Economía

La CGT descartó llamar a elecciones y respaldó al actual triunvirato

La CGT decidió ayer renovar su respaldo al triunvirato que comanda la central, por lo cual dejó atrás la idea de avanzar con un proceso de elecciones para el próximo de 22 agosto tendiente a definir nuevas autoridades.

Viernes 13 de Julio de 2018

La CGT decidió ayer renovar su respaldo al triunvirato que comanda la central, por lo cual dejó atrás la idea de avanzar con un proceso de elecciones para el próximo de 22 agosto tendiente a definir nuevas autoridades.

La decisión se adoptó durante una hermética reunión del consejo directivo de la central obrera realizada en su sede de Azopardo al 800, confirmó el secretario general de UDA, Sergio Romero, único dirigente de la conducción cegetista que hizo declaraciones a la prensa tras el encuentro.

"Apoyamos al triunvirato, no habrá elecciones el 22 de agosto", sostuvo Romero, quien aclaró que "no se suspendió nada" porque nunca se había convocado oficialmente al congreso normalizador, en el que se debía realizar la votación.

A su vez, el conductor de ese sindicato de docentes dijo que se hará a fines de agosto una reunión de secretarios generales de los gremios confederados de la CGT (es decir, los que están en la actual conducción y los que se automarginaron) con el objetivo de continuar debatiendo la postura frente a las políticas del gobierno, en medio de claras divisiones que atraviesan a la central.

Ninguno de los miembros del respaldado triunvirato (Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña) habló tras la reunión, que se realizó con posturas divididas: los "gordos" y los "independientes" impulsaban la continuidad de la conducción tripartita, mientras que Camioneros, otros dirigentes de gremios del transporte y ex aliados de los Moyano querían que se realizara la renovación de autoridades.

Tras no lograr imponer la iniciativa de llamar a elecciones para encumbrar una conducción más opositora a la gestión de Mauricio Macri, los sectores más duros de la CGT buscarán ahora meter presión para que el triunvirato adopte una postura de mayor confrontación ante el gobierno en un escenario de dificultades económicas.

En esa línea se manifestó Schmid, quien en la reunión de ayer planteó que "sostener al triunvirato significa tener un plan de lucha frente al ajuste y no sólo ser reactivo ante más inflación más ajuste, ganancias y reformas", indicaron sus voceros.

Precisamente eso se comenzará a discutir puertas adentro a fines del mes próximo en la reunión en la que participarán todos los secretarios generales, entre ellos los que se alejaron de la actual conducción.

Esto incluye a los metalúrgicos de la UOM, los del sector del Masa (mecánicos del Smata, Unión Ferroviaria, Peones de Taxis) y los de las 62 Organizaciones (trabajadores rurales de la Uatre y Jerárquicos de Afip).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario