Economía

La Casa Rosada todavía no cierra el apoyo político al proyecto de presupuesto

Mientras que el rionegrino Weretilneck dijo que "faltan ajustar algunos detalles", el puntano Rodríguez Saá adelantó su rechazo.

Lunes 10 de Septiembre de 2018

Tras retomar las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y luego de una semana con el dólar más tranquilo, el presidente Mauricio Macri recibirá mañana en la Casa Rosada a los gobernadores para intentar avanzar en el presupuesto nacional 2019. Aunque el apoyo político de los jefes provinciales no está cerrado: mientras que el rionegrino Alberto Weretilneck dijo ayer que "faltan ajusta algunos detalles", el mandatario de San Luis, Alberto Rodríguez Saá adelantó que no avalará la iniciativa oficial.

Con la convocatoria, Macri pretende conseguir un fuerte respaldo político que le permita encarar con mayor tranquilidad la última parte del año, tras la turbulenta corrida cambiaria iniciada en abril pasado y que llevó al dólar hasta un máximo de 40 pesos. Sin embargo, ese aval no parece estar cerrado, más allá de la voluntad de aceptación demostrada por algunos mandatarios provinciales.

"Vamos a tener presupuesto, aunque faltan ajustar algunos detalles", destacó Weretilneck, quien adelantó que "la gran mayoría" de los jefes provinciales está "trabajando para que la Argentina tenga" una ley de proyección de gastos para el año próximo.

Al respecto, el rionegrino agregó: "No estamos en una situación de aprietes, o de cosas no deseadas, sino en un momento de discusión que tendrá su resultado".

Weretilneck consideró que hay "un buen ámbito para empezar" el debate con las autoridades nacionales, pero reconoció que "cada provincia tiene su relación particular" con Balcarce 50.

Por su parte, Rodríguez Saá adelantó que no avalará el presupuesto y cuestionó el acuerdo con el FMI). En ese sentido, el puntano aseguró que si el proyecto de ley "es verdaderamente horripilante y no hay otra forma", lo rechazará.

"El presidente nos ha convocado a una reunión. Creo que está instalado que los gobernadores iremos a avalar el presupuesto y que ya sale. No es así", advirtió el mandatario.

En esa línea, Rodríguez Saá enfatizó: "Lo que haremos es, por primera vez, informarnos cómo es el presupuesto. Supongo que nos entregarán el proyecto en la mano para estudiarlo. Después de que nos vayamos el martes (por mañana), los estudiaremos y, seguramente, propondremos modificaciones. Porque, ¿quién quiere votar el presupuesto del FMI? Yo no".

Por su parte, a fines de la semana pasada, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, había puesto en duda la firma a libro cerrado del proyecto y, categórico, aseguró: "No somos responsables del déficit nacional" (ver aparte).

En la Rosada pretenden que el presupuesto ingrese el viernes a Diputados, donde podrían votarlo el 24 de octubre. El objetivo es tenerlo convertido en ley el 13 de noviembre, con la aprobación en el Senado.

El visto bueno de los mandatarios provinciales para fortalecer la institucionalidad frente al tembladeral cambiario es clave, como indicó en un reciente informe la consultora Idesa, en el que afirmó: "La prioridad es acordar con los gobernadores, no con el FMI".

Sin embargo, un sector de los gobernadores irá a la Rosada a escuchar las propuestas e informarse antes de firmar el convenio y posar para la típica foto que consagrará el respaldo a la gestión de Cambiemos.

Fuentes vinculadas a los gobernadores que no integran el grupo de los dialoguistas aseguraron que difícilmente pueda arribarse mañana a un pacto, más allá de de las cuestiones protocolares.

Paralelamente, los jefes provinciales más afines a la gestión nacional están dispuestos a apoyar y "ayudar responsablemente".

"No vamos a firmar a libro cerrado. Queremos escuchar y opinar sobre cuestiones que impactan directamente sobre la vida del pueblo", deslizaron.

La previa

Mañana, los mandatarios provinciales se reunirán nuevamente en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI), a las 10, para debatir la posición que llevarán al encuentro con Macri anunciado, para las 17.

La última reunión de gobernadores en el CFI fue motorizada por el tucumano Juan Manzur y asistieron Carlos Verna (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Lucía Corpacci (Catamarca), Roxana Bertone (Tierra del Fuego), Mariano Arcioni (Chubut), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Rodríguez Saá y los vicegobernadores de Chaco y La Rioja, Daniel Capitanich y Néstor Bosetti, respectivamente.

Además, en medio de las negociaciones, la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo tratará mañana en el Congreso el polémico decreto (DNU) que eliminó el llamado fondo sojero.

Antes de asistir al encuentro con el presidente, los gobernadores se reunirán en el CFI

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});