decir no es momento para salir a la calle. Hay una ley que dice que la CNV tiene que hacer eso y tenemos un cronograma de rutina.

—¿Qué encuentra la CNV en los operativos?

—Cuando vamos a las inspecciones encontramos que están acostumbrados a llevar el negocio sin reflejo administrativo de los movimientos. Llegamos a la oficina, los agentes empiezan a preguntar si tienen un Tesoro y cuando lo ven los inspectores se encuentran con una caja fuerte en donde hay 200 mil ó 300 mil dólares, reales o francos que no tienen origen. En los libros no está el origen y como agente de negociación, sociedad de Bolsa, debería tener ordenados los papeles para dar cumplimiento a la prevención de lavado de activos y también a la CNV. Como respuesta nos dicen: esto es plata de un socio que la tiene guardada acá, uno de los dueños la dejó para un viaje. Parece que la CNV sale a reprimir y está todo invertido. Atendiendo a que el marco regulatorio es nuevo, lo que hacemos es que el agente deje de operar hasta que se acomode administrativamente y demuestre que a partir de ahora va a tener registro de todos los movimientos y no va a manejar efectivo que no pueda demostrar de donde viene. . La cobertura mediática que se hace es “La CNV sale con la policía financiera porque no quiere que suba el contado con liqui”. Creo que están mal acostumbrados a que no había un organismo de control. Hay que cumplir con la normativa, hay una ley y resoluciones que cumplir. La CNV no es un cuco, es un organismo de control. Que no estés acostumbrado a que exista es una cosa pero no yo puedo no cumplir la ley porque soy funcionario público.

—También se realizan muchos operativos en conjunto para controlar las operaciones con dólar blue, ¿cómo siguen esos controles?

—Todos los que operan el dólar blue lo hacen en las conocidas como cuevas y los operativos son del Banco Central. Puede ser que haya una sociedad de bolsa que tenga casa de cambio y ahí hacemos operativos conjuntos en donde van el BCRA, la UIF, la Procelac y la CNV. Si hay dinero que no se puede justificar estamos obligados a denunciarlo penalmente. Si una sociedad estafa a un cliente, a quién van a denunciar, a mí y a mi personalmente porque soy el que pone el gancho en la matrícula, en el plan de inspecciones. La verdad, que digan lo que quieran, puede no gustar, pero es lo que hacemos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS