Economía

La Cepal ve un año más difícil para la región

Condiciones menos favorables a nivel internacional y problemas endógenos afectarán el crecimiento. Pidió cuidar el empleo.

Domingo 11 de Mayo de 2014

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) advirtió que la región enfrenta una “encrucijada” que combina “restricciones externas” y “problemas endógenos que limitan el desarrollo futuro”, entre los que mencionó las “altas tasas de informalidad laboral”.

   Por eso, en su 35º período de sesiones en Lima, Perú, instó a los gobiernos de América latina y el Caribe a “apostar por pactos sociales que promuevan un desarrollo con igualdad y sostenibilidad ambiental”.

   En un documento de 340 páginas, advirtió que “la región enfrenta una encrucijada que combina restricciones externas, como el estancamiento de la demanda y la pérdida de dinamismo del comercio internacional, y problemas endógenos”.

   Entre estos últimos “se encuentran las altas tasas de informalidad laboral, los bajos niveles de inversión con poca incorporación de progreso técnico, el déficit de servicios públicos y la presión sobre el medio ambiente”, añadió.

   En ese orden, la Cepal instó a la región a sellar “un pacto para la igualdad en el mundo del trabajo” ya que la creación de empleo fue “el principal factor” para reducir la pobreza durante la última década. Es, dijo, la “llave maestra para la igualdad”.

   El llamado de la Cepal a sellar nuevos pactos sociales obedece a un diagnóstico preocupante sobre el nuevo ciclo de la economía mundial. “Tras el período de bonanza económica de 2010-2011, las economías de la región se desaceleraron en 2012 y 2013, lo que parece anunciar escenarios de menor crecimiento y, por tanto, de menor dinamismo en el mercado de trabajo”.

   Durante el encuentro de Lima, el organismo revisó a la baja las estimaciones de crecimiento económico de la región que había difundido a fines del año pasado. Las previsiones para el año 2014 bajaron de 3,2% a 2,7%.

   De esta manera, el informe consideró que “la tasa de crecimiento regional sería levemente superior a la de 2013 (2,5%), pero inferior a la pronosticada en diciembre (3,2%), debido a un contexto externo marcado aún por la incertidumbre”.

   La región, que con excepción de la crisis de 2008/9, registró un ciclo largo de expansión desde 2002, presentará este año un desigual comportamiento entre los países. Panamá, Perú, Bolivia y Ecuador empujarán la expansión económica con un alza de 7% a 5% de su producto. En tanto, se espera que Venezuela y Argentina anotarán variaciones menores, del -0,5% y el 1%, respectivamente. La Cepal explicó en un comunicado que corrigió hacia abajo el crecimiento de Argentina para este año como consecuencia de que el país tomó en 2014 “varias medidas con impacto contractivo”. Las dos mayores economías de la región, Brasil y México, crecerán 2,3% y 3%, por lo que seguirán con un alza moderada.

   “Las perspectivas para el año indican un escenario de menor liquidez mundial, lo que conlleva importantes desafíos en materia de política macroeconómica y de financiamiento externo para la región latinoamericana y caribeña”, planteó el informe. Un ritmo del comercio internacional inferior al histórico inducirá, también, a “mantener una mirada más atenta sobre la evolución del desequilibrio externo”, planteó.

   Con todo, la Cepal subrayó que “en ninguna de estas economías emergentes existe un riesgo serio de crisis de la balanza de pagos, bancaria o de deuda soberana”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario