Economía

La CGT reclamó reabrir paritarias, un bono y la emergencia alimentaria

Los dirigentes gremiales pidieron que se extienda a todos los trabajadores el refuerzo de $ 5 mil que el gobierno anunció para los estatales nacionales.

Martes 10 de Septiembre de 2019

La conducción de la Confederación General del Trabajo (CGT) les reclamó a los ministros de Producción y Desarrollo Social de la Nación, Dante Sica y Carolina Stanley, la reapertura inmediata de las paritarias y un bono generalizado de $ 5 mil. También pidió el refuerzo de partidas presupuestarias para comedores escolares y la declaración por ley de la emergencia alimentaria. Sobre este punto, los funcionarios nacionales aseguraron que está en manos del Congreso nacional.

Los ministros recibieron en la sede de Desarrollo Social a los dirigentes cegetistas en el medio de los reclamos de la oposición, las centrales sindicales, los movimientos sociales, la Iglesia y entidades empresarias para que el gobierno declare la emergencia alimentaria. Se trata, a grandes rasgos, de un marco normativo para reforzar el presupuesto destinado a asistir a los comedores comunitarios, desbordados por la demanda de ayuda social.

El miércoles último, mediante una carta pública, los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, habían reclamado al presidente Mauricio Macri la "urgente" declaración de emergencia ante "la grave situación social por la que atraviesan los ciudadanos, sumergidos en la pobreza e indigencia".

Junto a Daer y Acuña concurrieron a la reunión José Luis Lingeri, Andrés Rodríguez, Gerardo Martínez, Armando Cavalieri y Antonio Caló.

La conducción cegetista reclamó al gobierno nacional "la inmediata reapertura de las negociaciones paritarias" ante "los fuertes aumentos producidos en los precios de los productos de la canasta alimentaria luego de las elecciones primarias del 11 de agosto", y ante "el elevado índice de inflación", cuyo dato de ese mes se conocerá esta semana.

También pidió que se universalice el pago del bono de $ 5 mil que se anunció hace casi un mes para los trabajadores estatales nacionales. Los dirigentes gremiales quieren que reciban esa suma todos los ocupados en relación de dependencia.

El secretario de Relaciones Internacionales de la central obrera y jefe de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Gerardo Martínez, adelantó a la prensa, rato antes del encuentro realizado en la cartera de Desarrollo Social, que "si patrones y obreros acuerdan un aumento, Producción y Trabajo deben homologarlo".

Stanley y Sica coincidieron en señalar al término de la reunión de casi una hora y media que "el diálogo fue positivo" y que "se convino la conformación de una mesa de trabajo". Trascendió que hubo consenso para analizar la creación de una tarjeta alimentaria para los desocupados.

Sin embargo, la titular de Desarrollo Social aclaró que la declaración de emergencia alimentaria que reclaman la CGT, los movimientos sociales y la Iglesia, entre otros sectores, es una iniciativa cuya aprobación "es resorte exclusivo del Parlamento nacional".

Luego de las elecciones primarias, el gobierno puso en marcha una serie de medidas tendientes a morigerar el impacto de la crisis desatada por la fuerte devaluación del peso frente al dólar, como la suspensión del IVA a alimentos de la canasta básica, un plus salarial para empleados públicos y la devolución Ganancias para sectores de la clase media.

Pero tales medidas fueron consideradas insuficientes tanto por los sectores sindicales como por organizaciones sociales y entidades empresariales, que la semana pasada lanzaron un "plan de lucha" con movilizaciones y acampe en la avenida 9 de Julio.

Mientras tanto, en el Congreso se debatirá la posibilidad de unificar en un único proyecto la "emergencia alimentaria" que puede contemplar una expansión del gasto público cercana a los $ 8.000 millones de pesos para políticas alimentarias, según fuentes parlamentarias.

El gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz advirtió ayer sobre la profundización de la crisis económica y social en el país y le pidió al gobierno nacional que declare la emergencia alimentaria. También recordó que la provincia sufrió recortes de fondos claves para políticas de salud, educación y desarrollo social (ver página 3).

"Necesitamos que el gobierno Nacional se haga cargo de la crisis económica y social que ha generado", insistió, en una conferencia de prensa este lunes, rodeado de los principales ministros y funcionarios de su gabinete.

El diputado Daniel Arroyo, ex ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, advirtió que en el país se duplicaron la cantidad de comedores y "hay un desborde".

"En los últimos 20 días se complicó mucho, se paró la economía y volvieron a aumentar los alimentos", agregó el legislador.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario